FUE PRESENTADO REFORMA QUE PROPONE A SOACHA CON LA FIRMA DE 70 PARLAMENTARIOS
¿Debe Bogotá dejar de ser capital de Cundinamarca?

Asocapitales

Vuelve a la palestra la iniciativa de que la capital de Cundinamarca no continúe siendo Bogotá; esta vez revive que el papel lo asuma el populoso municipio de Soacha. La propuesta tiene cuerpo pues esta semana con este fin fue presentado un proyecto de reforma constitucional con la firma de por lo menos 70 parlamentarios y el apoyo de Asocapitales. EL NUEVO SIGLO consultó voces autorizadas sobre la conveniencia o no de dar este paso.

La representante a la Cámara por Cundinamarca, Gloria Liliana Rodríguez, quien está entre los congresistas que respaldaron con su firma la iniciativa de reforma constitucional, indicó a este Diario que “Cundinamarca con los 116 municipios es muy relevante, Girardot, Zipaquirá, Fusagasugá, Chía, pero en su población no pasan de 200 mil habitantes. Soacha pasa de un millón de habitantes. Hoy Soacha, sin ser capital, hace parte de Asocapitales”.

Agregó que el municipio también es relevante “porque solo Soacha cuenta con 56 mil desplazados de la totalidad que tiene Cundinamarca”

Concluyó la congresista señalando que “relevancia de Bogotá no se puede comparar con ninguna capital de Colombia, por lo cual hoy Cundinamarca no tiene capital”.

Mientras que el concejal de Soacha, Iván Parra, dijo a este Diario que “hay dos consideraciones que creo se deben tener presentes: lo primero es, entiendo, que la congresista Liliana Rodríguez presentó un proyecto de acto legislativo, al parecer, con un apoyo importante de las bancadas del Gobierno para poder hacer que Soacha se establezca como la capital de Cundinamarca. Al igual que el otro proyecto que presentó la congresista Alexandra Vásquez para que Soacha sea distrito especial, lo que es absolutamente desconocido tanto para el Concejo como para los ciudadanos”.

Agregó que “es una propuesta que no ha sido consultada, que no se conoce cuáles son los verdaderos alcances y que hasta el momento en lo personal desconozco cuáles son los propósitos de las dos propuestas para Soacha”. 

Dijo también el concejal que “una cosa es que se quiera establecer a Soacha como capital de Cundinamarca, cosa que tendría sentido en la medida en la que Soacha es el municipio más poblado del departamento. Sin embargo, hay que revisar el tema de si eso implica necesariamente que el centro administrativo del departamento se traslade al municipio, porque en realidad las situaciones en materia de movilidad del municipio no son las mejores”.

Añadió el concejal que “habría que revisar si esto viene acompañado de mejorar la movilidad, digamos, de una persona que venga de Medina, pues ¿cómo va a hacer para llegar al municipio de Soacha? Siempre es más fácil que pueda llegar a Bogotá, en donde está el centro administrativo del departamento”.

Por lo demás, expresó Parra, “si es una propuesta que está encaminada a incrementar la participación de Soacha en los recursos del Sistema General de Participaciones, pues por supuesto tiene que ser bien recibida, entendiendo que hoy los recursos de la ciudad no son suficientes para atender las grandes demandas en materia social que tiene”.

Mientras que el también concejal de este municipio cundinamarqués, Giovanni Ramírez, señaló a este Impreso que “cualquiera de estas iniciativas que hoy cursan en el Congreso -entiendo que hay dos: una por parte de la representante Liliana Rodríguez para que Soacha sea la capital de Cundinamarca, así como la de Alexandra Vásquez que busca convertir a Soacha en distrito especial de paz- redundará en el beneficio de Soacha, en poder potencializar más el municipio, fortalecer su presencia en el departamento y en el centro del país”. 

Agregó que “aunque el DANE estima que somos cerca de 860 mil soachunos, consideramos por la dinámica propia del municipio que Soacha fácilmente puede ser una ciudad de un millón de habitantes, y esa situación requiere que tenga determinadas condiciones que le permitan obtener del Gobierno nacional un mayor número de recursos para la atención de esta población”.



Las razones del alcalde

El alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, dijo a este Periódico que “esto no es una iniciativa en contra de nadie ni en contra de Bogotá. Que hoy Bogotá sea la capital de Cundinamarca no deja de ser más allá de un moño que se le puede poner a un regalo porque no genera ningún efecto, ni positivo ni negativo para Bogotá, pero que no genera el sentido de pertenencia para los cundinamarqueses”.

Agregó que Cundinamarca debería tener su propia capital. “Hoy Cundinamarca no vota por el alcalde de Bogotá, como los bogotanos no votan por gobernador ni por diputados”. 

Explicó el alcalde que con esta reforma constitucional Soacha obtendría beneficios, “es lograr que se nos aplique el régimen de ciudades capitales y, por ejemplo, estaríamos hablando de que el impuesto a las transacciones financieras para todos los municipios de Colombia está en el 5 por 1.000; en el caso de las capitales es de hasta un 15 por 1.000”. 

Subrayó Saldarriaga que “el Gobierno nacional siempre ha tenido olvidado a Soacha, no existe Soacha para absolutamente nada”. Por ello, dijo, se pretende que se tenga al municipio en la agenda, “como todas las capitales del país”.

El burgomaestre señaló la necesidad de ver “cómo empezamos a lograr esa igualdad que debe existir y esa descentralización administrativa que nos da la Constitución. No podemos seguir hablando de ese centralismo, que sea Bogotá la capital de todo”. 

Concejales de Bogotá

El concejal Marco Acosta Rico dijo a este Diario que “en el marco de la discusión de hablar de una región metropolitana que busca esos caminos de asociatividad que permitan solucionar todas las problemáticas o las demandas sociales, económicas  y culturales de la región,  proponer en este momento que Soacha sea la capital no fortalecería sino que más bien nos llevaría a contrarrestar todos estos avances de asociatividad de la región”.

Agregó que se debe reconocer que Bogotá y Cundinamarca han sido socios, “de hecho, fenómenos como la conurbación han venido borrando fronteras geográficas, y se ha pasado a una discusión más de cómo integrarnos, no de cómo subdividirnos”.

Añadió el concejal de Bogotá: “creo que el debate que podemos poner en el centro es cómo nos integramos, cómo nos asociamos, cómo construimos arreglos institucionales que permitan proteger la estructura económica, consolidar una región productiva, competitiva, temas sostenibles, ambientales, movilidad”, entre otros.

En tanto que el concejal Armando Gutiérrez indicó que “vemos con buenos ojos la idea de que Soacha se convierta en la capital del departamento, lo vemos como una oportunidad para aumentar la inversión y acabar con la estigmatización que históricamente ha sufrido este municipio, que cuenta con más de 600 mil habitantes”.

Propuso el concejal que “sería muy importante que en los municipios del departamento se adelantara una consulta popular para que sean sus mismos habitantes quienes decidan el futuro de la capital del departamento”.



Otras propuestas

A lo largo de los años otros municipios importantes de Cundinamarca también se han postulado para ser la capital del departamento como es el caso de Facatativá, Zipaquirá y Girardot.

Este último municipio se ha postulado en varias oportunidades para ser la capital del departamento, argumentando, entre otras razones, su posición estratégica en la geografía nacional al lado del río Magdalena, y su potencial turístico. Tiene 95.427 habitantes.

Por su lado Facatativá y Zipaquirá se venden como municipios que han sumado a su potencial agrícola un importante desarrollo urbano y en algo industrial, además por su cercanía a Bogotá. El primer municipio tiene 141.762 habitantes y el segundo 130.432.