Huevos, pan y el pollo subirían por bloqueos en vía a Buenaventura

Foto Eltabloide.com

Los bloqueos en la vía que conduce de Buga a Buenaventura, que completan seis días, provocarían un aumento adicional a los precios de los huevos, el pan, el pollo y otros alimentos.

La razón es que gran parte de los insumos que requieren estos productos prácticamente están represados en medio de los bloqueos a más de seis mil tractomulas que tienen como ruta el puerto de Buenaventura hacia el interior del país.

Así mismo, la situación está complicando las exportaciones de un gran número de productos colombianos desde ese puerto, que es clave en la logística de comercio internacional. Varios grupos de comunidades indígenas de la región son los que han interrumpido la movilidad en esa vía por donde se transportan cerca de 50 mil toneladas diarias de productos.

De acuerdo con voceros gremiales, estos bloqueos están dejando pérdidas diarias de casi $6.000 millones.

A última hora se conoció que las comunidades afro e indígenas de los corregimientos de Cisneros y La Delfina, donde están los puntos de los bloqueos, permanecen a la espera de respuestas y soluciones por parte del Gobierno nacional, y manifestaron que como gesto de buena voluntad, abrirían ayer el corredor hasta las 9:00 de la mañana, pero inmediatamente los camioneros rechazaron esa solución y decidieron atravesar sus vehículos en la vía, manifestando que “o nos arreglan definitivamente esta situación o de aquí no nos movemos”.

Los exportadores

El presidente de Analdex, Javier Díaz, dijo que tras casi una semana de bloqueos hay preocupación entre los exportadores e importadores, ya que el 40% del comercio se realiza desde esta zona del país. Aseguró que este bloqueo puede traer consecuencias en la inflación y con ello mantener la tendencia del alza de precios.

Dentro de algunos de los productos que podrían llegar a presentar un incremento bastante considerable está el maíz amarillo, que es la principal fuente de alimento utilizada en los criaderos de avícolas, así como también para los productos de panadería: “Si estos productos no se pueden movilizar, comenzarán a escasear y se comienza a subir más de precio”.

“La inflación empieza a pasar la cuenta y todos los colombianos pagaremos esa factura”, resaltó Díaz.

Agregó que, tras una conversación con el ministro del Interior, Hernando Alfonso Prada, se acordó enviar hoy una delegación para tratar de dialogar con los grupos que protestan. Díaz expresó que no tiene conocimiento específico sobre las razones del bloqueo, pero mencionó que estas podrían estar relacionadas con las emergencias ambientales causadas por el invierno donde viven las comunidades del sector y que no han sido atendidas.

Ante este hecho, el presidente de Analdex hizo un llamado al Gobierno nacional para que gestione una pronta solución.

Dificultades

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, María Claudia Lacouture, dijo al respecto que “desde la Cámara Colombo Americana, AmCham Colombia, creemos en el derecho a la protesta, pero este no puede ser objeto de obstaculizar la movilización. Cada una de estas acciones está impidiendo un proceso de reactivación, reapertura y de mejora de los procesos productivos colombianos. Necesitamos y hacemos un llamado a las autoridades para que podamos resolver las necesidades de las personas que están protestando, pero que al mismo tiempo no se obstaculice la movilización que impacte el desarrollo económico de todos los colombianos”.

Edwin Maldonado, director del Comité Intergremial del Valle, dijo que los sobrecostos que se tienen que pagar por logística están entre los $2.000 millones y $3.000 millones diarios.

“La situación es muy preocupante, pues Buenaventura viene sufriendo una problemática social bien grande y ahora el municipio se encuentra prácticamente incomunicado y el único acceso y salida que tienen los vehículos es por Mediacanoa, que como es bien sabido es una vía apta solo para carros pequeños y no transporte de carga como el que está transitando ahora”, expresó Maldonado, quien agregó que por esta situación se ve fracturada la competitividad del puerto, ya que las cargas empezarían a ser trasladadas a los puertos del Caribe.

“Buenaventura es centro de abastecimiento de todo el Litoral Pacífico y con esta situación se afecta la economía del municipio y de la región”, manifestó Maldonado.



Represamiento

A su vez, Juan David Castaño, gerente regional Suroccidente de Analdex, dio a conocer que la DIAN ya entró a suspender los términos legales de las mercancías los cinco días que tienen legalmente para llegar a su destino.

“Entre 80 mil y 90 mil toneladas de mercancía están represadas, generando unos sobrecostos inmensos. Por esos represamientos un contenedor se tarda en sacar entre tres y cuatro días”, explicó.

Fredy Asprilla, director regional de Colfecar en Buenaventura, dijo que afortunadamente en la noche del lunes abrieron la vía a la altura de Cisneros y por los menos 1.500 vehículos que estaban represados alcanzaron a entrar y salir del municipio.

Por su parte, Orley Mauricio Aguirre, alcalde (e) de Buenaventura, expresó a los medios que se les garantizarán los derechos a las comunidades y se hará la oportuna intervención a las familias afectadas.

Obras

Al mismo tiempo, el Instituto Nacional de Vías, Invías, señaló que el plazo previsto para ejecutar las obras que permitirán restablecer la movilidad segura por el corredor de la vía entre Dagua y Buenaventura, es de seis y ocho meses. Las grietas, a la altura del kilómetro 59, alcanzaron una profundidad de hasta dos metros, por lo que la carretera permanece cerrada y debe utilizarse el paso por Mediacanoa.

Efectivamente la situación en la vía Cali-Buenaventura se ha complicado por los daños generados por el recrudecimiento de la temporada invernal. De hecho, el Comité Intergremial y Empresarial del Valle del Cauca (CIEV) le pide al Gobierno nacional que intervenga "de manera especial e inmediata la vía a Buenaventura, ante la delicada situación que se presenta en esta región".

"La situación social de Buenaventura y de los municipios aledaños se ha agravado por los impactos de la emergencia invernal, que no solo afecta a las comunidades que se encuentran en zonas de riesgo sino a toda la población, debido al cierre de la vía Simón Bolívar registrado desde el 27 de octubre pasado. A esta situación –añadió el CIEV– se suman los bloqueos que realizan comunidades indígenas y/o afrodescendientes por solicitudes que tienen ante el Gobierno nacional, la más reciente en Cisneros y La Delfina.

Piden intervención del Gobierno

Mientras tanto, los gremios y empresas del transporte de carga por carretera del país agrupados en Colfecar, le pidieron al Gobierno “la intervención inmediata del Gobierno nacional para solucionar los problemas de movilidad que se presentan en la vía a Buenaventura, debido a los bloqueos de las comunidades de la región y la ola invernal que se registran en esta zona del país”.

Señalan que “la situación es realmente preocupante si se tiene en cuenta que por esta zona transitan seis mil vehículos entre camiones de carga y particulares y se movilizan en promedio 50 mil toneladas diarias”.  



Asegura Colfecar que “esta situación, que lleva varios días sin solución, está generando cuantiosas pérdidas económicas para el sector del transporte por carretera, lo que genera impactos negativos en la cadena de suministro de la canasta familiar y el comercio exterior, puesto que no se puede cumplir con los compromisos de entrega de la carga oportunamente y retrasa la evacuación de los contenedores de importación”.

Indica el gremio que “vemos con preocupación que a raíz de esta situación el sector avícola y porcino del Valle del Cauca se vea gravemente afectado por la muerte de aves y porcinos, debido a la falta de alimentos, lo que llevaría a una crisis y el aumento desbordado de precios, tal ocurrió en el más reciente paro nacional. Nuestra alarma y llamado al Gobierno nacional también se extiende para lograr la protección de las demás zonas de la costa pacífica, teniendo en cuenta que Buenaventura es la despensa de esta región del occidente colombiano”.