Eliminación del asbesto, a un debate de convertirse en ley

Foto cortesía.

Por unanimidad, la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes aprobó en tercer debate el proyecto de ley que busca eliminar el asbesto en el país. Ahora la iniciativa pasará a la plenaria donde deberá ser votada antes del próximo 20 de junio para que se convierta en ley de la República.

La senadora conservadora Nadia Blel, autora del proyecto, destacó el consenso que se logró ayer en la célula legislativa para darle trámite. “Estamos a un paso de tener esa ley que tanto hemos soñado. Quiero hacer un reconocimiento a la Comisión Séptima, el consenso al que ellos llegaron hoy (ayer) fue muy importante porque le da vida a este proyecto por el cual hemos luchado por tanto tiempo”, afirmó.

“Esta iniciativa no solo garantiza la salud sino que protege la vida de todos los colombianos. Este es un proyecto para nuestros niños, para nuestros jóvenes, para los trabajadores. El asbesto es peligroso porque lo tenemos en nuestros hogares. Hoy, según cifras del Instituto de Cancerología, ha cobrado la vida de más de 270 personas por mesotelioma, pero por cáncer de pulmón las cifras superan las 1.744 muertes en los últimos cinco años. No son cifras menores son cifras alarmantes”, sostuvo.

Una palabra

En la discusión se aprobaron dos proposiciones. Una que cambia la palabra prohibición por eliminación. “No estamos haciendo grandes cambios, son unos términos mínimos”, señaló el representante por Norte de Santander, Jairo Humberto Cristo, de Cambio Radical.

“Por ejemplo en Cúcuta la mayoría de las casas tiene Eternit. Si dijéramos prohibir llegaría la gente a decir ‘mire señor su techo es de Eternit, eso está prohibido, tiene que sacarlo’. El término eliminar todo el mundo lo entiende. Esto no va a permitir que tomen a algunos colombianos por incautos”, manifestó.

La otra proposición estipula que la eliminación de este material se lleve a cabo a partir del 1 de enero de 2021, es decir dentro de un año y medio. La ponencia señalaba que el periodo de transición sería de cinco años a partir de la expedición de la ley.

“Los congresistas sentimos el clamor del pueblo colombiano, pudimos llegar a unos acuerdos muy importantes (…) que a partir del 1 de enero del año 2021 en Colombia sea eliminado el asbesto. No se va poder producirse ni comercializarse este producto. No podemos esperar cinco años para tomar decisiones cuando el mundo nos está diciendo que el asbesto produce cáncer”, afirmó Cristo.

Asimismo, la senadora Blel indicó que “aquí hay una gran victoria y se reduce el periodo para la eliminación, se establece para el año 2021. En el proyecto inicial se había establecido un periodo de transición y con esta ponencia se reduce. Se busca que el gobierno desarrolle una política”.

El representante por Bogotá, Mauricio Toro, de la Alianza Verde, ponente de la iniciativa en la Comisión, por su parte, destacó que en la discusión se logró eliminar “la palabra reducción porque esta palabra permitía y abría el campo para que se siguiera produciendo el material”.

No obstante, señaló que en el proyecto se dejó abierta la posibilidad de exportación del material. “Cuando usted deja abierta la puerta para la exportación de material significa que algunos mineros van a estar expuestos, y que los ciudadanos alrededor de las minas y toda la cadena de producción de aquí a que sale ese material cancerígeno eso no puede quedar abierto. Voy dar la batalla en la plenaria de la cámara para que la palabra sea eliminada”, sostuvo.

Destacó que el proyecto “contempla un régimen de transición que le va a permitir a las entidades del Gobierno nacional capacitar y formar para que esas personas que hoy hacen parte de esa explotación de ese material puedan migrar sus carreras y puedan tener un sustento diferente”.

Prioridad

El representante uribista por Casanare, Jairo Cristancho, presidente de la Comisión, afirmó que como médico celebró la aprobación del proyecto. “El 98% de los casos de mesotelioma se debe al asbesto. Yo creo que es un mensaje grande. Para eso estamos, para evitar lo que en salud pública genera un gran costo para el país”, dijo.

Señaló que la gran responsabilidad de aprobar el proyecto queda en la plenaria. “Los tiempos son el mayor problema para el proyecto del asbesto”, sostuvo.

En ese sentido, el representante Cristo hizo un llamado a la mesa directiva “para que este proyecto sea colocado primordialmente”.

Silvia Gómez, directora de Greenpeace Colombia, manifestó que de aprobarse el proyecto “se estarían evitando 540 muertes anuales causadas por la exposición a esta sustancia y la circulación de 251.000 toneladas de asbesto al año en el país. La salud de todos los colombianos debe ser un tema prioritario”.

“Haremos nuestro máximo esfuerzo junto a los miles de ciudadanos que nos han apoyado y a otras instituciones de la sociedad civil que han batallado para que el asbesto no arrebate ninguna otra vida. Es bueno saber que los representantes del Poder Legislativo están optando por la salud”, agregó.

Para concluir indicó que “las experiencias positivas de casi un centenar de países alrededor del mundo demuestran que la prohibición y el reemplazo del asbesto es posible. La evidencia social y científica está del lado de la prohibición del asbesto”.