Jubilados están perdiendo más de la mitad de sus ingresos: Angarita

Cortesía
A través de descuentos en salud y aumentos por debajo del salario mínimo, la pensión se ve reducida en 44,61%, dijo

 

EL NUEVO SIGLO: ¿Qué planteó en la carta que le remitió al presidente Iván Duque?

DARÍO ANGARITA: Históricamente en Colombia, hasta hoy, las pensiones no se encuentran gravadas con impuesto de retención en la fuente en consideración al hecho de que cuando los pensionados fueron trabajadores activos, durante toda su vida laboral (más de 20 años), se les descontó por nómina de su salario, mes a mes, retención en la fuente.

Sería una tremenda injusticia social gravar las pensiones con este nuevo impuesto. Razones de orden jurídico, la pérdida del poder adquisitivo de las pensiones y razones de orden social, me motivaron a pedirle retirar esa iniciativa del proyecto de ley de financiamiento.

ENS: En la misiva precisó que, aún sin impuesto, las pensiones implican pérdida del poder adquisitivo para los jubilados…

DR: Un factor que influye poderosamente en la pérdida del poder adquisitivo de las pensiones deviene de la fórmula que consagró el Artículo 14 de la Ley 100 de 1993 para su incremento, al haber dispuesto que con el objeto de que las pensiones de vejez, jubilación, sustitución o sobrevivencia mantengan su poder adquisitivo constante se reajustarán anualmente, el primero de enero de cada año, según la variación porcentual del índice de precios al consumidor (IPC) certificado por el DANE para el año inmediatamente anterior.

Para el año 2018, a partir del 1 de enero, el salario mínimo se incrementó en el 5,9%, pero las pensiones se reajustaron solamente en el 4,09% que correspondió al IPC que certificó el Gobierno.

Con esta fórmula, en los últimos 20 años las pensiones se vienen reajustando por debajo del salario mínimo, lo cual se traduce en un acumulado para dicho período del 19,61%, quiere esto decir que los pensionados, año a año, han venido perdiendo un porcentaje de su pensión comparado con el salario mínimo, deteriorándose así su ingreso y su capacidad de compra de bienes y servicios.

ENS: ¿Qué otros elementos ya le están quitando ingresos a los pensionados?

DR: Adicionalmente al aporte en salud, la pensión se ve afectada como consecuencia de los costos de las cuotas moderadoras, copagos y por los medicamentos que compra el pensionado toda vez que la mayoría de las veces no le son suministrados oportunamente por las EPS.

En resumen, si al pensionado que adquiere el derecho a la pensión con el 75% de su ingreso mensualmente se le descuenta el 12% para salud, le queda como pensión un 63%, y si a este le restamos el 19,61% de lo que frente al salario mínimo se ha perdido en los últimos 20 años por concepto de reajustes de pensión, vemos entonces que la pensión se ve reducida a un 44,61%.

Por estas razones resulta injusto y de enorme impacto social gravar con impuesto de retención en la fuente a los pensionados de Colombia por jubilación, invalidez, vejez y sobrevivencia.