Colombia avanza en el compromiso de reportar su acción climática

Ministerio de Ambiente

Colombia, dentro de las obligaciones asumidas en el Acuerdo de París para hacer seguimiento a sus compromisos climáticos, ha presentado a la fecha tres Reportes Bienales de Actualización de Cambio Climático (BUR) ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), proceso liderado por el Indeam, en conjunto con el Programa de la ONU para el Desarrollo, el Ministerio de Ambiente y la Fundación Natura.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático entró en vigor el 21 de marzo de 1994, con el objetivo de aunar esfuerzos para lograr estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmosfera a un nivel que impida interferencias antropogénicas en el sistema climático, convirtiéndose en la más importante estrategia para combatir la crisis climática mundial.

Es así como los países participantes o las partes, entre ellos Colombia, se comprometieron en 2010 a presentar de manera periódica informes sobre la acción climática, emisiones nacionales de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y las necesidades a las que se enfrentan para lograr implementar acciones, es así como en el marco de Comunicaciones Nacionales e Informes Bienales de Actualización de cambio climático, el país ha logrado entregar tres reportes.

El primer BUR se entregó en 2015, con el reporte de actualización de Inventario Nacional de Emisiones y Absorciones de Gases de Efecto Invernadero (INGEI) de 1990, 1994, 2000 y 2004 y la estimación del inventario del 2010 - 2012. En el segundo, se presentó la actualización de los inventarios para la serie de tiempo 1990 - 2012 y la estimación 2013 y 2014, incluyendo por primera vez la transversalización del enfoque de género y cambio climático en este informe. En el BUR 3 se incluyeron los resultados del inventario de 2015 - 2018 y una actualización de los años 1990 a 2014, además incluye por primera vez los resultados de Inventario Nacional de Carbono Negro para el periodo 2010 a 2018.

La elaboración de estos informes corresponde a un proceso de construcción colectiva en el que participan otras instituciones del país, tales como ministerios, autoridades ambientales, gremios y sectores industriales, instituciones públicas y privadas generadoras de estadísticas nacionales y sectoriales, entre otras. Estas instituciones son las principales fuentes de la información y participan activamente para lograr el cumplimiento de los compromisos adquiridos internacionalmente, además son piezas fundamentales para definir acciones, transiciones y aplicar recomendaciones para diferentes sectores, tales como: Energía, Agricultura, Silvicultura y Otros usos de la Tierra (AFOLU), residuos, transporte e industria.


Le puede interesar: Perspectivas. Los “jaguares del río” están en peligro


“Los BUR son herramientas de gran importancia para el país, no solo porque son los mecanismos de reporte ante la CMNUCC, sino porque además permiten orientar la formulación de políticas y el diseño e implementación de acciones encaminadas a reducir las emisiones de GEI en los diferentes sectores y territorios, lo cual permitirá aportar al cumplimiento de las metas reducción propuestas por el país en su Contribución Nacionalmente Determinada – NDC. El Tercer Informe Bienal de Actualización BUR-3 es el último que el país presenta ante la CMNUCC, ya que, a partir del 2024, las partes deberán presentar Informes Bienales de Transparencia, en cumplimiento del Artículo 13 de al Acuerdo de Paris”, dijo Michelle Hernández, profesional en cambio climático de Fundación Natura.

Algunas de estos resultados del BUR 3 se refieren a la necesidad de garantizar recursos financieros constantes en el tiempo para realizar el reporte, fortalecer procesos de educación y sensibilización entre los actores involucrados para mejorar capacidades y el entendimiento de los reportes, desarrollar e implementar la plataforma informática para la gestión, cálculo, reporte y visualización del INGEI y el fortalecimiento de los equipos interdisciplinarios que aportan sus conocimientos para la elaboración de estos informes.

“Este informe también permite orientar políticas públicas y acciones sectoriales para el diseño e implementación de medidas, de forma tal que, se logren reducir nuestras emisiones GEI y se cumpla con los compromisos que el país ha adquirido internacionalmente y que son fundamentales para definir las transiciones que se requieren desde los diferentes sectores”, agregó Clara Solano, directora de Fundación Natura.

Añadió que “sin duda este informe se constituye como una herramienta para enfrentar el cambio climático, la disponibilidad de la información de manera clara, confiable y transparente permite visibilizar las acciones, avances y lecciones aprendidas que aportan a mejorar la toma de decisiones encaminadas hacia un desarrollo sostenible”.