Presupuesto de 2023 pasa primer debate en el Congreso

EL NUEVO SIGLO/Alex Londoño

Las Comisiones Económicas Conjuntas de Senado y Cámara aprobaron en primer debate el proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) 2023, que alcanza los $405,6 billones.

Esta iniciativa incluye definitivamente la adición propuesta por el ministro José Antonio Ocampo por $14,2 billones, y con ello los recursos de inversión pasarán de $69,6 billones en 2022 a $74,02 billones para el próximo año, con un crecimiento nominal de 6,3%. Sin la adición, la inversión habría caído 10%, al ubicarse en $62,8 billones.

El ministro de Hacienda se mostró agradecido con coordinadores y ponentes de la iniciativa, y señaló que “el Gobierno nacional celebra la aprobación en primer debate del PGN 2023. Esta iniciativa contó con una discusión amplia con los parlamentarios, lo que permitió hacer algunos ajustes que fueron considerados, por parte del Congreso, como positivos”.

Así mismo, explicó que ahora se entrará a una segunda fase, que es la aprobación del proyecto por parte de las plenarias. En este sentido, destacó que seguirá presto a analizar las distintas propuestas.

De acuerdo con el jefe de la cartera financiera, a lo largo del debate se construyó un amplio consenso en torno a la necesidad de expandir la inversión pública de forma financieramente responsable, dentro de los parámetros de la regla fiscal. Fue así como se logró adicionar el monto previsto en el proyecto radicado por la administración anterior ($394 billones).

Wilson Arias, senador del Pacto Histórico, dijo a EL NUEVO SIGLO que “pienso que el modo como se ha sorteado indica claramente un cambio de visión política, es decir, a lo que usualmente ocurría, que, frente a la inflación, frente al crecimiento de la deuda y su dolarización se respondía con recorte del gasto; acá se expresa esta decisión, que no se tiene la misma concepción”.

Regionalización

Por su parte, el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Jorge Iván González, presentó ante las comisiones económicas conjuntas del Congreso de la República el informe de “Regionalización de la inversión 2023”, cuyo presupuesto para ese año en inversión pública regional será de $74 billones, lo que representa un aumento de 6,3% frente a los $69,6 billones destinados para 2022.

Los $74 billones propuestos al Legislativo por el Gobierno nacional para inversión forman parte del monto del Presupuesto General de la Nación para 2023 por un total de $405,6 billones, el cual se aprobó en días pasados tras una adición presupuestal de $14,2 billones.

​De esta cifra por $14,2 billones que fue adicionada, un total de $11,2 billones serán destinados al componente de inversión.

"El ejercicio que hicimos en el DNP está encaminado a realizar los esfuerzos presupuestales para garantizar los derechos sociales, económicos y ambientales que conviertan a Colombia en potencia mundial de la vida", explicó González.



Inversión por sectores

En este componente de inversión, sectores prioritarios como el agropecuario se verán beneficiados con una asignación por $1,8 billones, que permitirá poner en marcha la reforma agraria integral.

Otro de los sectores que se destaca es el de minas y energía, que contará con $1,5 billones que tendrán un papel importante para la financiación de los subsidios eléctricos y de gas. También se suman los $1,3 billones para la paz y que permitirán atender las necesidades de los municipios que hacen parte del Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).

La educación también tendrá una adición de $1,3 billones con el objetivo de financiar programas como Trayectorias Educativas, infraestructura y gratuidad en la educación superior.

La salud tendrá unos recursos adicionales para la inversión por un monto de $1,2 billones, que se concentrarán en el fortalecimiento de la infraestructura hospitalaria de las entidades territoriales y en el esquema de vacunación para el covid-19. También se tiene contemplado $1 billón para la lucha contra el hambre; $600 mil millones para vías terciarias; $573 mil millones para las políticas de agua potable y saneamiento básico; $379 mil millones para los subsidios de vivienda; y $150 mil millones para el sector deporte.