Gobierno: este año se asignaron recursos para "Mi Casa Ya"

Cortesía

Durante su intervención en el Congreso de Asocajas, desarrollado en Cartagena, la ministra de Vivienda, Ciudad y Territorio, Catalina Velasco, afirmó que los recursos del programa “Mi Casa Ya” fueron comprometidos en su totalidad para esta vigencia. Estos contaban con financiación correspondiente a este año y el resto de los subsidios se respaldaron con una vigencia futura del año 2023.

Sin embargo, Velasco afirmó que para 2022 ya se completó la entrega de subsidios y se superaron los entregados el año pasado: "en 2021 fueron 62 mil, y en 2022, 65 mil, superamos la meta", afirmó la ministra.

Según el Ministerio, en estos momentos se están expidiendo las resoluciones de asignación para las familias que tienen aprobado el subsidio y gestionando los recursos para garantizar la continuidad del programa. Se estima que este proceso se realice en lo que resta del año.

De acuerdo con la ministra, las familias que ya tramitaron el subsidio y se encuentran en estado “Por asignar”, “pueden estar tranquilas porque, en los próximos meses, contarán con la resolución y podrán avanzar en su trámite de compra de vivienda”, sostuvo.

Las personas que se encuentran en estado “Habilitado” deben estar atentas al nuevo proceso que iniciará en 2023.

Indicó la ministra que “la voluntad del Gobierno es mantener este esquema de asignación, que ha venido funcionando desde el año 2015”. De hecho, como lo ha informado la cartera de Vivienda, el programa necesita profundizarse en términos de equidad para que estas ayudas lleguen a las familias más necesitadas y a las regiones más apartadas.

La asignación de estos subsidios ha crecido sustancialmente. En el año 2015 se entregaron 1.804, 6.928 en 2016, 14.427 en 2017, 30.335 en 2018, 31.916 en 2019, 37.951 en 2020, 66.987 en 2021 y 65.000 este año.

En la actualidad el programa se concentra en las ciudades capitales y sus alrededores. El 52% de los subsidios históricamente se han asignado en solo 10 ciudades, seis de ellas capitales.



Venta de vivienda

De otra parte, la venta de vivienda en Colombia sigue rompiendo registros históricos, incluso cuando el mercado y la economía mundial experimentan múltiples variables. Así lo confirman los datos de los primeros seis meses del 2022 revelados por Galería Inmobiliaria, que destacan la compra de 119.409 viviendas nuevas en el país, que representaron un aumento de 5% frente al mismo periodo del 2021. De estas, 85.282 fueron viviendas de interés social (VIS) y 34.127 de rangos medio y alto (No VIS), que reportaron crecimientos de 7% y 1 %, respectivamente.

El informe también destaca el dato de junio, en el que 16.195 hogares adquirieron igual cantidad de VIS y No VIS en el país; de esta forma, el sexto mes del año se ubicó en el segundo mejor junio en la historia de Colombia, con 12.382 unidades comercializadas en el segmento VIS y 3.813 en No VIS.

La generación de empleo también demuestra el impacto positivo de esta política, tal como lo confirman los cerca de un millón de trabajadores empleados en el sector edificador, según el DANE, con corte al último trimestre.

El otro panorama: vivienda usada

La inflación que ha tenido Colombia durante este 2022 ha repercutido en varios sectores, especialmente el de la construcción, el incremento de los materiales ha permitido que más familias colombianas vean como una gran opción de inversión los inmuebles de segunda mano.

En Colombia, este tipo de inmueble siempre será un buen negocio, según el informe trimestral de financiación de vivienda del DANE, el valor de los desembolsos de créditos a precios constantes en el segundo trimestre de 2022, para compra de vivienda usada fueron de $1.369 millones y durante los últimos 12 meses, a junio de 2022, se financiaron 80.310 soluciones de vivienda de interés social, de las cuales 69.938 unidades corresponden a viviendas nuevas y 10.372 a viviendas usadas.

Es por esto que es una opción muy rentable cuando el presupuesto no es lo suficientemente grande para adquirir un inmueble nuevo, pero tal como lo explica el abogado, docente y consultor en derecho inmobiliario, Jorge León, a la hora de realizar la comprar es importante tener en cuenta:

1. Que el certificado de tradición y libertad esté al día, no debe aparecer ningún tipo de acción judicial registrada y se debe encontrar el nombre de los dueños actuales de la vivienda. Este documento se puede solicitar en la página web de la Superintendencia de Notariado y Registro, certificado que permite conocer la realidad jurídica de la propiedad, para evitar caer en estafas y hacer un mal negocio.

2.  El inmueble debe estar a paz y salvo por concepto de impuestos o pagos de administración.

3. Verificar la licencia de las modificaciones o mejoras que se han realizado y las características de su construcción.

Así mismo, el abogado explica que es importante que el comprador verifique los vicios redhibitorios o defectos ocultos que pueda llegar a tener un inmueble, ya que, después de que la persona lo recibe, tiene un periodo de un año para ser reclamados. También resalta que cuando una persona ha tenido en su propiedad un inmueble por más de 20 años y lo vende, está exento de pagar retención en la fuente.

Tal como lo explica Martín Monzón, CEO de fincaraiz.com.co, actualmente existe una gran variedad de viviendas usadas en el mercado, se pueden encontrar con mayor metraje y en zonas valorizadas, áreas urbanísticas ya consolidadas; su entrega es inmediata por lo que el comprador podrá mudarse y disfrutar de la vivienda después de cerrar el negocio.

Cabe resaltar que durante este año se realizaron 15.806 desembolsos para créditos de vivienda; para la compra de vivienda de interés social nueva registraron variación de 9,5% y los concedidos para VIS usada 52,2%.

“El interés en la vivienda usada ha aumentado de manera exponencial durante este 2022. Solo a través del portal fincaraiz.com.co, durante lo corrido del año se realizaron 67,4 millones de búsquedas de inmuebles usados en venta”, expresa Monzón.

Por último, el CEO del portal inmobiliario afirma que, para adquirir un inmueble usado, se puede acceder a créditos hipotecarios, contratos de leasing habitacional o subastas inmobiliarias, donde existe una gran variedad de viviendas que se ajustan a las necesidades y presupuestos de compra.

Mi Casa Ya

Este es un programa del Gobierno nacional que facilita la adquisición de una vivienda nueva en zona urbana de cualquier municipio del país a través de un subsidio familiar de vivienda y/o cobertura a la tasa de interés.

Mi Casa Ya busca beneficiar a hogares que tengan ingresos inferiores a 4 SMMLV ($4.000.000).

Estos hogares podrán obtener un subsidio monetario de 30 SMMLV ($30.000.000) o de 20 SMMLV ($20.000.000), dependiendo de sus ingresos, para comprar su vivienda. Además, recibirán una cobertura a la tasa de interés de 5 puntos porcentuales para viviendas de interés prioritario que no superen los 90 SMMLV ($90.000.000) y de 4 puntos porcentuales para viviendas de interés social de hasta 135 SMMLV ($135.000.000) o de hasta 150 SMMLV ($150.000.000) para aglomeraciones urbanas cuya población supere un millón de habitantes.

El programa funciona por demanda, hasta que se agoten los cupos.