Áreas metropolitanas esperan superar choque con autonomías municipales

Foto Anadolu
Hay gran resistencia de las alcaldías para entrar a hacer ese tipo de alianzas y formar parte de estas instituciones

___________________________

A pesar de que el país tiene 18 grandes núcleos urbanos en torno a capitales de departamento, apenas se cuenta con 7 áreas metropolitanas, lo que a juicio de expertos hace dejar de lado un mecanismo de integración regional y de desarrollo fundamental. La defensa de la autonomía municipal sería la principal razón para que este esquema no haya sido suficientemente utilizado porque, entre otros, los alcaldes temen perder competencias o creen que de esta forma asumirán cargas de otros que no les corresponde.

No de otra forma se explica el caso de la capital de la República, frente a la cual desde hace décadas se viene hablando de la posibilidad de establecer un área metropolitana parecida a la que adoptó Medellín en el Valle de Aburrá desde hace 30 años.

Ell área metropolitana de Bogotá tendría que incluir a los municipios vecinos con los cuales comparte una intensa actividad económica y además la movilización diaria de millones de personas, que vienen a trabajar en la capital de la República  pero viven fuera de ella.

Sin embargo nada tienen en común los planes de ordenamiento territorial de Bogotá y los municipios circunvecinos, tampoco hay acuerdos macro a nivel de transporte, seguridad y medio ambiente, solo por citar algunos aspectos.

El área metropolitana de Bogotá tendría que incluir a Soacha, Mosquera, Funza, Madrid, Chía, Cajicá, Cota, La Calera y Facatativá, no obstante como se dijo esto no ha pasado de iniciativas que no han llegado a ningún lado.

En este sentido vale recordar la polémica que originaron en 2018 las palabras del entonces alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, quien refiriéndose a una eventual área metropolitana en cabeza de la capital de la República dijo que “a uno le dicen ‘bueno, por qué no fusionar Soacha con Bogotá’. Entonces, yo les digo: mire, señor, a mí no me van a dar solo el hueso. Y, con todo el respeto, a mí también me dan la carne, que es donde pagan impuestos altos: a mí me dan Sopó, Chía… Fusionemos eso: los ricos y los pobres”.

Sin embargo la nueva alcaldesa de Bogotá, Claudia López, ha establecido un dinámico diálogo con el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, y revivió el tema de un área metropolitana para lograr un desarrollo institucional conjunto con algunos municipios de la Sabana. "Tenemos que ocuparnos de nuestra casa común y un desarrollo ambientalmente sostenible. Entender que somos una parte más de una vasta región que es una realidad en la geografía, en la ecología, en la vida y en la ciudadanía, pero a la que le falta ser también una realidad en la institucionalidad", destacó.

 

Centro Sur de Caldas

 

La más reciente área metropolitana conformada fue la de Tunja en 2016 y ahora está a punto de constituirse  la Centro Sur de Caldas que pretende integrar a Manizales, Palestina, Chinchiná, Neira y Villamaría.

Hace unos meses la Comisión de Ordenamiento Territorial (COT) del Senado y de la Cámara de Representantes aprobaron el proyecto para la  conformación de esta área metropolitana, ahora todo quedó en manos de los habitantes de esos municipios, quienes de acuerdo con lo que establece la ley deben pronunciarse en una consulta donde aprueben o no la iniciativa.

Precisamente el registrador Nacional, Alexander Vega, estuvo esta semana en el municipio de Villamaría, Caldas, en donde firmó el calendario electoral para la realización de la consulta popular del área metropolitana del Centro Sur de Caldas. El próximo 5 de julio, los habitantes de Chinchiná, Manizales, Neira, Palestina y Villamaría decidirán si están de acuerdo o no con la creación del área metropolitana.

“Nosotros hemos hecho todo el esfuerzo, va a ser la primera consulta de este año. La organización electoral ha dispuesto toda la logística y hoy firmemos el calendario electoral. Lo importante ya queda en manos de ustedes y es lograr ese umbral del cinco por ciento de aprobación” afirmó el Registrador Nacional.

Este mecanismo de participación ciudadana tiene un umbral de participación de 5% del total del censo electoral de los municipios, es decir que, sin importar que voten sí o no, debe acudir a la urnas, como mínimo, el cinco por ciento del censo electoral de cada uno de los municipios y una vez superado este umbral, quedará aprobada la creación del área metropolitana si la mitad más uno de los votos fue por el sí, es decir, mayoría simple.

Para este proceso democrático se estima un censo electoral cercano a los 480.000 votantes y la Registraduría Nacional del Estado Civil instalará mesas de votación en Chinchiná, Manizales, Neira, Palestina y Villamaría.

En tanto que está en remojo la iniciativa para crear el área metropolitana del oriente antioqueño, la cual fue aprobada su conformación en agosto pasado por las Comisiones de Ordenamiento Territorial de la Cámara. Hasta el momento  trece de los 23 municipios de la región han firmado su intención de asociarse a la misma.

Como consecuencia el entonces gobernador de Antioquia, Luis Pérez, envió una carta a la Registraduría Nacional solicitando la realización de la respectiva consulta.

"Estoy enviándole ya al Registrador Nacional una carta para que convoque a elecciones en esos trece municipios del Oriente, con el fin de que quede, ojalá ratificada, la creación del Área Metropolitana. Esperamos que en un plazo menor a cinco meses, se realicen las elecciones por parte de la Registraduría", señaló Pérez en la misiva.

Sin embargo en diciembre pasado el entonces registrador Nacional, Juan Carlos Galindo, anunció que dicha  consulta quedaba congelada porque no había recursos para su realización.

 

Autonomía municipal

El consultor en temas de urbanismo y profesor universitario Fernando Montenegro dijo a EL NUEVO SIGLO que el  modelo de áreas metropolitanas no ha avanzado mucho en el país porque “en Colombia existe una cosa que se llama autonomía municipal que se ha vuelto muy fuerte y es fundamento de la Constitución del 91, y las áreas metropolitanas se constituyen en una fuerza administrativa que compite con eso”.

Agregó que por ellos hay una gran resistencia de las alcaldías municipales “para entrar a hacer ese tipo de alianzas y formar parte de estas instituciones”.