Defensoría urge intervención humanitaria en Alto Baudó

Cortesía Unidad de Víctimas

Un llamado a las autoridades nacionales y regionales formuló la Defensoría del Pueblo frente a la situación humanitaria que afrontan 4.741 personas que se encuentran desde hace cuatro días en el municipio de Alto Baudó, Chocó, confinadas o desplazadas de sus parcelas tras los enfrentamientos entre grupos armados al margen de la ley.

Según se informó, producto de los enfrentamientos murió una persona de la comunidad embera por una bala perdida que provino de enfrentamientos entre el Eln y el ‘Clan del Golfo’.

“Desde el viernes participamos del Comité de Justicia Transicional para evaluar la situación y solicitamos a las autoridades activar la ruta de protección, atención y prevención para las comunidades e iniciamos una Misión de Verificación a la zona para monitorear la evolución de la calamidad pública”, informó Carlos Camargo Assis, Defensor del Pueblo.



El funcionario dijo que la comunidad está sin alimentación, sin recursos y confinadas en el resguardo, y otras personas en desplazamiento. Son personas que pertenecen a la comunidad indígena Moamía.

Desde septiembre de 2019 la Defensoría del Pueblo emitió alerta temprana de inminencia No. 041 – 19, donde se comunicó el elevado riesgo para la población civil debido a la disputa territorial entre el Eln y el Grupo Armado posdesmovilización de los grupos paramilitares.

Por su parte, el alcalde de Alto Baudó, Ulises Palacios, informó que en su jurisdicción se declaró la calamidad pública debido a la gravedad de la situación. “Son comunidades muy vulnerables, con mucha pobreza; tenemos que hacer presencia como municipio, dando la primera respuesta. Esperamos el apoyo de la Gobernación de Chocó y la Unidad Nacional de Víctimas”, dijo el mandatario local.