Así está el mapa geopolítico de A. Latina y el Caribe

Archivo AFP

El paso a la izquierda que Colombia dará el domingo con el gobierno de Gustavo Petro, quien en segunda vuelta presidencial ganó al candidato independiente Rodolfo Hernández por un poco más de 700 mil votos, es otro avance de esta ideología política en América Latina y el Caribe, capitalizó el descontento ciudadano por la crisis económica agravada por la pandemia del covid.

Con la promesa de un verdadero cambio, los candidatos de esta ideología han logrado, en la última década, que países tradicionalmente gobernados por la derecha y el centro viraran al otro extremo del péndulo electoral.

Excluyendo Haití -donde no hay presidente, el jefe de gobierno se mantiene en interinidad y no hay fecha prevista para elecciones-, hay mandatarios de izquierda gobernando en México, Argentina, Bolivia, Chile, Honduras, Perú y, desde mañana, Colombia.

A ellos se deben sumar las dictaduras de Venezuela, Nicaragua y Cuba, donde si bien hay convocatorias a las urnas no son elecciones libres ni democráticas, porque los opositores no tienen voz, voto, garantías e inclusive, ni libertad. Vale recordar que en los dos primeros países los candidatos presidenciales fueron encarcelados y condenados por presuntos delitos de traición, rebelión, así como subvertir el orden público. Entre tanto, el gobierno de la isla, radicalizó su ‘revolución’ y no menos de un millar de participantes en el 11J, las inéditas protestas que se registraron durante una semana en varias ciudades, fueron sentenciados a varios años de cárcel.

Los actuales gobernantes de derecha y que inclusive en casos como Ecuador el péndulo viró del otro extremo del espectro político son: Paraguay, Panamá, Guatemala. Uruguay. Costa Rica, República Dominicana y Brasil. En este último la primera vuelta por la presidencia tendrá lugar el próximo 2 de octubre.

En el caso de El Salvador, si bien el joven mandatario Nayib Bukele con un novel movimiento que ubicó en el centro político se impuso sorpresivamente a los partidos tradicionales, Arena y FMLN (Farabundo Martí para la Liberación Nacional), desde que asumió el poder en junio de 2019 ha gobernado con mano fuerte, al punto que analistas dentro y fuera del país consideran que allí hay una dictadura de derecha

Se podría resumir el panorama político regional actual así: 8 gobiernos de derecha, 7 de izquierda, tres dictaduras de izquierda y uno con tendencia indefinida, más encasillado en dictadura de derecha, como lo es el salvadoreño.

A la derecha

Brasil:  A los 67 años, Jair Bolsonaro, quien ganó la presidencia en 2019 con el Partido Social Liberal, pero ha gobernado con políticas conservadoras, está buscando su reelección. Su rival para el próximo 2 de octubre es el expresidente Luis Inácio Lula da Silva, quién tras haber sido encarcelado por varios casos de presunta corrupción le fueron cerradas las investigaciones, lo que lo habilitó para volver a buscar el poder. Las encuestas lo ubican como favorito, pero no lograría la presidencia en la primera vuelta. La diferencia en intención de voto entre ambos oscila entre 6 y 10 puntos porcentuales a favor del candidato del izquierdista Partido de los Trabajadores, pero el candidato presidente ha sumado apoyos en las últimas semanas, por lo que la definición de las urnas es aún de pronóstico reservado. Si finalmente gana Lula, el número de países de izquierda en la región se elevaría a ocho.

Ecuador: Tras dos gobiernos de izquierda (Rafael Correa y Lenín Moreno) ganó la presidencia el exbanquero y político derechista Guillermo Lasso. Asumió hace más de un año y superó tanto el intento del correísmo de destituirlo, vía Congreso, como de los indígenas que aupados bajo la Confederación Nacional realizaron un violento paro para exigir, entre otras cosas, disminuir el precio de los combustibles y mejoras para estas comunidades.

Uruguay: Hijo de expresidente, el abogado Luis Lacalle Pou asumió el mando del país en el 2020, poniendo fin con el Partido Nacional y su proyecto político de derecha a dos gobiernos consecutivos del izquierdista Frente Amplio, a saber, Tabaré Vásquez y el exguerrillero José ‘Pepe’ Mujica.

Panamá. Con el triunfo de Laurentino Cortizo en 2019, la derecha se mantuvo en este país del istmo, ya que su antecesor Juan Carlos Varela también era de esta tendencia política. Se dice que allí no hay esos extremos políticos, por lo que ubica a Partido Revolucionario Democrático en el centro.

Paraguay. Con las banderas Asociación Nacional Republicana-Partido Colorado, el partido de tendencia republicana y conservadora fundado hace más de un siglo, Mario Abdó Benítez gobierna desde agosto de 2018 esta nación, sucediendo a su copartidario Hugo Cartes. El último gobierno de izquierda allí fue el del exsacerdote Fernando Lugo, destituido luego de tres años de mandato.

Guatemala: Con el empresario y médico de 66 años, Alejandro Giammatei, que ganó las elecciones presidenciales de Guatemala en 2020, en el país sigue gobernando la derecha. Su antecesor fue Jimmy Morales. En noviembre de 2016 se creó el Movimiento Amplio de Izquierda que intentó en vano alcanzar la presidencia con la Nobel de Paz, Rigoberta Menchú.



Costa Rica: El economista y exfuncionario de carrera del Banco Mundial, Rodrigo Chávez, funge como presidente desde mayo de este año. Ganó con el Partido Progreso Social Democrático, que se autodefine como de centro.

República Dominicana. Luis Abinader, actual mandatario, al igual que su anterior vecino define su gobierno con el Partido Revolucionario Moderno como de centro. Economista y empresario, es el segundo presidente con ascendencia libanesa.

En la izquierda

México. Después de siete décadas de estar gobernados por la derecha, los mexicanos dieron su aval al izquierdista Manuel Andrés López Obrador (Amlo), quien con el partido Morena dirige el país desde diciembre de 2018. Tiene 68 años y de la pasión de las letras, saltó a la política.

Argentina.  Alberto Fernández, con su fórmula vicepresidencial, la exmandataria Cristina Fernández vda de Kirchner, frustró en 2019 la aspiración reeleccionista del gobernante de derecha Mauricio Macri, quien en 2015 logró poner fin a décadas de la hegemonía de los “K” (Kirchner)

Bolivia. Alfil del exmandatario Evo Morales, representante del socialismo del siglo XXI gestado con Hugo Chávez en Venezuela, Luis Arce Catacora devolvió a la izquierda el poder en el 2020. Reemplazó a la expresidenta de derecha Jeanine Áñez, quién asumió interinamente ante una crisis política y hoy está encarcelada.

Perú. Tambaleándose desde el mismo momento de su posición, el maestro presidente izquierdista Pedro Castillo se impuso hace más de un año, por mínimo margen de diferencia en el balotaje a la derechista Keiko Fujimori. El actual gobernante tiene cinco investigaciones por presunta corrupción, ha superado dos intentos de destitución y se enfrentaría a un tercero. Un país en grave crisis política.

Chile. Fruto del estallido social del 2019, el otrora líder estudiantil Gabriel Boric, logró a sus 36 años de edad, llevar por primera vez a la izquierda a gobernar el país y se convirtió en el mandatario más joven de la región. Sus promesas de cambio no se han materializado, lo que ha llevado a una caída en picada de su popularidad (34%) y que la nueva Constitución este en alto riesgo de no ser aprobada.

Honduras. Fue otro que se cambió de derecha a izquierda fue Honduras, al respaldar mayoritariamente a Xiomara Castro, esposa del defenestrado presidente Manuel Zelaya. Ejerce el cargo desde el pasado enero y reemplazó a Juan Orlando Hernández.

Colombia. Desde mañana y por primera vez en la historia, asumirá un gobernante de izquierda. La tercera fue la vencida para Gustavo Petro, quien con su coalición Pacto Histórico se impuso en el balotaje a Rodolfo Hernández.

Dictaduras de izquierda

Con ideologías de izquierda radical se gobierna en Nicaragua, Venezuela y Cuba, desde hace décadas. En el primero de estos países se encuentra desde hace 20 años, Daniel Ortega con su vice, esposa y tándem de poder, Rosario Murillo. Ha radicalizado su persecución a la oposición y a la Iglesia.

En Venezuela, Nicolas Maduro, “el que dijo Chávez”, se mantiene desde hace años con un régimen de izquierda, igual que ocurre en su tradicional aliado Cuba, donde tras la desaparición de los Castro, gestores de la revolución, Miguel Díaz Canel ha mantenido la línea.

Este es el mapa político actual. Esperando lo que ocurra en Brasil, se puede indicar que cinco de las economías más grandes de la región (México, Argentina, Chile, Colombia y Perú) están dirigidas por la izquierda. /Redacción internacional

iNFO