IMÁGENES DE SANTA BÁRBARA Y SAN ELOY
El vitral que estuvo oculto siete décadas en Museo Casa de Moneda

Cortesía Museo Casa de Moneda del Banco de la República

Un majestuoso vitral de hace 70 años fue descubierto en el Museo Casa de Moneda, en medio de las labores de renovación curatorial que se iniciaron en el recinto el pasado mes de septiembre.

El vitral representa a Santa Bárbara y a San Eloy, dos importantes figuras religiosas en el contexto colonial bogotano. El Museo Casa de Moneda, del Banco de la República, está ubicado en un claustro colonial, una de las primeras edificaciones que existieron en Santafé y en donde, en 1621, se iniciaron las primeras labores de acuñación de monedas.

El Museo está en proceso de renovación museográfica. La tradicional exposición de monedas y billetes, que cuentan la historia del país a través de su economía y los usos del circulante monetario, se transformará y estará abierta al público a mediados de 2023.

Las labores de renovación curatorial y museográfica implicaron el desmontaje de todos los dispositivos expositivos del Museo Casa de Moneda y en ese proceso se realizó un gran descubrimiento: un maravilloso vitral en perfecto estado de conservación tras las paredes de yeso que cubrían la sala de exposiciones temporales, ubicada en el segundo piso.

Luego de este descubrimiento, se realizó una investigación sobre su creación y por qué había permanecido oculto. La razón: necesidades museales que evidenciaban la falta de espacio en el lugar.

Algunos archivos de la década del 90 relatan que en el último montaje de las salas las paredes fueron aprovechadas al máximo, añadiéndoles estructuras de yeso que soportaran los paneles expositivos.

Atributos religiosos

El vitral descubierto del Museo Casa de Moneda representa a Santa Bárbara y a San Eloy. Santa Bárbara está representada con los atributos propios de la santa: la corona, la palma del martirio (santas que mueren en castidad), el cáliz y la torre donde fue encerrada por su padre para hacerla abjurar por su cristianismo, y en la que ella abrió tres ventanas, como símbolo de su firme creencia en la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

San Eloy fue el más famoso orfebre de Francia en el siglo VII y de quien se decía que Dios le había concedido desde muy pequeño unas grandes cualidades para trabajar con mucho arte el oro y la plata. Era obispo, orfebre y acuñador, por lo que se le designó como el santo patrón de los plateros; de esta manera, tiene sentido que se encuentre su imagen en el vitral, ya que este metal era usado para la elaboración de moneda, razón por la que es también el santo de los trabajadores de la Casa. Está representado con una balanza en la que pesa piedras preciosas, un yelmo y un casco de caballero.

En la decoración superior del vitral destaca la abstracción de un elemento nativo del país, la granada, acompañada por hojas de acanto, las cuales aportaron elegancia a la obra.

Tampoco es coincidencia que cerca de la Casa de Moneda, entre las carreras 5ª y 6ª y las calles 9 y 15 existiera, por muchos años, una numerosa cantidad de talleres de platería y orfebrería que poco a poco se han ido transformando en comercios de joyería y otras mercancías.

La obra descubierta podrá ser apreciada en el Museo Casa de Moneda a partir de junio de 2023, cuando se reabra al público la renovada exhibición numismática del Banco de la República.


Le puede interesar: Lienzos de Yarime exhibidos en Sala de Exposiciones Cafam


En el 2023

Este vitral, que en el nuevo montaje del Museo Casa de Moneda quedará descubierto para el disfrute de los visitantes, se sumará al patrimonio que se exhibirá en 2023 en esta histórica edificación.

La actual renovación museográfica rescata la Casa como una pieza fundamental, tal vez la más importante del museo, por lo que el vitral se dejará al descubierto.

La Casa de Moneda de Santa Fe de Bogotá mantuvo su oficio desde el siglo XVII hasta el siglo XX, es decir, fabricó monedas para el país hasta 1986. Durante los años 50 al edificio se le realizó una reestructuración arquitectónica con la que se rescataron muchos de sus aspectos coloniales.  

La jefa de Servicios Educativos y al Público de los museos de arte del Banco de la República, Sigrid Castañeda, cuenta que normalmente en las Casas de Moneda había capillas donde se hacían los oficios religiosos. “Se decía que, al ser una entidad al servicio del rey, quien a su vez estaba al servicio de la Iglesia, debía tener un espacio religioso. Los trabajadores debían rezar al iniciar sus labores, al mediodía y al finalizar la jornada. En algunas ocasiones se realizaban eucaristías para celebrar fiestas religiosas. Es posible que durante esa administración de los años 50 se haya pedido una adecuación de esta sala, donde hoy se conserva el vitral, como capilla”.

El vitralista alemán Walter Wolf Wasserhouen, de gran reconocimiento en la época, fue el encargado de la decoración de este espacio, para lo cual se le contrató la realización del vitral. Walter Wolf llegó a Colombia en 1940, y luego de varios años abrió su taller en La Candelaria, en el centro de Bogotá, en la calle 12 con carrera 2, donde vivió y trabajó hasta 1980. Diseñó los vitrales de importantes iglesias de Bogotá como la Iglesia de Lourdes, La Porciúncula, Las Nieves y Las Cruces, así como el de la Iglesia del Pie de la Popa en Cartagena y el famoso Santuario de Las Lajas en Nariño.

 

VItral