Estas son las medidas de seguridad que tendrá Bogotá para navidad

Alcaldía de Bogotá

Ad portas de la temporada decembrina, ayer la Administración Distrital, a través de la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia, socializó el Plan Navidad 2022, que abordará ocho dinámicas concretas para hacerle frente a los homicidios, al consumo excesivo de licor (que a su vez genera riñas, intolerancia y lesiones personales), a los hurtos de todo tipo y al uso de la pólvora.

Así mismo, serán priorizadas nueve zonas de comercio, seis de rumba, ocho puntos de recepción, 66 puentes, y habrá un total de 2.651 funcionarios (356 de la Secretaría de Seguridad, 215 de la Secretaría de Gobierno y 2.080 policías). Recordó, además, que para la primera semana de diciembre está previsto que lleguen 1.500 policías nuevos para complementar la seguridad ciudadana. 

Este plan, indicó la Alcaldía, se mantendrá hasta el 10 de enero de 2023 y ya se está trabajando en función del mismo, hasta que pase el puente de Reyes. 

“Bogotá tiene una inmensa oferta de entretenimiento, cultura, comercio, y es una ciudad muy dinámica, que nos obliga permanentemente a trabajar articuladamente con la policía y con las distintas entidades del Distrito para brindar seguridad, orden y convivencia a los ciudadanos. En esta época de fin de año queremos garantizar plenas condiciones para que el proceso de reactivación económica avance y podamos disfrutar de todo lo que ofrece la ciudad en época navideña, pero con seguridad”, comenzó por advertir el secretario de Seguridad, Convivencia y Justicia, Aníbal Fernández de Soto.

15 zonas focalizadas

Dicho esto, y en equipo con el sector empresarial, en una primera medida el secretario Fernández recordó la entrada en vigencia, la semana pasada, del Decreto 518, para que en los espacios de rumba haya menos factores de riesgo, en un trabajo articulado con los sectores logísticos de estos locales.

Las zonas que a este respecto fueron priorizadas por parte de la Alcaldía fueron las de Lourdes-Hippies (Chapinero); la Zona Rosa o Zona T (Chapinero); la Primero de Mayo–HipoTecho (Kennedy); Modelia (Fontibón); Subazar (Suba) y Galerías (Teusaquillo).

“Y con Fenalco y otras agremiaciones de establecimiento de comercio, hemos priorizado unos ejercicios focalizados en San Victorino, la Carrera Séptima, el 20 de Julio, Galerías, El Restrepo, Alquería, Venecia, el 7 de Agosto, San Felipe y el 12 de octubre”, además de un trabajo que se adelantará con los vendedores informales.



Recepción de delitos y limpieza

La Administración indicó que también trabajará con las alcaldías locales y la Policía Metropolitana en los controles que permitan intervenir la receptación en el hurto, sobre todo en las modalidades de celulares y automotores.

“Con la Policía e incluso con el Ejército, con quienes tenemos permanentes ejercicios de control mixto en las entradas y salidas de la ciudad, también contamos. Pero particularmente estamos hablando de labores de control, inspección y vigilancia”, precisó.

Así mismo, se continuará con un ejercicio que ya se viene adelantando con la Unidad de Servicios Públicos y otras entidades del Distrito, “para hacer unas intervenciones permanentes de recuperación de espacio público, de limpieza y de orden de los entornos”.

“En total son más de 2.650 funcionarios que van a estar dedicados al plan de fin de año y de Navidad. Tendremos la capacidad de gestores de convivencia, de gestores de diálogo, equipos de las alcaldías locales que atenderán en distintos horarios en estos entornos, y con relación a la Policía Metropolitana, el general Triana ha ordenado que más de 2 mil policías de la ciudad estén en permanente labor de control y prevención para dar un acompañamiento visible a los bogotanos. Son 15 las entidades que se han articulado para este propósito y lo que buscamos es seguir reduciendo los factores de riesgo”, añadió el secretario de Seguridad.

Y con relación al uso indebido de la pólvora, “solamente se podrá usar en lugares y eventos previstos que tengan las autorizaciones correspondientes (…) Por eso vamos a intensificar nuestros controles, para evitar su uso indebido y que ocasionen quemaduras, sobre todo en población menor de edad”, concluyó el secretario ayer.