ProBogotá presentó una visión de lo que será la capital en 2051

Foto El Nuevo Siglo - Diana Rubiano
El presidente de la República, Iván Duque, dijo que el Gobierno nacional está comprometido con el Metro, el Regiotram, las Áreas de Desarrollo Naranja y los Clúster productivos de la ciudad

_____________

En el quinto aniversario de ProBogotá, fundación que lleva media década fortaleciéndose y trabajando a manera de puente y catalizador entre el sector público y privado por el bien común de la capital del país y de su región circundante, se dieron cita grandes personalidades de la política y del empresariado tanto nacional como internacional, para evaluar cómo está avanzando Bogotá y cuáles son, a largo plazo, sus perspectivas.

Habiendo identificado como un problema calificado de “inaceptable”, el hecho que la capital de la República no cuente con una visión a largo plazo de ciudad, ProBogotá presentó ayer una visión de 32 años para consolidar una hoja de ruta que sobreviva al paso de las décadas, y que el Gobierno nacional, a su vez, respaldó.

¿Y el plan a largo plazo?

Tomando como punto central de su argumentación el verbo de planificación el presidente de ProBogotá, Juan Carlos Pinzón, si bien reconoció los avances que ha experimentado la ciudad en los últimos cuatro años de la actual administración de Enrique Peñalosa, condenó la falta de un plan a largo plazo de la ciudad capital.

“Si debo decirlo con mucha franqueza: creo que es lamentable que Bogotá hoy no tenga un plan de largo plazo. Todas las ciudades importantes y exitosas en el mundo, sin excepción, lo tienen y no llevan el nombre de ningún alcalde, ni de ningún político, ni de ninguna administración. Son planes de ciudad que están apoyados por toda la sociedad. Por ejemplo, en el caso de la ciudad de Nueva York, su plan maestro tiene más de 100 años y se ha ido modificando. Es mala cosa que en Bogotá no seamos capaces de tener una visión a largo plazo”, enfatizó Pinzón, haciendo referencia directa a la discusión de más de siete décadas que ha sostenido la ciudad alrededor del Metro.

Solución a problemas

Por ello, lo que ayer socializó como mensaje primordial ProBogotá, fue la visión a 2051 como una necesidad y una solución a los grandes problemas que afectan la calidad de vida de los capitalinos.

Aclarando que este no es un plan sino una visión que lo que busca es articular a todas las instancias de la sociedad para que trabajen en una construcción a largo plazo de ciudad, de acuerdo con Pinzón esto se traduce en ocho periodos de alcaldes de cuatro años, es decir 32 años contados a partir del primero de enero del año 2020 y el 31 de diciembre del año 2051.

¿En qué consiste esta visión?

En pensar la ciudad en un término de décadas y no de años. En una primera medida, ProBogotá plantea un lineamiento de movilidad, estructura y logística con ocho líneas del Metro de Bogotá; tres trenes de cercanías; siete cables; 11 troncales de buses; una tercera pista del Aeropuerto El Dorado y un segundo Aeropuerto en la zona de Facatativá; cuatro autopistas perimetrales y una malla vial arterial completa.

“En materia de desarrollos urbanísticos, tendrían terminados Lagos de Torca, Ciudad Rio y Lagos de Tunjuelo. En materia de equipamientos de salud y educación, tendríamos 400 equipamientos escolares para tener la jornada única permanente en Bogotá, y todos los hospitales que sean necesarios, así como los centros de atención preventiva. Tendríamos la recuperación de todos los humedales; ocho nuevos parques metropolitanos; tres plantas de incineración y un Rio Bogotá navegable…”, puntualizó Pinzón.

 “Queremos que Bogotá tenga Metro; estamos comprometidos con los Regiotram; estamos comprometidos con avanzar en los proyectos de acceso al Norte y la ALO Sur; estamos comprometidos con que la ciudad pueda desarrollar y senderos ecológicos, y con las Áreas de Desarrollo Narina y con los retos de seguridad”, puntualizó, entre otros puntos enumerados por él mismo, el presidente Duque.

Liderazgo público

Otro de los puntos frente a los que se refirió Juan Carlos Pinzón y que son de capital trascendencia para el país, fue el de la necesidad de consolidar una institucionalidad para poder gestionar los asuntos regionales, “y por eso apoyamos la reforma Constitucional que la plantea; apoyamos a la Bancada de Bogotá y a la Bancada de Cundinamarca con quienes nos hemos articulado muy bien para sacar adelante distintos proyectos”.

Pinzón refirió además que, desde ProBogotá, se está planteando la reorganización del número de localidades, señalando que “Bogotá tiene 20 localidades y la verdad es que estamos hablando de tener 29, para que precisamente podamos tener gobiernos locales con proximidad a las soluciones que requieren los bogotanos”, finalizó diciendo.

Un llamado al optimismo

Es importante referir que, al comienzo de su intervención, Juan Carlos Pinzón hizo un llamado al optimismo y aclaró que, si bien la situación de la democracia a nivel global está obligando a los gobiernos a reconocer la importancia de la sociedad civil como agente de la construcción del bien común, si fue enfático en afirmar que el descontento se está tramitando de una manera equivocada, con violencia y violando los derechos humanos de los sectores de la sociedad más indefensos.

“Lo digo con preocupación y no podemos permitir esos objetivos de caos. Las autoridades legítimas tienen que actuar, priorizando la defensa de los ciudadanos, al tiempo en que la sociedad civil, en general, debe rodear a las instituciones y promover la discusión de fondo sobre las mejores políticas que contribuyan a un mayor bienestar”, puntualizó el Presidente de ProBogotá.

A este respecto coincidió el presidente de la República, Iván Duque, quien señaló que el mundo está viviendo hechos de turbulencia y momentos de expresiones que llaman al odio y a sentimientos incendiarios motivados por intereses políticos, y por ello pidió

“Es muy importante que en este contexto global tengamos claro que la democracia es hoy más directa que nunca, pero también es más permeable a esos sentimientos. Pero esa democracia directa tiene la posibilidad de invitar a todos los ciudadanos a la reflexión y a la posibilidad de hacer del gran debate y el dialogo una oportunidad”, puntualizó el presidente de la República.

Hablando entonces en términos positivos, Pinzón habló de seis líneas de acción en las que viene trabajando ProBogotá con una visión a largo plazo, en alianza con otros actores de la sociedad, para dirigir los diversos y profundos problemas que azotan a la capital del país y su región aledaña.

¿Cuáles son ellos?

Movilidad, infraestructura y logística; Seguridad, en donde la entidad está construyendo un programa de seguridad integral; Cultura y deporte; vigilancia, ya que la ciudad necesita cerca de 10.000 hombres adicionales; tecnología, justicia e impunidad; el uso de los recursos naturales, las basuras y los recursos naturales, y el futuro del empleo.

“La cuarta revolución industrial es una realidad, y a medida que la opción de profesión tecnológica se da, el debate sobre cómo será el mercado laboral se intensifica y la incertidumbre también se multiplica. No perdamos de vista que Bogotá tiene una gran oportunidad porque tiene el 40% de las instituciones de educación superior del país”, finalizó diciendo.