Evite el estrés en el colegio

¿Hoy tengo que ir al colegio? Es una pregunta frecuente que hacen nerviosos los más pequeños a sus padres. Y es que el regreso a clases puede convertirse en un momento estresante para padres  e hijos, máxime si para los pequeños es una nueva experiencia como si entra a un colegio nuevo, donde desconoce todo, desde las actividades del mismo hasta quienes serán sus compañeros y maestros.

Según los expertos de Fundanita,  un Centro de psicología de Bogotá, tres de cada diez niños sienten ansiedad e irritabilidad por la vuelta al colegio. Un 30% de los niños se muestran apáticos, ansiosos e irritables.

Norberto Bohórquez psicólogo clínico experto en familia nos da unos consejos para dialogar con los hijos cuando se sienten ansiosos por regresar a la escuela:

·         Ser paciente con sus altibajos. Al igual que los adultos, los niños pueden sufrir un bajón anímico tras las vacaciones. Por eso es necesario motivarlos.

·         Nuevos propósitos. Para que el niño se sienta motivado hacia el nuevo curso es importante hablar con él de los retos que le gustaría conseguir este año: aprender un deporte nuevo, participar en clases de artes, tener mejores rendimientos académicos. Los padres deben apoyarlo en ese propósito y mostrar toda su confianza en que lo logrará.

·         Tratar de pasar más tiempo con sus hijos durante las primeras semanas de clases y mostrarse muy interesado en sus actividades

·         Puede proponer varias ideas simples, como enviarle onces de su predilección, que ellos elijan algunos de los útiles, etc.

·         Hablarle de lo que más se disfruta en la escuela (los amigos, ciertas clases, las aventuras, etc.

·         Compartir buenos recuerdos y anécdotas de la vida escolar de los padres para inspirar a sus hijos.

·         Preguntarle si hay algo específico que le preocupe y atender dicha situación.

·         En el caso de los más chicos, hay que dejar claro que no existen posibilidades de que se queden en casa  y que los ‘berrinches’ son totalmente inútiles.

·         Proyectarle confianza, comprensión y entusiasmo a sus hijos.

·         Planear con tiempo las actividades que se requieren para el regreso a clases: útiles, uniformes, alimentos, etc.

·         Restablecer los horarios utilizados durante el año escolar para la alimentación, dormir, estudio de manera gradual y anticipada.