Trump afirma que reunión con Erdogan fue "muy productiva"

Foto Anadolu

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este miércoles que las reuniones con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y sus altos funcionarios fueron “muy productivas”, en las consultas que excedieron el tiempo que se tenía previsto.

Durante una rueda de prensa realizada después de las reuniones, Trump señaló que las discusiones fueron “grandiosas”.

Las reuniones que en un principio se esperaba durarían tres horas, terminaron siendo de cuatro horas en vista del amplio número de temas que en ellas se trataron.

“La alianza turco-estadounidense puede ser una poderosa fuerza para la seguridad y la estabilidad, no solo en Oriente Medio sino más allá. Espero trabajar con usted”, declaró Trump refiriéndose a Erdogan.

El presidente de Estados Unidos elogió a Turquía como un “gran aliado de la OTAN”, después de que él y Erdogan discutieron una gran variedad de tópicos, desde la disputa por la adquisición de Ankara del sistema de defensa aéreo S-400, pasando por los jets de combate estadounidenses F-35, el comercio bilateral hasta la pausa de Turquía de su operación antiterrorista en el norte de Turquía.

Trump agregó que él y Erdogan dieron instrucciones a sus altos funcionarios de “trabajar de inmediato para resolver el problema de los S-400”.

Según Trump, el hecho de que Turquía haya aceptado la compra de los S-400 “crea algunos desafíos serios para nosotros, y lo hablamos constantemente”.

“Hablamos de eso hoy. Lo hablaremos en el futuro. Con suerte, podremos resolver la situación”, expresó el mandatario estadounidense.

La adquisición de Turquía del avanzado sistema de defensa llevó a la administración de Trump a remover a Turquía del programa conjunto de los aviones de ataque F-35 en julio. Estados Unidos sostiene que Rusia podría utilizar el sistema para obtener detalles clasificados en el avión y que es incompatible con los sistemas de la OTAN.

Sin embargo, Turquía responde que el S-400 no se integraría en los sistemas de la OTAN y no representaría una amenaza para la alianza.

Con respecto a la expansión del volumen de comercio bilateral para llegar a los USD 100.000 millones, Trump cree que se logró “un progreso tremendo en eso”.

“Alentamos a Turquía a abrir aún más su mercado, y lo están haciendo”.

La Casa Blanca dio seguimiento a la reunión con una larga declaración que afirma que Turquía “tiene un enorme potencial como socio comercial de Estados Unidos”.

La declaración mencionó que la inversión estadounidense en Turquía en 2018 llegó a USD 4.700 millones, un aumento del 9% con respecto al año anterior. Mientras tanto, la inversión turca en estados Unidos alcanzó los USD 2.400 millones en el mismo año.

“Estados Unidos alienta a Turquía a abrir aún más sus mercados a los bienes y servicios estadounidenses, y a garantizar la igualdad de condiciones para nuestra relación comercial”, agregó la Casa Blanca.