Corte Suprema, de nuevo ante el dilema de elegir

cortesía
En su primera Sala Plena de este año la Corporación tiene el reto de escoger Fiscal General, llenar siete vacantes de magistrados y designar a su Presidente para este año

_________

Este jueves la Corte Suprema de Justicia tendrá su primera Sala Plena de 2020, la cual por razón de las dificultades que ha presentado últimamente para cumplir su función electoral, porque no alcanza consenso en las votaciones, está atiborrada de decisiones que no dan espera: elección de Fiscal General de la Nación, escogencia de los nombres para llenar siete vacantes de magistrados y designación del Presidente para este año.

Mientras que la primera Sala Plena del año en los otros dos altos Tribunales, Consejo de Estado y Corte Constitucional, estará dedicada a la elección de sus respectivos presidentes para esta vigencia, en la Suprema de Justicia será una jornada de nervios debido a que está contra las ‘cuerdas’, como se dice en el argot del boxeo, porque en primer lugar los ojos del Gobierno, la Rama Judicial y el país en general están encima a la espera de que ponga punto final a la interinidad en el cargo de Fiscal General de la Nación, tras ocho meses de la renuncia de Néstor Humberto Martínez.

En segundo lugar porque el alto Tribunal por no alcanzar consensos en las votaciones, de los 23 magistrados que lo integran ha acumulado siete vacantes, incluso dos vienen desde 2018, por lo cual en este momento tiene 16 actuantes, que precisamente es el número necesario para conformar quórum y por ende para tomar cualquier decisión.

Sería grave para la Corte porque no quedaría el quórum: Magistrado García

 

Sin embargo, por esta situación las alertas están sonando debido a que el próximo 26 de febrero sale de la Corporación el jurista Ariel Salazar Ramírez, de la Sala Civil, por periodo cumplido, y si para ese momento no se ha elegido al menos un magistrado, no habría manera de conformar quórum y como consecuencia tampoco podría elegir Fiscal General, llenar sus vacantes y de contera escoger a su Presidente para este año.

El saliente presidente de esta Corporación, magistrado Álvaro García, explicó que si ello ocurriera “sería grave para la Corte porque no quedaría el quórum para designar a nadie y sería la primera vez que sucedería después de la toma del Palacio de Justicia, que hubo un decreto de estado de sitio que permitió elegir con un número inferior de magistrados a los que tenía el reglamento”.

Por su parte el senador Roy Barreras, Partido de La U, previno que si la Corte se queda sin quórum, “habrá bloqueo institucional y el riesgo de que eso se aproveche (por el Gobierno) para decretar un estado de conmoción interior será latente”.

El orden del día

En últimas y como están las cosas, la decisión que podría esperar en este momento en la Corte Suprema es la elección de su Presidente para este año, pues si en la Sala Plena de este jueves no hubiera humo blanco al respecto, lo que se acostumbra es que se nombraría un encargado, recayendo en el primero que siga en la lista del orden alfabético de magistrados.

Aunque, claro está, no es deseable nombrar un Presidente en encargo, no es algo nuevo en la Corte Suprema porque el año pasado se tardó cuatro meses para escoger porque los magistrados de las salas Laboral, Civil y de Casación Penal no se lograban poner de acuerdo en cuanto a un nombre en las ocho salas plenas que se llevaron a cabo en ese lapso, a pesar de que la tradición que mantiene el alto Tribunal en esta materia indica que quien fue vicepresidente el año inmediatamente anterior le corresponda esta dignidad. 

Si se atiende esta costumbre la presidencia en 2020 de la Corte Suprema debería ser ocupada por el magistrado Jorge Luis Quiroz Alemán, de la Sala Laboral, pues ocupó la Vicepresidencia de la corporación el año anterior.

Tal vez ello explicaría el orden del día que estableció la Sala Plena de la Corte para este jueves, en el cual en primer lugar se puso la elección de Presidente para este año.

En segundo lugar se votará elección de Fiscal General por la terna que presentó el presidente Duque el pasado 3 de diciembre, que está integrada por Francisco Barbosa (consejero presidencial para los Asuntos Internacionales y Derechos Humanos); Camilo Gómez (director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado); y Clara María González (Secretaria Jurídica de la Presidencia de la República).

En tanto que en tercer lugar en el orden del día de la primera Sala Plena de la  Corte Suprema este año figura la elección de magistrados para llenar las siete vacantes que hay en la actualidad, que como se dijo es el tema más urgente pues está a punto de romperse el quórum de 16 juristas actuantes, debido a que el próximo mes se va el jurista Salazar por periodo cumplido de ocho años.

No obstante, si ninguno de los aspirantes a ocupar las plazas de magistrado en la Corte alcanzara este jueves los 16 votos para ser elegido, aún quedan dos salas plenas más antes de que se vaya Salazar: el 6 y el 20 de febrero.

Incluso también por la necesidad de elegir Fiscal General la Corte puede convocar en este interregno salas plenas extraordinarias y seguir votando también para ocupar sus vacantes y, si es el caso en ese momento, por presidente de la Corporación.   

 

 

Sin consenso para Fiscal

A pesar de que Martínez Neira renunció a mediados de mayo pasado, el presidente Duque apenas envió la terna a la Corte el 3 de diciembre de 2019, pues no lo hizo antes debido a que el alto Tribunal “no tiene el número de magistrados” para que “pueda darse ese proceso con todas las garantías”, explicó.

La Corte alcanzó a votar por la terna de Fiscal en tres oportunidades, sin embargo ninguno de los aspirantes obtuvo los 16 votos que se necesitan. Como consecuencia la escogencia se quedó para este año debido a que el 20 de diciembre pasado inició el receso por la vacancia judicial.