Prevén exportar más de US$1.500 millones en flores

Foto archivo AFP

Con el objetivo de exportar US$1.500 millones este año, el sector floricultor comenzó a desarrollar su agenda intensiva en los diferentes mercados. En efecto, con el trabajo de más de 140 mil empleados y empleadas formales del sector floricultor, el país hará posible que el próximo 14 de febrero países como Estados Unidos, Inglaterra y México, entre otros, celebren el Día de San Valentín con “Flores de Colombia” una marca país, bandera de las exportaciones nacionales.

“Son cerca de US$1.500 millones los que esperamos exportar durante el 2020 y la celebración del Día de Valentín representa más del 15% de esa cifra, de ahí la importancia de esta fecha, en la que la calidad, diversidad y perdurabilidad de nuestras flores son demandas alrededor del planeta, aseguró Augusto Solano, presidente de la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores, Asocolflores.

Diferentes colores y aromas de especies como rosas, claveles, crisantemos, hortensias, alstroemerias y buques saldrán de los aeropuertos de Bogotá y Rio negro y los puertos de Cartagena, Santa Marta, Barranquilla y Buenaventura hacia los distintos países que los floricultores nacionales exportan sus productos

“Desde su cultivo hasta llegar a su destino la exportación de “Flores de Colombia” involucra una cadena logística que ha madurado durante 50 años en el país y que hoy reúne a exportadores, autoridades, transportadores aéreos, terrestres y marítimos y empresas de servicios, de agencia miento y de intermediación financiera”, lo que demuestra la importancia para el país de esta actividad”, puntualizó el líder gremial. 

 

Las temporadas

Durante las temporadas, especialmente en la de San Valentín, se llega a triplicar la operación logística de envíos y por ello Asocolflores desarrolló el denominado Plan Pétalo, que hoy es ejemplo de buenas prácticas para otros sectores agrícolas en Colombia y el exterior. 

El Plan Pétalo es un dispositivo de seguridad y de coordinación con las autoridades y la cadena logística del sector a nivel nacional, que tiene como objetivo apoyar la movilidad y flujo de la carga y prevenir ilícitos, especialmente los relacionados con la contaminación y el hurto de flores.

 

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) del Pacto Mundial hacen por primera vez en la historia un llamado internacional para que sean las empresas quienes impulsen el desarrollo sostenible de todas las personas, y se han convertido en parte fundamental en la decisión de compra, esto significa trabajar en muchos campos de acción”, dijo Augusto Solano.  

De acuerdo a Solano, el sector floricultor colombiano es uno de los líderes mundiales en sostenibilidad. De la mano de “Florverde® Sustainable Flowers”, hoy el 48% de las exportaciones de Colombia están certificadas por un sello que audita y contribuye a la mejora continua de los productores en toda su cadena de valor, y la cifra sigue creciendo. Florverde® Sustainable Flowers es la segunda certificación más antigua del mundo para flores, cuenta con una homologación de Global G.A.P a nivel de buenas prácticas agrícolas y ambientales y un reconocimiento mutuo con Rainforest Alliance.

En el mismo sentido, y gracias a la iniciativa “La Ruta de la Sostenibilidad” de Asocolflores, que incorpora en las fincas buenas prácticas sociales, laborales, ambientales y de calidad para la sostenibilidad futura de la floricultura, se ha reducido en los últimos cinco años el consumo energético en 61%, se logró que el 44% del agua que utilizan las empresas floriculturas provenga de agua lluvia y se disminuyó el uso de pesticidas químicos a un 43%.

Cabe destacar que los asociados a Asocolflores han aunado esfuerzos y han logrado en los últimos años acompañar a más de 30 mil familias floricultoras en la búsqueda de soluciones para adquirir vivienda y han beneficiado a 13 mil niñas, niños y jóvenes brindándoles acceso a una educación de calidad. Finalmente, cerca de 2 mil hijos de trabajadores floricultores se han visto beneficiados de programas que mejoran sus actividades de esparcimiento a través de las escuelas de formación deportiva y cultural.