CONGRESISTAS DICEN QUE ES UNA DECISIÓN AUTÓNOMA
¿Fisuras en coalición petrista por elección de Contralor?

Twitter Roy Barreras

El favoritismo para ocupar la Contraloría General entre los aspirantes seleccionados lo tiene María Fernanda Rangel, pues Cambio Radical, La U, Liberal y Conservador la están apoyando, estos tres últimos de la coalición del nuevo gobierno. Se plantea de esta forma una divergencia pues el Pacto Histórico tiene otro nombre en mente. ¿Afectaría ello la cohesión del bloque para lo que viene en cuanto al respaldo a los proyectos que presente Petro? EL NUEVO SIGLO consultó y encontró que no sucedería.

Parlamentarios de los partidos Liberal, La U y Conservador coincidieron en que la elección del Contralor General de la República, en reemplazo de Carlos Córdoba por la finalización de su periodo, es una decisión autónoma del poder Legislativo.

Agregaron los integrantes de estos partidos que sus colectividades siguen firmes en la coalición del nuevo gobierno para apoyar los proyectos que presente y que le sirvan al país.

En tanto que politólogos consultados indicaron que es saludable para la independencia del entrante Contralor, que no sea elegido necesariamente el que ve con buenos ojos el próximo gobierno.

De otra parte, ayer en la tarde una comisión accidental de senadores y representantes entrevistó a los aspirantes a Contralor, con el fin de elaborar una nueva lista de 10 para que el próximo 18 de agosto el Congreso haga la elección.

Las razones del Congreso

La senadora Clara López se refirió a la decisión de La U, el Partido Conservador y Liberal de apoyar a Rangel.

Dijo que el Pacto Histórico todavía no se ha reunido para valorar las candidaturas, “por ese lado me parece que nos llevan ventaja porque como ellos eran coalición mayoritaria en el Congreso anterior, tienen mayor conocimiento de los candidatos y van tomando sus decisiones de bancada, que desde luego en materia de votación es de carácter individual y secreto, y ya veremos cómo se pronuncian”.

Agregó que “no veo que haya hasta este momento ninguna amenaza o preocupación con la coalición de gobierno que se estipuló alrededor de la agenda legislativa, y no de la elección de Contralor o Contralora”.

Mientras que el senador del Partido de La U, Berner Zambrano Erazo, dijo que “no conozco a quién es que apoya el Pacto Histórico, y la elección del Contralor General de la República es de resorte del Congreso. Esperaría que esas determinaciones no afecten la coalición de gobierno que se ha conformado en lo que tiene que ver con los temas de agenda legislativa”.

Agregó que “la situación es totalmente diferente, la una es como la elección de las mesas directivas del Congreso, eso es resorte nuestro; la elección del Contralor, eso es resorte del Congreso. De tal manera que esperaría que no afecte en absolutamente nada. Son situaciones totalmente independientes. Nosotros del gobierno, con el legítimo derecho de las discusiones, de las modificaciones, acompañaremos la agenda legislativa”.

Por su lado, el representante conservador a la Cámara por el Atlántico, Armando Antonio Zabaraín, dijo que “son posiciones que asumen los partidos, con una decisión del tema definitivamente parlamentario, no entendería cómo podría afectar también lo otro”.

Agregó que cuando el electo presidente Petro invitó a las diferentes fuerzas políticas a hacer parte de un gran acuerdo nacional para las reformas que requiere el país, “consideramos que fue oportuno que dijéramos ‘vamos a hablar sobre ese tema y vamos a mirar entonces en qué consiste el acuerdo nacional’. Esperaremos cómo se va a desarrollar, lógicamente con nuestra independencia de Partido. Lo que consideremos pertinente y sano para el país, lo estaremos respaldando, lo que consideremos que no sea sano o que raye sobre las líneas ideológicas nuestras, no lo respaldaremos”.


Le puede interesar: En medio de polémica, se integró nueva lista con aspirantes a Contralor


Mientras que el representante a la Cámara del Partido Liberal en Antioquia, Julián Peinado Ramírez,  dijo que “en democracia cuando hablamos entre demócratas, las decisiones del Congreso siempre deben tener un aire de independencia de las decisiones del Ejecutivo”.

Por ello aclaró que una cosa es la coalición de gobierno, “en la cual ya hay manifiesto por parte del Partido para las decisiones que son de iniciativa del Gobierno, entre ellas temas de reforma tributaria, de reforma a la salud, de reforma pensional, reforma agraria, que realmente corresponden a la nuez de la propuesta del presidente electo Gustavo Petro, y otra cosa son las decisiones que se organizan al interior del cuerpo colegiado, que es el Congreso de la República, en donde la autonomía, las coaliciones y las alianzas son normales”.

Inclusive, destacó Peinado, “creería que genera mayor independencia una decisión de los partidos teniendo un contralor que no tenga una simpatía especial con el doctor Gustavo Petro. Es por eso que respaldo de manera contundente la decisión tomada por los partidos en coalición haciendo respetar, por así decirlo, la autonomía y la soberanía en las decisiones del Congreso y la división de los poderes públicos en el Estado colombiano”.

Qué opinan politólogos

Para Juan Pablo Milanese, jefe del Departamento de Estudios Políticos de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Icesi, la situación que se presenta por la forma como se están jugando algunos de los partidos de la coalición del nuevo gobierno en la elección de Contralor, responde a las divergencias e intereses que normalmente surgen en este tipo de bloques.

“Son los problemas a los que se enfrentan normalmente las coaliciones. O sea, las coaliciones no son partidos, son la unión de diferentes partidos. Es razonable que dentro de una coalición sucedan este tipo de cosas”.

Añadió que evidentemente es un problema para un gobierno que se produzcan este tipo de situaciones en la coalición que lo respalda, pero dijo que es necesario tener en claro “que no en todo lo van a apoyar”.

Señaló también que “aquí hay un punto que es importante para tener en cuenta: normalmente se tiende a pensar en el Congreso como si fuera prácticamente una notaría del poder ejecutivo, donde pasan los proyectos y le ponen un sello. Pero los congresistas también tienen sus propios intereses y dentro de ese marco se hacen transacciones políticas en las que se transfieren recursos de poder, y no es raro que esto esté sucediendo”.

Dijo además que esto “lo que nos muestra es que justamente quien apoya al gobierno es una coalición. Si dentro de los partidos hay intereses diferentes, en las coaliciones con más razón. Pero creo que tampoco hay que sobredramatizarlo desde el punto de vista del impacto que tiene”.

En tanto que Felipe Cárdenas, profesor de Actualidad Política de la Universidad de La Sabana, dijo que “pienso que eso es parte de las fracturas que tienen los nuevos amigos del Pacto Histórico, y me parece que esas facturas son hasta cierto punto saludables para el ciudadano del común y para la autonomía de los distintos poderes públicos”.

En ese sentido destacó el hecho “de que los partidos de gobierno: el Liberal, el Conservador y La U, de todas maneras van a mantener un espacio de una relativa autonomía, que está condicionada porque no creo que sea una alianza y un cheque en blanco que le hayan otorgado al Pacto Histórico, pues están desde luego también detrás de sus partidas burocráticas”.