Los que van por Gobernación Risaralda

Foto El Nuevo Siglo.

A pesar del accidentado proceso que ha vivido el Partido Conservador en la escogencia de su candidato, sobre el papel es el más opcionado para ganar la Gobernación de Risaralda en los comicios de octubre próximo, reeditando de esta forma el triunfo que se apuntó hace cuatro años con Sigifredo Salazar.

Por otro lado el Centro Democrático también prepara una carta propia. En tanto que hay dos precandidaturas por firmas que podrían figurar.

Muchos esperaban que se diera una alianza del Partido Conservador y el uribismo para las elecciones de este año, como sucedió en los comicios de 2015 cuando el Centro Democrático respaldó la aspiración de Salazar. Además porque estas dos colectividades hacen parte de la coalición de gobierno a nivel nacional y porque en varias regiones del país han decidido actuar en ‘llave’ en la cita con las urnas del próximo 27 de octubre.

No obstante, es claro que el Centro Democrático quiere materializar este año el posicionamiento que ha logrado en el Eje Cafetero en sus escasos cinco años de existencia, en donde la figura de Álvaro Uribe todavía mantiene altos niveles de aceptación.

Sería la primera vez que el Centro Democrático presente candidato propio a la Gobernación de Risaralda, además en un momento propicio para su intención de ganar porque en el horizonte el único partido que tendría fondo para entrar en la pelea sería el Conservador, dado que los liberales, otra fuerza tradicional en esta región del país, le apuntan en esta elecciones a la Alcaldía de Pereira.

El Comité Departamental en Risaralda del Centro Democrático, tras un proceso de evaluación y calificación de los precandidatos, preseleccionó al abogado Eduardo Cardona Mora a la Gobernación, postulándolo ante la Dirección Nacional de la colectividad, que tiene la última palabra.

Cardona, quien tiene el respaldo del senador de esta colectividad Alejandro Corrales Escobar, peleó hasta el final esta postulación con Juan Manuel Álvarez, el exdirector de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder), quien tiene el respaldo de la senadora María del Rosario Guerra.

Ahora la Dirección Nacional del Centro Democrático decidirá quién entre Cardona y Álvarez será el candidato a la Gobernación de Risaralda en los comicios de este año.

Otros precandidatos a lo largo del proceso dieron un paso al costado en su aspiración: Javier Monsalve, exgerente de Infipereira, y Julián Andrés Ospina, exconcejal de Pereira, quienes terminaron apoyando a Cardona.

Sin embargo la postulación de Cardona por parte del Comité Departamental ha recibido algunos reparos por sus escasos antecedentes en la política y porque hace algunos años era antiuribista. No obstante, el hoy senador Corrales lo llevó a esta colectividad.

Los conservadores

Tres precandidatos sobreviven en la puja en el Partido Conservador por quedarse con el aval para las elecciones de octubre venidero, son el exgobernador Víctor Manuel Tamayo; Álvaro Arias, expresidente del Directorio de la colectividad en Risaralda, quien cuenta con el respaldo del representante a la Cámara por este departamento Juan Carlos Rivera Peña; y Diego Naranjo, excongresista y exsecretario de Desarrollo Agropecuario de Risaralda, quien sería el candidato del gobernador Salazar.

También figuraba como precandidato conservador el exgerente de la Empresa Aguas y Aguas de Pereira, Francisco Valencia. No obstante, este decidió irse por firmas después de que corrió la voz que la exdiputada Juliana Enciso querría meterse en la pelea por el respaldo de esta colectividad.

Enciso es la esposa del exsenador Habib Merheg, quien pidió pista en la JEP tras regresar a Colombia luego de permanecer prófugo por nueve años, investigado por parapolítica. Precisamente la Corte Suprema envió en octubre del año anterior el proceso a esta Jurisdicción que surgió del Acuerdo de Paz, para que evaluara si lo acepta con el fin de que aporte a la verdad. Mientras tanto la orden de captura en su contra quedó suspendida.

La presencia de Habib Merheg en Pereira y la intención de Enciso de pelear el aval conservador  despertaron rumores de que habría venido a mover su maquinaria política en favor de su esposa. Empero el senador Juan Samy Merheg, su hermano, negó que esto fuera cierto. “Nada más alejado a la realidad que eso. Habib está dedicado a los temas empresariales y personales; no ha salido a tomar decisiones frente a algún escenario político y con toda seguridad no lo hará”, dijo el parlamentario conservador.

Con todo, Enciso al cierre de la inscripción de postulados no se presentó. Luego argumentó que “me preocupa el espíritu hostil con el que se adelantará la toma de esta decisión (la entrega del aval)”.

Sin embargo, a última hora registró su aspiración el exgobernador Víctor Tamayo, quien hace cuatro años aspiró por fuera del Partido Conservador, logrando 147 mil votos; mientras que Sigifredo Salazar se apuntó 185 mil.

Empero la semana pasada, Tamayo envió una misiva al presidente del Directorio Departamental, el representante Peña, en la que dice que supuestamente favorece a otro de los precandidatos.

“Por la imparcialidad que el proceso de selección del candidato del partido a la Gobernación demanda, le solicito respetuosamente apartarse del mismo y conforme a los estatutos, sea la Dirección Nacional del partido y su Presidente quienes definan los mecanismos que le den garantías en igualdad de condiciones a quienes estamos en la contienda”, señala el exgobernador Tamayo en la misiva.

Se está a la espera que la colectividad defina el mecanismo para escoger su candidato a la Gobernación este año.

Por firmas está aspirando el exalcalde de Pereira en 2007 por el Partido de La U, Israel Londoño, quien buscaría el apoyo de esta colectividad y el Partido Liberal, así como Francisco Valencia, quien como se dijo se apartó.