MANDOS MEDIOS FUERON CITADOS A RENDIR VERSIÓN VOLUNTARIA
Crece investigación en JEP por caso de secuestros

cortesía

Más elementos sumará la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) a la investigación que adelanta en el caso 01, denominado “Toma de rehenes, graves privaciones de la libertad y otros crímenes concurrentes cometidos por las Farc-EP”, pues citó a rendir versiones voluntarias a 52 antiguos mandos medios de los bloques Noroccidental, Occidental, Oriental, Sur, Magdalena Medio y Caribe de la antigua guerrilla. Hasta el momento esta instancia de justicia transicional había llamado a declarar e imputó a los considerados máximos responsables, es decir, a ocho excomandantes que integraron el secretariado de la extinta organización.

Es la primera vez que la JEP cita a versión voluntaria a un grupo tan grande de mandos medios de las extintas Farc en la investigación que desarrolla por los miles de secuestros que ejecutó esta organización, pues hasta el momento de estos solo había obtenido declaraciones individuales.

La Sala de Reconocimiento de la JEP tomó la decisión de llamar a declarar a mandos medios a través del Auto N.º 1 de 2022, en donde explica que “esta convocatoria hace parte del abordaje de los hechos y las conductas en su dimensión regional a escala de Bloque de Frentes a través de la identificación de los máximos responsables de los niveles inferiores de la organización armada", que además deberán dar respuesta a las demandas de verdad presentadas por las víctimas en el caso 01.

La Sala contrastó múltiples fuentes de información para ordenar estas versiones; entre dichas fuentes se encuentran los informes entregados por las víctimas y entidades del Estado, los aportes de verdad entregados por los comparecientes en versiones individuales y colectivas, las solicitudes de acreditación y las observaciones a las versiones presentadas por las víctimas acreditadas en el caso 01.  

A las jornadas de concentración de versiones del Comando Conjunto de Occidente se incluirá una sesión con exintegrantes del frente 60 y otros mandos de la extinta guerrilla de las Farc que estuvieron involucrados en el secuestro y asesinato de los diputados del Valle de Cauca, para responder a las demandas elevadas por las víctimas acreditadas en el caso 01.

Además de las versiones individuales, la Sala de Reconocimiento ordenó la realización de una nueva fase de ampliaciones de versión colectiva por estructuras para responder sobre hechos y demandas de verdad de 18 estructuras de la extinta guerrilla de las Farc-EP. Dichas versiones serán llevadas a cabo en las mismas jornadas de concentración de versiones por bloque.



Audiencia de reconocimiento

La audiencia de reconocimiento del secretariado de las Farc-EP por su responsabilidad en secuestro se realizará en Bogotá los días 31 mayo, 2 y 6 de junio próximos. La Sala les imputó a los exintegrantes el crimen de lesa humanidad de privaciones graves de la libertad y el crimen de guerra de toma de rehenes, así como otros crímenes cometidos en relación con los secuestros, entre ellos homicidio, desaparición forzada, torturas, tratos crueles, violencia sexual y desplazamiento forzado.

Las personas imputadas en este caso son Rodrigo Londoño Echeverry, Pablo Catatumbo Victoria, Pastor Lisandro Alape Lascarro, Milton de Jesús Toncel, Juan Hermilo Cabrera, Jaime Alberto Parra, Julián Gallo Cubillos y Rodrigo Granda Escobar. La responsabilidad individual varía según los cargos de mando asumidos durante el conflicto armado, advirtió la JEP.

A través de estas audiencias, los comparecientes tienen la oportunidad de aportar verdad plena, detallada y exhaustiva; reconocer la naturaleza criminal de los hechos y conductas en las que participaron; y responder a la gravedad de las conductas con el reproche moral que implica el supuesto de abstenerse de justificarlas, reconocer el daño causado, aceptar la responsabilidad y dar cuenta de la voluntad de resarcir y no repetir esos graves crímenes.

Si los exintegrantes del secretariado de las Farc reconocen su responsabilidad en los delitos antes señalados, como lo hicieron recientemente los 10 uniformados del Ejército en el caso de los ‘falsos positivos’, y además aportan verdad plena, detallada y exhaustiva, la Sala de Reconocimiento debe producir en los siguientes tres meses las respectivas resoluciones de conclusiones que enviará a la Sección de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad del Tribunal para la Paz, que se encargará de imponer las sanciones a las que haya lugar. ​

Los reclamos

De otro lado, uno de los mayores requerimientos que han hecho a la JEP el Gobierno nacional y sectores políticos que no apoyaron la firma del Acuerdo de Paz, porque no estuvieron conformes con la forma como se negoció en La Habana (Cuba), como el Centro Democrático, es que empiece a producir condenas a los máximos responsables por los graves delitos que se cometieron en el conflicto armado.

En los cinco años de estar operando, esta Jurisdicción ha concentrado su acción en la investigación de diferentes delitos que se produjeron, la mayoría de los cuales se condensó en siete macrocasos, a los cuales se suman tres macrocasos más que determinó en las últimas semanas.

En cuanto a estos últimos hay uno que investiga violencia sexual y basada en género, homicidios, masacres, desplazamiento forzado, desaparición forzada, tomas a poblaciones, uso de armamento indiscriminado y otros crímenes no amnistiables.

También abrió un macrocaso por crímenes cometidos por miembros de la Fuerza Pública, otros agentes del Estado o en asociación con grupos paramilitares y terceros civiles, que investiga violencia sexual y basada en género, asesinatos, masacres, desapariciones forzadas, torturas, desplazamiento forzado y despojo de tierras.

Y un tercero concentra los crímenes cometidos contra pueblos y territorios étnicos, que investiga masacres y asesinatos selectivos e indiscriminados contra autoridades, lideresas e integrantes de pueblos étnicos.

Los casos que más avanzan

Los macrocasos que más han avanzado en la investigación son el 01 por los secuestros que cometió la entonces guerrilla de las Farc de civiles y uniformados, algunos de los cuales permanecieron hasta 12 años cautivos en la selva y muchos murieron en esta condición; y el caso 03, por las ejecuciones extrajudiciales por parte de algunos militares a civiles que nada tenían que ver con grupos armados ilegales, para hacerlos aparecer como muertos en combates y así inflar las cifras de resultados operacionales.

En la reciente presentación que hizo ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el jefe de la misión de verificación en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, sobre el informe correspondiente al periodo de diciembre del 2022 a marzo del 2023, destacó “la naturaleza histórica de las primeras audiencias públicas de reconocimiento de responsabilidad” en la JEP.

Agregó que “en ellas, excomandantes de las Farc-EP, miembros de la Fuerza Pública y terceros civiles tendrán un espacio para demostrar su compromiso con la verdad y con los derechos de las víctimas, que son la razón de ser del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición. Este es un paso determinante hacia la definición de las sanciones propias que emitirá la Jurisdicción. Su potencial reparador será clave para satisfacer las expectativas de las víctimas”.