Contrabando y aranceles "corroen" al acero

Foto cortesía
No es buena la situación del sector metalmecánico que produce el material con el que se hace el concreto para la construcción y la infraestructura en el país. Varias amenazas se ciernen sobre esta actividad que ha aportado desarrollo a Colombia en los últimos años

______________

La directora del Comité Colombiano de Productores de Acero que agremia a las cinco principales siderúrgicas que producen acero largo, María Juliana Ospina, y el director ejecutivo de la Cámara de Fedemetal de la ANDI, Juan Manuel Lesmes, expusieron a EL NUEVO SIGLO la problemática del sector a raíz de dos problemas graves que aquejan al mercado: el contrabando físico y técnico, así como la imposición de los aranceles del 25% por parte del gobierno de Estados Unidos.

EL NUEVO SIGLO: El acero ha tenido que enfrentar en los últimos meses el impacto del contrabando y la imposición por parte de Estados Unidos de aranceles del 25%. ¿Cómo ha enfrentado el sector esta situación?

MARIA JULIANA OSPINA: En 2018 tuvimos un final de año complicado, todo lo que vimos que iba a suceder en términos de la norma 232 adoptada por Estados Unidos en marzo y la desviación del comercio se cumplió a cabalidad. Cerramos el año con una reducción en la producción de 12% en aceros largos y un incremento en las importaciones del 20% con países que no tenemos tratados de libre comercio.

Bajo esta perspectiva y las medidas de los aranceles que impuso Estados Unidos, esto tuvo un fuerte impacto en el mercado colombiano, claramente todas esas toneladas que no entraron a EU tuvieron que buscar otros mercados y eso se dio y fue así. Ahora lo que viene con respecto a 2019 estamos bastante positivos y optimistas vemos que para el sector se puede presentar un dinamismo de la construcción como el de la infraestructura que van a jalonar esos consumos de aceros, sobre todo del corrugado que es la barra con la que se hace el concreto y seguramente veremos ese crecimiento reflejado en nuestra producción nacional.

 

La chatarra

ENS: ¿Qué ha pasado con la chatarra?

MJO: Adicionalmente quiero poner en contexto que las exportaciones de la chatarra que es la materia prima esencial para la producción de acero, se han incrementado significativamente, es decir esa materia prima se está yendo del país y frente a 2017 ha tenido un claro incremento de las exportaciones cercanas al 80%.

Definitivamente la industria siderúrgica es un claro ejemplo de la economía circular y estas exportaciones de chatarra rompen el dinamismo de esa economía, ese es el panorama general, nosotros reciclamos casi 1 millón de toneladas que rompen todo porque reutilizamos el 100% del agua y la energía, no dejamos tantos residuos en el medio ambiente, entonces dejamos que esa chatarra se exporte con la quiebra de la economía.

ENS: ¿Qué ha pasado con los precios internos del acero?

MJO: Los precios han tenido una caída significativa, el tema con los países no TLC es complicado, el principal de ellos es Turquía, que devaluó 18% su moneda y eso ha generado que las cotizaciones de la barra corrugada tenga un diferencial del 25% frente a los países con los que tenemos TLC. Eso quiere decir que la barra corrugada que entra al país lo hace con unos precios muy bajos presentándose una competencia desleal ya que la industria nacional no puede competir con esos precios, por eso pedimos que nos igualen la cancha para competir en igualdad.

ENS

Equilibrio

ENS: ¿Qué se está haciendo con el Gobierno para nivelar esa competencia?

MJO: Hemos hecho algún trabajo conjunto con el Gobierno nacional, realmente hemos sentido un apoyo profundo a la industria nacional productora de aceros largos, estamos expectantes a ver cuál de esos mecanismos que ellos tienen para contrarrestar la competencia desleal se pueden adoptar para corregir esta situación.

ENS: ¿Qué ha pasado con el contrabando proveniente de Venezuela?

MJO: El contrabando siguen siendo un hito importante en esta industria, sobre todo con el pasado que se hacía una práctica con un contrabando técnico que básicamente se importaba una barra que se presentaba como corrugada pero que no era sismo resistente, sino que se presentaba así para eludir el pago de aranceles. Pero ese contrabando técnico es muy peligroso porque pone en riesgo la vida de millones de personas al utilizarlo como sismo resistente, pero mediante un trabajo conjunto con la Polfa, la DIAN y el sector compartimos información para contrarrestar ese tipo de contrabando.

 

Aranceles

ENS: ¿Ese impacto de los aranceles de Estados Unidos cómo ha impactado el mercado en Colombia?

JUAN MANUEL LESMES: Debo hacer una aclaración, hablo de los aceros planos que es el rollo para hacer neveras o carros. Arrancamos de un proceso metalmecánico en la formación del acero. Hemos tenido un problema similar con el contrabando técnico, este es un problema que venimos trabajando con la DIAN, tenemos observadores aduaneros porque el arancel colombiano es muy amplio y a cambio de un producto meten una partida que no corresponde buscando pagar un arancel bajo. Eso nos ha afectado al igual que el sector que maneja María Juliana y hemos tenido que dar la lucha con la DIAN para manejar ese tema, hoy hacemos mucho por eso pero es uno de los principales dolores de cabeza que cambien la partida arancelaria para entrar un bien, como cambiar el precio y la cantidad.

ENS: ¿Qué otras medidas se han implementado?

JML: De otra parte en el trabajo con el Gobierno tenemos una serie de medidas, la más reciente es una medida antidumping contra la tubería no petrolera que se vencía, pero el Gobierno entendió que el problema era grave e impuso un 20% sobre arancel, esa medida venció esta semana pero se colocaron otros tres meses hasta que se toma una decisión final, ya sin una seria de productos para nivelar la cancha por la competencia desleal de países como China y Turquía.

Esa serie de medidas ha venido saliendo pero tenemos pensadas otras para el futuro, pero obviamente no serían suficientes si nosotros no tenemos una aduana fortalecida para evitar ese contrabando técnico.

JML: Retomando la pregunta sobre el futuro de los aranceles y la desviación del comercio frente a 2017, tuvimos un decrecimiento en la producción del 12%, eso significan casi 170 mil toneladas, y es el mayor decrecimiento de los últimos cinco años. Claramente eso que dejamos de producir se compensó con un mayor incremento de las exportaciones del 20%, ese es el efecto que el productor ante la situación de Estados Unidos busca otros mercados como ya lo vimos en 2017 y 2018.

La gestión

ENS: ¿Qué se está haciendo para contrarrestar esta situación?

JML: Por supuesto en aceros planos vimos una situación similar y estaba cantada, lo habíamos advertido con Juliana en 2018, si el mayor productor del mundo pone unos aranceles al acero y al aluminio esa producción tiene que buscar otros mercados y nosotros tenemos una economía abierta y eso afectó la industria nacional.

Referente a la pregunta sobre las exportaciones, el efecto ha sido bastante grave, estuve hablando con un exportador que había hecho mucho por conquistar el mercado de Estados Unidos, de salir de productos básicos a exportar valor agregado y me dijo que ese mercado ya estaba perdido porque no estaban comprando acero plano es decir la lámina galvanizada. Obviamente los productores de aluminio se defendieron de esos aranceles del 10% incrementando los precios, pero luego exportando ventanas y así compensaron el efecto porque el arancel no era tan alto y así el problema lo han podido superar, pero en lo referente a la lámina galvanizada y tubería petrolera el golpe ha sido muy alto.

Ante esta situación le escribimos al Ministro para hacer una iniciativa ante Washington para que Colombia sea excluida de esos aranceles, somos un mercado muy pequeño pero este año vamos a dar la pelea. Ahora tenemos un apoyo del senador Marcos Rubio con otros tres senadores que firmaron una carta y le pidieron al Gobierno de Trump que excluyera a Colombia, queremos volver a aprovechar ese mercado que nos costó mucho trabajo abrir.

ENS: ¿Qué reacción ha tenido esa carta?

JML: La carta no ha tenido ninguna respuesta por el gobierno de Estados Unidos, empezando porque no han retirado los aranceles a nadie, ni siquiera cuando firmaron un nuevo TLC con México y Canadá, pero el acero quedó excluido de ese tratado, por eso México ha tenido que seguir pagando el arancel del 25% lo mismo que nosotros. No es una pelea fácil, sabemos que el Gobierno nos ha ayudado pero se tiene que cambiar mucho la gestión para que ese pedido avance.

Optimismo

ENS: ¿La actual coyuntura política y económica del país puede ayudar en ese sentido?

JML: A lo que aspiramos y es muy sencillo, es que Colombia sea excluida de esa medida de aranceles, el Ministro y el Viceministro tienen claro, ya se han reunidos en Estados Unidos con autoridades pero no perdemos la esperanza que todo se arregle.

ENS: Con el aumento de la sísmica y una mayor dinámica de la construcción, ¿mejorarían las ventas en el sector?

JML: Al sector petrolero lo vemos de forma positiva, no hay ninguna duda que las compras de material para la exploración van a mejorar, pero no deja de tener la amenaza que hablamos antes que es con los productos que se traen al país con precios de dumping más baratos con el contrabando técnico. De otro lado la metalmecánica como tal terminó en noviembre pasado con un crecimiento real del 8% después de casi tres años de estar cayendo, eso es positivo, no es una cifra maravillosa pero por lo menos la metalmecánica está en terreno positivo, las ventas subieron casi 12% pero el empleo disminuyó.

Pero tenemos que tener cuidado con ese crecimiento que debe absorber empleo y la gran amenaza es tener cuidado con el contrabando técnico que puede dañar la recuperación de la metalmecánica. Obviamente estamos muy esperanzados con las obras públicas y la reactivación de las 4G, y el sector de la construcción con más vivienda social. Sin duda la infraestructura y la construcción son grandes jalonadores de la industria.

MJO: Nosotros a pesar que 2018 fue bastante duro para la industria siderúrgica productora de aceros largos donde su principal producto es el acero para concreto, que es la barra corrugada, vemos muy buenas perspectivas para este año, esto porque básicamente el principal producto que es el acero para el concreto va a contribuir al aumento de la construcción y de la infraestructura, no olvidemos que el sector constructor pronostica un crecimiento entre 3,1% y 4%, y en el sector de infraestructura un aumento del 7%, claramente si esto se da va a generar mucho consumo de acero y de concreto.