Costa Rica, primer país de América Latina en reducir tipos de interés

Banco Central de Costa Rica

La Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica ha decidido reducir el nivel de los tipos de interés en 50 puntos básicos, hasta llegar al 8,5%, lo que convierte al país centroamericano en el primero de América Latina en aplicar una postura de política monetaria "menos restrictiva".

El organismo central ha tomado en consideración que la inflación en el país mantiene un comportamiento "decreciente" y su trayectoria es coherente con la senda desinflacionaria prevista en el Informe de Política Monetaria publicado por el banco el pasado mes de enero.

Cabe recordar que en sus últimas dos reuniones de política monetaria, la entidad costarricense había optado por mantener la cifra en el 9% para combatir una cifra de inflación que todavía se encontraba "por encima del rango de tolerancia".

Sin embargo, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Costa Rica cayó en febrero hasta el 5,58% interanual, más de dos puntos por debajo del dato de enero, según divulgó a principios de marzo el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC). A su vez, la inflación subyacente ha retrocedido hasta el 4,8%.

Pese a ser cifras muy inferiores a las que se registraban a mediados del año 2022, el banco ha recordado que estos valores aún exceden la meta del 3% y que todavía persisten riesgos al alza que podrían retrasar la caída de los precios, los cuales muestran una "relativa resistencia".



Incertidumbre financiera 

Respecto a la incertidumbre que se ha instalado en los mercados financieros en la última semana, tras la crisis del Silicon Valley Bank (SVB), el banco de Costa Rica ha explicado que se introduce un "elemento adicional" que se debe de tener en cuenta a la hora de aplicar medidas de política monetaria.

En las últimas semanas, los bancos centrales de los distintos países de América Latina habían optado por mantener o incrementar ligeramente los tipos de interés. Hasta la fecha, ninguno había reducido la tasa.

En el caso de Costa Rica, el banco central ya había adelantado en su última reunión que se descartaban elementos que permitiesen prever incrementos adicionales en los tipos de interés "en el futuro cercano".

Con la decisión de Costa Rica, otros Estados de la región podrían animarse a tomar este paso, motivados a su vez por el efecto que podrían tener unos tipos de interés muy elevados en el desempeño de los bancos, como ha ocurrido en Estados Unidos con el SVB. Países como República Dominicana o Brasil mantienen los niveles de política monetaria muy elevados, pese a que la inflación se encuentra ya en el entorno del 6%.