Seis datos que debe saber sobre el paludismo en Colombia

Foto cortesía

El paludismo, también conocido como malaria, es una enfermedad causada por parásitos que son transmitidos a los humanos por mosquitos hembra infectados. Cada año, según la Organización Mundial de la Salud, 200 millones de personas se infectan en el planeta con este mal, de las cuales cerca de 400 mil fallecen, siendo los niños menores de cinco años quienes representan el 67% de las muertes.   

Es por eso que, para contribuir con la prevención y control de la enfermedad, este viernes se conmemora el Día de la lucha contra el Paludismo en las Américas, para lo cual expertos de Colsanitas brindan seis aspectos a conocer sobre esta enfermedad en Colombia. 

1. Tipos de paludismo: hay cinco especies de estos parásitos, pero las más frecuentes son el plasmodium falciparum y plasmodium vivax. En Colombia, el parásito que más genera infección es el plasmodium vivax, el cual no es tan grave, por lo que la mayoría de casos no se consideran complicados. 

2. Zonas tropicales: estos mosquitos habitan en zonas por debajo de los 1.500 metros sobre el nivel del mar. Por ello, en Colombia hay 12 millones de personas expuestas permanentemente a esta enfermedad. Las zonas más vulnerables son las apartadas y la población que más sufre riesgo son los niños. 

3. Síntomas: cuando una persona viene de una zona endémica de malaria y tiene fiebre, se debe considerar una alta probabilidad de que tenga paludismo. Sin embargo, otros síntomas son malestar general y la ictericia, que es la coloración amarillenta de la piel. Confirmar el diagnóstico es muy fácil ya que con una gota de sangre se puede constatar la presencia de los parásitos.

4. No existe vacuna: aunque en África se están haciendo estudios, aún no hay una vacuna formal. El tratamiento actual es antipalúdicos de manejo exclusivo del Estado, los cuales administran las entidades prestadoras de salud.

5. Medidas preventivas: en aquellas zonas vulnerables, es importante contar con mosquiteros tratados con insecticidas para evitar picaduras durante la noche. También debe fumigarse el interior de las residencias con insecticidas confiables de venta pública para evitar una intoxicación. 

6. Informarse antes de viajar: quien vaya de visita a lugares endémicos debe informarse sobre cómo está la situación sanitaria en esos sectores y si hay brotes de malaria. En caso de que el viaje no se pueda aplazar, es importante consultar previamente a un médico para poder adquirir profilaxis en caso de ser necesario.