El dólar siguió bajando y cotización del crudo aumentó

Alex Londoño

El dólar en el mercado colombiano descendió nuevamente ayer y se mantuvo por debajo de los $4.300. La moneda extranjera terminó la jornada en un precio promedio de $4.230, es decir, cayó $43 frente a la TRM del día anterior, que fue de $4.273.

Ayer la tasa de cambio culminó en $4.231. La divisa estadounidense completó así una nueva jornada bajista, tendencia que se ha mantenido en lo corrido de la semana.

Teniendo en cuenta la última semana, el dólar estadounidense marca una disminución del 2,37% frente al peso colombiano; pese a ello en términos interanuales aún mantiene una subida del 12,05%.

Los analistas concuerdan en que la moderación del discurso del nuevo Presidente es clave en la tendencia a la baja de la tasa de cambio. “La señal que nos están mandando es que el nuevo Gobierno quiere actuar bajo las reglas de juego existentes, y que, si bien está buscando ciertos cambios, eso genera algo de tranquilidad en términos de los mercados”, manifestó Jackeline Piraján, economista de Scotiabank Colpatria.

Sobre esto, el peso colombiano se ha mostrado fuerte frente al dólar desde la toma de posesión del Presidente, incluso con respecto a los anuncios de medidas económicas como la reforma tributaria.

De otra parte, los precios del petróleo subieron ayer sostenidos por la demanda en Estados Unidos y también por la posibilidad de que algunos países europeos se pasen al crudo ante la subida del gas.



El barril de Brent del mar del Norte para entrega en octubre terminó en Londres con un alza de 2,25% a US$99,60. En tanto, en Nueva York, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en septiembre ganó 2,62% a US$94,34.

Los precios subieron ante "la sorpresa positiva sobre la inflación" en Estados Unidos, que según datos del miércoles cedió en julio a 8,5% en 12 meses desde 9,1% en junio, recordó Craig Erlam, de Oanda.

Phil Flynn, de Price Futures Group, recordó que un reporte de la Agencia Internacional de Energía (AIE) "reconoció que Europa atraviesa dificultades y que ciertos países deberán pasarse al petróleo desde el gas, para mantener la luz encendida".

"Con varias regiones expuestas a abrasadoras olas de calor, los últimos datos confirman un mayor uso del petróleo para producir electricidad, en particular en Europa y Oriente Medio, aunque también en Asia", apuntó la AIE.