Planes para incluir la actividad física en la rutina de las mamás

Foto cortesía

Durante este mes, en muchos países, se celebra el Día de la Madre y si bien este no debe ser el único momento en que se reconoce a las mamás, sí es una oportunidad en la que podemos aprender, explorar y buscar nuevos planes y actividades que les traigan beneficios a su bienestar general.

Conozca cómo diferentes tipos de mamás y sus familias pueden disfrutar más y aprovechar los momentos de esparcimiento, en especial durante este mes de las Madres, según Carlos Ulloa, médico del deporte e Integrante del Consejo Consultor de Nutricionistas de Herbalife Nutrition:

Si trabaja dentro o fuera del hogar

Para aquellas mujeres que deben desplazarse a otros lugares porque trabajan fuera de casa, generalmente en horarios fijos, el especialista recomienda trazarse objetivos específicos y lograrlos progresivamente, en especial si no se realiza actividad física regular.

“Pueden iniciar con una rutina corta de caminata, ejercicios de abdominales y algo de fortalecimiento muscular sin peso; además, hacer rutinas de yoga, pilates y meditación, que las ayudarán a un mejor estado de bienestar físico y mental”, agrega.

Las mamás que trabajan en el hogar, generalmente pueden destinar el tiempo para su cuidado una vez los hijos y parejas han salido al colegio, universidad o trabajo. En esos espacios se puede aprovechar para realizar rutinas de ejercicios en casa o caminatas en parques cercanos. También, si se quiere una rutina más intensa, es recomendable consultar al médico.

Planes en familia

Otra forma en la que una madre puede mejorar sus hábitos de vida es mediante la inclusión de sus hijos y pareja en la realización de actividades físicas; incluso, muchas veces los hijos ya practican algún deporte o realizan rutinas de ejercicios.

“Dependiendo de la edad de los hijos, los planes pueden variar. Pueden ser caminatas en el barrio o en centros comerciales. Para mamás con hijos adolescentes o aún más grandes, los juegos en casa y al aire libre con pruebas de talentos físicos son una buena idea, así como las caminatas ecológicas, el senderismo o ir al gimnasio”, aconseja Ulloa.

Es posible que coordinar los tiempos para realizar actividad física en familia durante la semana sea complicado por las diferentes labores y horarios, por lo que destinar un espacio durante el fin de semana para ejercitarse puede ser una solución.

Recuerde que acompañar la actividad física con una alimentación balanceada es muy importante y trae muchos beneficios para la salud personal y familiar.