Colombia firmará Acuerdo de Escazú en pro del medioambiente

Foto Presidencia

“Anuncio hoy que Colombia, aquí, en el lanzamiento del Índice de Desarrollo Humano, que esta semana Colombia va a firmar el Acuerdo de Escazú, uno de los instrumentos ambientales más importantes de la región”, anunció el presidente Iván Duque durante su intervención en el acto de lanzamiento del Índice del PNUD.

Además agregó que en el marco de la Gran Conversación Nacional "una de las mesas que ha sido más enriquecedora ha sido la de medioambiente donde todos los sectores académicos, científicos, empresarios, líderes sociales han planteado la importancia de tomar acciones". 

Por lo tanto, reiteró que en este sentido hay una gran confluencia en lo que queremos como Gobierno y lo que quieren los ciudadanos.

El llamado Acuerdo de Escazú fue adoptado en dicha ciudad en Costa Rica, el 4 de marzo de 2018. Este es el primer tratado regional de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el primero en el mundo que incluye disposiciones sobre los defensores de los derechos humanos en asuntos ambientales.

El  Acuerdo de Escazú tiene como objetivo luchar contra la desigualdad y la discriminación y garantizar los derechos de todas las personas a un medioambiente sano y al desarrollo sostenible, dedicando especial atención a las personas y grupos étnicos y la sociedad civil. 

Además establece estándares regionales, promueve la creación de capacidades, sienta las bases de una estructura institucional de apoyo y ofrece herramientas para mejorar la formulación de políticas y la toma de decisiones.

El tratado aborda la gestión y la protección ambiental desde lo regional, en ámbitos tan importantes como el uso sostenible de los recursos naturales, la conservación de la diversidad biológica, la lucha contra la degradación de las tierras y el cambio climático y el aumento de la resilencia ante los desastres.

El acuerdo incluye la primera disposición vinculante del mundo sobre la defensa de defensores de los derechos humanos en asuntos ambientales, como los líderes ambientales y pueblos étnicos, ambientalistas, académicos, guardaparques, funcionarios y contratistas de las CAR y del Sistema Nacional Ambiental.

Tiene el compromiso de incluir a aquellos que tradicionalmente no han sido incluidos o han estado insuficientemente representados y le da voz a quienes no la tenían, sin dejar a nadie atrás. 

A través de la transparencia, la apertura y la participación, el Acuerdo Regional contribuye a la transición hacia un nuevo modelo de desarrollo basado en la sostenibildiad, donde se reconoce la relación del Estado, las economías y la sociedad para el principio de Conservar produciendo y Producir conservando, a la economía circular, sin ignorar a nuestros pueblos, campesinos y actividades económicas sostenibles.