Corte Suprema confirma detención domicialiaria de Álvaro Uribe

Foto archivo El Nuevo Siglo

La Corte Suprema de Justicia confirmó este martes oficialmente la decisión de su Sala Especial de Instrucción de imponer medida de aseguramiento de detención preventiva al senador y Expresidente Álvaro Uribe Vélez, con imposición de medida de aseguramiento de detención preventiva.

Un comunicado del alto tribunal señaló que la medida se sustituyó por detención domiciliaria. El exmandatario, dice la Corte, es presunto determinador de los delitos de soborno a testigos en actuación penal y fraude procesal. 

“Por lo tanto, el senador Uribe Vélez cumplirá la privación de la libertad en su residencia y desde allí podrá continuar ejerciendo su defensa con todas las garantías del derecho al debido proceso”, señala el comunicado. 

Para los magistrados, que tomaron de manera unánime la decisión, hay posibles riesgos de obstrucción de la justicia respecto al futuro recaudo de pruebas de hechos presuntamente delictivos que involucran al senador Uribe así como al representante Álvaro Hernán Prada. 

“Las conductas reprochadas fueron posteriores al 16 de febrero de 2018, fecha en que la Sala de Casación Penal compulsó copias contra el aforado (Uribe Vélez en este caso), al archivar una denuncia formulada por él”, añade el texto.

Después de emitido este archivo de dicho proceso, en contra del senado Iván Cepeda, “al parecer, con la aprobación del senador, personas allegadas a él habrían emprendido probables actos de manipulación de testigos”.

El 24 de julio de 2018, la entonces Sala de Instrucción de la Sala Penal abrió proceso formal contra los congresistas Uribe y Prada, en el curso del cual rindieron indagatoria ante la nueva Sala Especial de Instrucción en el mes de octubre de 2019.

Luego de escuchar sus explicaciones y la práctica de múltiples pruebas, muchas de ellas pedidas por la defensa, la medida restrictiva de la libertad del senador Uribe Vélez tiene como fundamento gran cantidad de material probatorio recaudado y analizado por la Sala Especial de Instrucción, manifestó el alto tribunal.

Aclara el documento que las conductas imputadas al senador Uribe Vélez “fueron presuntamente cometidas cuando se desempeñaba como congresista”.

Por lo pronto, la investigación respecto a los dos congresistas continúa en el mismo proceso a cargo de la Sala Especial de Instrucción.