Entrevista| "Hay una crisis ambiental profunda"

Anadolu
En diálogo con EL NUEVO SIGLO, el exministro explica los elementos clave de su nuevo libro en el que aborda la problemática del cambio climático
____________________________

El exministro de Medio Ambiente Manuel Rodríguez Becerra presentará el próximo 21 de agosto su más reciente libro, Nuestro planeta, nuestro futuro.

En diálogo con EL NUEVO SIGLO explica los elementos clave de su texto, en el que aborda la problemática del cambio climático.

EL NUEVO SIGLO: ¿Qué temas aborda en su nuevo libro?

MANUEL RODRÍGUEZ BECERRA: En el libro me pregunto qué hay que hacer en materia de desarrollo, qué hay que hacer para que no afecte el medio ambiente y para que contribuya a la restauración de los ecosistemas que hemos dañado. Me estoy pregunto continuamente por la relación entre medio ambiente y desarrollo, y busco salidas para que esa relación sea más armónica, entendiendo que en algunos casos hay dilemas complejos de resolver en los que no siempre es posible lograr armonía.

Actualmente, hay hechos que expresan una crisis profunda ambiental que está tipificada, por una parte, en el cambio climático y, por otra parte, en la amenaza de la extinción de las especies. Naturalmente hay otros problemas graves como la disminución de los suelos fértiles, la crisis del agua en diferentes regiones del mundo, la gran crisis en los mares.

Esa problemática se relaciona con el hecho que el mundo en las seis últimas décadas se ha tenido un desarrollo económico sin precedentes que, a juicio mío y de muchos autores, ha sido muy positivo. No comparto esas visiones catastrofistas que el mundo está peor que hace unos años. El mundo nunca ha tenido más bienestar social que el que ha habido en estos años, pero el costo en materia ambiental ha sido monumental. El cambio climático es una amenaza muy grave. La crisis climática está ligada con la emisión de los gases de efecto invernadero producto de un gran invento, el uso de la energía fósil, gas carbón y también está relacionado con la transformación del paisaje, la deforestación que se ha hecho para abrir tierras para la ganadería. De la tierra habitable en el mundo, el 50% está dedicada a la actividad agrícola y de ese 50% el 70% está dedicada a la ganadería.

Paradójicamente se sigue deforestando para abrir más tierras para la ganadería, como lo que está pasando en la gran cuenca amazónica, cuando existen tierras en exceso para esta actividad.

Retos

ENS: ¿Cuáles son los retos que enfrenta Colombia en relación con el cambio climático?

MRB: ¿Cuáles son las salidas para Colombia? Por una parte, que mitigue y restaure el daño ambiental que se ha hecho y, por otra, que se eviten nuevos daños ambientales. Ese gran reto no se puede cumplir solo con un Ministerio de Ambiente y con autoridades ambientales fuertes. Claro que hay que tener unas entidades fuertes, pero buena parte del control está en cómo se manejen las ciudades, en la forma en cómo se hace la minería, también depende de la capacidad de capitalizar éxitos que ha tenido el país en protección ambiental, sus amplias áreas protegidas de parques nacionales, su amplia área de resguardos indígenas, su amplia área de propiedades de comunidades negras. Todos esos territorios suman el 40% del territorio continental nacional. Ahí se encuentran los mejores bosques, los mejores humedales, los mejores ecosistemas del país. Uno de los retos es consolidar ese proyecto que hoy en día se ve amenazado. Otro reto es generar una agricultura más amigable con el medio ambiente, este es un reto global y nacional. El mundo tiene que aumentar la producción de alimentos en los próximos años para atender más gente que poblará el mundo y también para alimentar adecuadamente aquel grupo de la población que no tiene acceso a buena alimentación. La agricultura es uno de los causantes de los problemas ambientales del mundo.

ENS: ¿Cómo ve el trabajo que se está haciendo en adaptación para el cambio climático?

MRB: En algunas partes el diagnóstico de adaptación está bien hecho, como el caso de Cartagena, pero no se está haciendo nada. Una de las grandes agendas de las grandes ciudades está en la adaptación al cambio climático. Implica generar áreas más verdes y cambiar infraestructura. En el campo de la agricultura hay que generar una más amigable con el medio ambiente. Hay que generar también una nueva agricultura, para ello hay que hacer inversiones en ciencia y tecnología.

ENS: ¿Cómo hacer frente a la deforestación?

MRB: La gran deforestación en Colombia se está presentando en sitios que estaban ocupados por las Farc. Uno de los graves problemas del Gobierno anterior, que tiene el gran mérito de haber firmado del acuerdo de paz, fue que el Estado no ocupó las zonas dejadas por este grupo. El Estado tiene que ocupar esas zonas. Tiene que mantener la presencia de las fuerzas militares y de policía, pero también esto implica que se haga presente con servicios de salud y educación. Esa es la única forma de combatir la deforestación que hace más daño, la que llamo de carácter criminal, que son los grandes capitales que están deforestando grandes áreas.