GEB y Enel Américas crean compañía con activos por US$10.000 millones

Cortesía

El Grupo Energía Bogotá (GEB) y Enel Américas crearán una empresa activos por US$10.000 millones y la generación de 7.000 megavatios de potencia

El presidente de GEB, Juan Ricardo Ortega, destacó los beneficios del nuevo Acuerdo Marco de Inversión (AMI), con su socio Enel, y dijo que le permitieron incursionar en energías renovables no convencional y en proyectos que mejorarán la calidad de vida de los habitantes de Bogotá.

Al participar en el conversatorio “Enel y Grupo Energía Bogotá, una alianza transformadora”, durante el XXIII Congreso de Andesco realizado en Cartagena, Ortega dijo que el nuevo acuerdo implica la creación de una compañía más grande, con US$ 10.000 millones en activos y que tendrá 7.000 megavatios de potencia al 2027 de energías renovables.

La compañía nace de la fusión de los activos de Emgesa, Codensa, Enel Green Power y Essa Chile, en Colombia, Guatemala, Panamá y Costa Rica. En este sentido, Lucio Rubio, director general de Enel Colombia, indica que se están construyendo en la Costa Caribe 1.000 megavatios de renovables no convencionales con inversiones por $2 billones, a los que se incorporarán 3.506 megavatios de Emgesa, 600 megavatios de la operación en Centroamérica y otros 2.000 megavatios adicionales al 2027, con lo cual se tendrá una empresa más fortalecida que beneficiará a los bogotanos ya todos los colombianos.


Le puede interesar: Uso de energía eléctrica aumentó 7,28% en septiembre


En efecto, el acuerdo no solo permitirá el desarrollo de proyectos eólicos y solares, sino que, además, las dos compañías trabajarán en alumbrado público inteligente y en movilidad limpia con el fin de incentivar el transporte eléctrico en buses, metro y trenes de cercanía, lo que contribuye a disminuir la contaminación del aire y ayuda en la movilización de los habitantes de la ciudad.

Otra de las prioridades de GEB es sacar adelante el proyecto de transmisión Colectora, clave para el desarrollo de las energías renovables no convencionales en el país, y continuar con las consultas previstas con los pueblos indígenas de La Guajira y Cesar. “La Guajira debe ser una apuesta de nación y convertirse en un sitio de inversión y desarrollo”, agregó Ortega.

Colectora incluye 480 kilómetros de líneas de transmisión y tres subestaciones en La Guajira y Cesar que permitirán incorporar al Sistema Interconectado Nacional las energías eólicas y solares que se producirán en la Costa Caribe.