Tras 7 años, Colombia y Venezuela reanudan transporte fronterizo

Mintransporte

Desde hoy tanto los colombianos como los venezolanos podrán cruzar la zona fronteriza entre los dos países sin ninguna limitación. Al eliminarse las barreras y vehículos que permanecían atravesados en los puentes Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander en área venezolana, el transporte tanto de carga como de pasajeros comenzará a fluir sin tropiezos.

La aerolínea venezolana turpial Airlines recibió autorización para aterrizar en Bogotá hoy 26 de septiembre, proveniente de Caracas. Así lo confirmó la Aeronáutica Civil.

Y agregó que el vuelo llegará de Caracas y será el primero de 27 vuelos previstos de aquí al 30 de diciembre.

Por parte de vuelos desde Colombia, el primero lo realizará la aerolínea Wingo el 4 de octubre de 2022.

Así mismo, ya tiene abierta la comercialización de decenas de vuelos entre ambos países para fechas posteriores, los cuales se pueden adquirir en tres categorías: Basic, Plus y Premium.

De acuerdo con la agencia AFP al cierre de esta edición, en San Antonio del Táchira, centenares de personas atravesaban a pie desde anoche los cruces entre Venezuela y Colombia, como es habitual, en vísperas de la reapertura comercial de la frontera binacional, que se celebrará con un primer paso simbólico de vehículos de carga.

Hoy, los camiones pasarán por el principal cruce fronterizo, que comunica las poblaciones de San Antonio en Venezuela y Cúcuta en Colombia, en un acto que marcará el punto de partida para el restablecimiento pleno del transporte comercial luego de siete años de restricciones y tres de cierre.

Más acción

Rossana Morales, comerciante de 34 años, celebra el momento, pues el cierre "afectó todo" en poblaciones próximas a la frontera, según dijo a la AFP al pasar junto a su familia el puente Simón Bolívar, de vuelta al venezolano estado de Táchira, luego de comprar comida y medicinas del lado colombiano.

"Que no quede en palabras y en la televisión, que de verdad se cumplan las cosas", expresó por su parte Libardo Sanguino, de 52 años, en otro de los cruces limítrofes, en Ureña, localidad vecina de San Antonio.

El paso de vehículos de carga fue restringido en 2015 y bloqueado por completo en 2019, cuando el gobierno de Iván Duque reconoció al dirigente opositor Juan Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela por cuestionamientos a la reelección de Nicolás Maduro. Los pasos fronterizos quedaron restringidos solamente al paso peatonal.

Caracas rompió entonces relaciones diplomáticas con Bogotá, restablecidas ahora con la llegada al poder del presidente izquierdista Gustavo Petro.



Intercambio

El intercambio comercial, que llegó a rozar US$7.200 millones en 2008, se desplomó con el cierre de la frontera. La privada Cámara Colombo-Venezolana de Integración (Cavecol) maneja proyecciones de US$800 millones a US$1.200 millones para este año.

Las autoridades venezolanas han anunciado un refuerzo de la seguridad de cara a la "normalización" de la frontera.

"Tenemos todo un operativo de reforzamiento" de la seguridad, dijo el sábado Freddy Bernal, gobernador del Táchira. "Cada vez serán mayores los controles", agregó.

Bernal informó que se pondrán en marcha unidades especiales de la policía regional para que "no sea la apertura de la frontera un mecanismo para el lavado del dinero del narcotráfico o de acciones ilícitas".

Preparación

De otro lado, los gremios económicos tanto de Colombia como de Venezuela dijeron que estaban preparados para la reactivación económica.

En los últimos días, tras conocerse el anuncio de restablecimiento de relaciones por parte de los presidentes de ambos países, los empresarios en Norte de Santander, junto con sus pares del estado Táchira, empezaron a definir cuáles serían los productos que inicialmente se estarían exportando.

Tanto es así que Colombia enviará el primer día de la reapertura más de 100 toneladas de mercancía entre papel higiénico, polietileno, confitería, insumos médicos, derivados del plástico y cartón corrugado.

Según datos suministrados por los gremios económicos en el departamento, en papel higiénico se enviarán 20 toneladas, de polietileno 25, en confitería general otras 20, de cartón corrugado 20, insumos médicos 20 y derivados del plástico unas 30 toneladas.

Ramiro Martínez, representante de Industrias Marplast S.A.S. Colombia y uno de los primeros exportadores al vecino país, no oculta su alegría de reactivar económicamente a Norte de Santander y el estado Táchira, ya que sus productos antes eran enviados al vecino país por La Guajira.

“Muy contentos y dándole gracias a Dios por esta oportunidad que se nos brinda de nuevo porque ya son siete años que tenemos la frontera cerrada, para nuestra gente acá y como nuestros vecinos del estado Táchira es muy necesario que esta apertura se haga porque es una convivencia que tenemos de toda la vida”, indicó el empresario.

De otra parte, Víctor Méndez, director ejecutivo de la Cámara Colombo Venezolana, explicó que saldrán siete vehículos de carga pesada, en horas de la mañana, y el paso se hará a través de los puentes Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander. En el primero pasarán cuatro tractomulas y el resto llegará por Ureña, mientras que desde Venezuela a Colombia pasarán seis vehículos de carga./AFP y redacción

Aumento de pie de fuerza

Luego de la reunión entre los ministros de defensa de Colombia, Iván Velásquez Gómez, y de Venezuela, general Vladimir Padrino López, se estableció el aumento del pie de fuerza para el eje fronterizo en los 164 kilómetros que hay entre el estado Táchira y Norte de Santander.

Asimismo, mañana, al otro día de la reapertura de la frontera, se van a instalar tres unidades especiales, solo para la zona fronteriza.

La primera es “la Unidad de Inteligencia Financiera”, y su función es “hacerles un seguimiento a los capitales extraños que comiencen a aparecer en la compra de locales, mercancía, lavando de esta manera el dinero del narcotráfico a través de intercambio de productos”, de acuerdo con autoridades tachirenses.

La segunda será la “Unidad de Legitimación de Capitales”, que trabajará con registros y notarías para evitar legalizaciones de negocios, empresas y ventas de características extrañas".

Y por último se va a instalar la “Unidad de Inteligencia estratégica de Frontera”, la cual se encargará de temas relacionados con la seguridad, buscando tener un contacto directo con los empresarios y comerciantes de la frontera y evitar que sean víctimas de delitos como la extorsión y el secuestro.