Semana clave para defensa de Uribe ante la Corte Suprema

Archivo El Nuevo Siglo

La defensa del senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez radicó la semana pasada un extenso documento ante la Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia en la que hace varias solicitudes frente al proceso que se sigue contra el exmandatario.

La primera consideración que hizo el abogado Jaime Granados Peña, apoderado de Uribe, es una amplia explicación jurídica de porqué no presentó el recurso de reposición a que tenía derecho frente a la medida de aseguramiento de detención preventiva contra su cliente.

Granados argumentó que “es inocuo” presentar ese recurso teniendo en cuenta que “es la misma Sala quien debe resolverlo”, por tanto “no hay garantías” de que este recurso pueda beneficiarle.

Una segunda petición se refiere a la reiterada posición de la defensa de que la Corte acoja su solicitud de hacer público todo el expediente para evitar que continúen “las filtraciones ilegales” de apartes del expediente.

“No puedo decir quién, pero lo cierto es que filtraron la decisión y han estado sacando los aspectos negativos de las interpretaciones de la Corte y nosotros no estamos de acuerdo con ese juego sesgado. Por eso fue que pedimos que en desarrollo de la transparencia y del principio de publicidad que permita que la opinión pública conozca qué es realmente lo que hay en ese proceso”, le dijo Granados a EL NUEVO SIGLO.

La tercera línea de acción de la defensa se encaminará a partir de esta semana -aunque ya se ha pedido en varias oportunidades a la Corte- a que se llame a declarar a varios testigos que considera clave para la defensa de Uribe.

Se refiere a Juan Carlos Sierra, el ‘Tuso’, un narcotraficante confeso extraditado a Estados Unidos; a la exagente de la CIA, Lisa Ruth, quien habló con Sierra en una prisión de Estados Unidos; Deyanira Gómez, esposa del testigo Juan Guillermo Monsalve, y hasta el propio Carlos Enrique Vélez, alias ‘Víctor’, quien ha denunciado presiones del Senador del Centro Democrático.

Las otras acciones

Pero estas no son las únicas acciones que se emprenderán esta semana en solidaridad con el senador Uribe.

Sus seguidores están empeñados en realizar una gran ‘tutelatón’ bajo razones tan variadas como la defensa del derecho a la protección, el derecho a la libertad, el derecho a la representación popular y el debido proceso, entre muchas otras.

Instancias internacionales

Pero Granados no descarta una posibilidad de la que se ha venido hablando en los últimos días: acudir a instancias internacionales.

El abogado ha reiterado en diversas oportunidades que la actuación de la Corte ha sido “arbitraria y abusiva”, pero se abstuvo de adelantar cómo está planteando su estrategia de defensa.

Sin embargo, es claro y así lo dijo este domingo Granados en otros medios de comunicación, que no descarta la posibilidad de acudir a instancias internacionales.

De hecho, ese es uno de los mecanismos que dirigentes del uribismo están explorando para llevar el caso ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos para pedir medidas cautelares, con el fin que el exmandatario pueda defenderse en libertad.

Otra de las opciones que el uribismo ha planteado como posibilidad es que el jefe del Centro Democrático renuncie a su curul en el Senado para que el expediente sea remitido a la Fiscalía, pues perdería el fuero constitucional.

Sin embargo, la defensa no se ha pronunciado, teniendo en cuenta que ya la Corte Suprema ha reiterado que no siempre la renuncia al fuero implica que ese Tribunal pierda la competencia.

Ni ‘Caliche’ ni Monsalve

Pero mientras avanza el proceso en la Sala Especial de la Corte, el abogado Granados ha continuado haciendo públicos algunos argumentos que contradicen los de la Corte Suprema.

Sí, el sábado pasado la defensa del expresidente reveló un nuevo comunicado, el número 8 en dos semanas, en el que busca desmentir que Uribe haya coordinado para que Carlos Eduardo López, alias ‘Caliche’, compañero de celda de Juan Guillermo Monsalve, haya presionado a uno de los testigos principales en su caso.

“Eso nunca sucedió. Solo con mala fe se puede leer lo que realmente ocurrió con sentido criminal”, dice el penalista.

Granados insiste que, por ello, es necesario que “se conozca la totalidad del expediente”.

La defensa sostiene que “queda nuevamente en evidencia que aquí solo vale aquello que coincida con el imaginario sesgado de quienes interpretan cada hecho con malevolencia y sentido conspirativo”.

Interceptación ilegal

Este domingo, el abogado Granados expidió un nuevo comunicado en el que vuelve a cuestionar la ilegalidad de las interceptaciones a su cliente.

Por ello, anunció que insistirá nuevamente ante la Corte para que “se hagan públicas todas las interceptaciones ilegales de las que el Presidente fue víctima, sin perder de vista que es imposible que lleguen a tener vocación probatoria en el proceso, únicamente con fines de información para la opinión pública”.

A respecto, Granados le pidió a la Sala Especial de Instrucción que excluya dichas interceptaciones tras “advertir su abierta ilegalidad”.

No obstante, esa petición ya había sido descarta por la Sala Especial el 18 de febrero de 2019 cuando les dio validez.

Y pese a que la defensa, desde octubre de 2018, formuló denuncia penal contra el investigador del CTI que realizó las interceptaciones por orden de la Corte, el abogado defensor insistirá ante al alto Tribunal para que estas sean retiradas del expediente o, al menos, se hagan públicas.

“A pesar de que las interceptaciones no reflejan ninguna actuación ilegal por parte del presidente Uribe, en desarrollo de la búsqueda de la verdad, se insistirá en que el país pueda conocer la abierta ilegalidad que comportó dicha interceptación y que se sancione a los responsables de la misma”, concluyó Granados.