El Distrito alcanzó los 15.689 cupos en los cicloparqueaderos

Foto El Nuevo Siglo

La Secretaría Distrital de Hacienda recibió ayer, de parte del secretario de Movilidad, Nicolás Estupiñán, la certificación con Sello de Calidad Oro de su cicloparqueadero que recientemente fue renovado y adaptado para brindar mejores condiciones a los ciclistas de la entidad y a los visitantes del Centro Administrativo Distrital (CAD).

Anteriormente, la entidad contaba con 100 cupos de cicloparqueaderos para sus colaboradores y 64 para visitantes. Ahora, dispone de 234 cupos para los servidores públicos y 100 para las personas que llegan diariamente a realizar sus diligencias al CAD, un servicio que se presta de manera gratuita.

Este cicloparqueadero cuenta con baños renovados, duchas, cambiadores de ropa, casilleros, zona de carga para bicicletas y patinetas eléctricas, ingreso con sistema de tarjeta inteligente, circuito cerrado de televisión, vigilancia privada las 24 horas y estación de herramientas para mantenimiento básico de bicicletas.

“En la Secretaría de Hacienda estamos comprometidos con la movilidad sostenible y en construir una cultura de uso de la bicicleta. Por eso seguiremos trabajando para darle a los biciusuarios todas las facilidades posibles que les permitan hacer de la bicicleta la compañera inseparable de sus viajes. Ojalá que cada día nos sumemos más personas a este cambio” afirmó ayer el secretario de Hacienda, Juan Mauricio Ramírez.

Contar con más y mejores cicloparqueaderos es una de las metas de la Administración distrital para incentivar el uso de este medio de transporte sostenible. Para los próximos tres años se proyecta la implementación de 5.000 nuevos cupos de cicloparqueaderos, de los cuales 2.300 estarán ubicados en troncales del Sistema Transmilenio y los restantes en mobiliario urbano que implementará el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU).

“Este cicloparqueadero facilita los desplazamientos en bicicleta que queremos promover. En el marco de la nueva movilidad la bicicleta es la protagonista: estamos generando infraestructura adicional, reforzando la seguridad y conexiones directas. Pero también necesitamos espacios como estos donde los servidores pueden llegar y ducharse, tener espacios óptimos y seguros para parquear sus bicicletas”, afirmó el secretario Estupiñán.

De igual forma, la Secretaría Distrital de Movilidad continuará con el programa de certificación de Sellos de Calidad Oro y Plata para incentivar a que más parqueaderos públicos, empresas privadas y entidades públicas tengan estacionamientos con altos estándares para bicicletas. Actualmente, Bogotá cuenta con 15.689 cupos de cicloparqueaderos certificados y se proyecta que al finalizar el año 2024, la cifra ascienda a 32.000.

La estrategia “Sello de Calidad”

Esta estrategia consiste en reconocer y otorgar una certificación a los parqueaderos fuera de vía (públicos y/o privados) que han adoptado buenas prácticas para promover el transporte no motorizado, a través de disponer áreas acondicionadas con todos los requerimientos funcionales y espaciales que permitan el parqueo óptimo de bicicletas.

La certificación se realiza con Sello de Calidad Plata o con Sello de Calidad Oro, dependiendo de la cantidad de cupos destinados para el parqueo de bicicletas, las condiciones físico-espaciales del parqueadero, las tipologías implementadas, los servicios complementarios, la accesibilidad para cualquier tipo de ciclista, la señalización y demarcación del lugar, entre otros factores relevantes.

Para que un establecimiento tenga el Sello Oro debe por lo menos duplicar el número mínimo de cupos requeridos por la norma: 20% del total de estacionamientos para vehículos, debe contar con sistema de registro, casillero para guardar accesorios y tiene que tener complementos como baño, punto de hidratación y estación de mecánica básica.

Para alcanzar el Sello Plata los establecimientos deben tener el número mínimo de cupos requeridos por la norma (1 cupo para parqueo de bicicletas por cada 10 cupos para parqueo de automóviles o disponer mínimo 12 cupos), una tarifa máxima establecida por la norma (máx. $10 COP/min), contar con seguridad para la bicicleta (el parqueadero se hace responsable en caso de daño o hurto), y contar con sistema de registro de la bicicleta y usuario con expedición de recibo.