Se agita el sonajero para comandar el MinDefensa

Foto Montaje El Nuevo Siglo
El Presidente deberá tomar la decisión para reemplazar, de manera permanente, a uno de los ministros más importantes del gabinete

___________

El sector Defensa es uno de los más importantes del Estado. Tiene la misión de soportar la institucionalidad del país y sobre todo debe comandar a las Fuerzas Militares que garantizan el orden y la seguridad.

Tras la salida de Guillermo Botero, el reto del presidente Iván Duque es nombrar a alguien que recupere la confianza de los colombianos en el sector luego del escándalo generado por el bombardeo en la vereda Candilejas, de San Vicente del Caguán, Caquetá, en el que murieron al menos ocho menores de edad.

Mientras Duque decide con quién va a reemplazar a Botero, nombró como encargado al general Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares.

Por ahora, el sonajero es amplio y se irá depurando con el pasar de los días. Ninguno de los nombres ha sido confirmado por el alto gobierno; sin embargo, personas cercanas al Centro de Gobierno indican que esta es la baraja de candidatos que ya está sobre la mesa.

Uno de los opcionados es el actual presidente de la Sociedad de Agricultura de Colombia, Jorge Enrique Bedoya, ex viceministro de Defensa que estuvo en la cartera cuando el ministro era Juan Carlos Pinzón, quien en la campaña presidencial se sumó a la candidatura de Duque. Sin embargo, algunos no ven con posibilidades al dirigente gremial pues Botero también venía de un gremio.

A favor de Bedoya obviamente está que trabajó en el sector, conoce sus dinámicas y seguramente tiene buenas relaciones con los generales que están en este momento comandando las fuerzas.

Otros sectores del uribismo tampoco descartan el nombre del actual alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, quien ha liderado una política de seguridad que por muchos es calificada como exitosa en la capital del departamento de Antioquia. Sin embargo, los tiempos no le dan. Su mandato termina constitucionalmente el 31 de diciembre y una interinidad en este momento político no le conviene al Gobierno que buscará apagar el incendio más pronto que tarde.

Gutiérrez también tiene en contra a varios sectores del Centro Democrático por las heridas abiertas que dejó la pasada campaña para la elección de autoridades locales. Se rumora que su apoyo fue para Santiago Gómez Valderrama, quien quedó de tercero en la contienda debilitando la candidatura de Alfredo Ramos, candidato del partido de gobierno.

Dos exfiscales

Otro candidato que estaría en la lista de favoritos sería el exfiscal Alfonso Gómez Méndez, un político de extracción liberal que tiene un amplio conocimiento del manejo del Estado como exfiscal General de la Nación, exprocurador General y exministro de Justicia y del Derecho.

Pese a que el exfiscal no tiene arraigo en el partido de gobierno es reconocido por el mismo presidente Duque como un estudioso en materia de Derecho y Constitución en Colombia. De hecho, Gómez Méndez hizo parte de la Comisión de Excelencia Militar designada por el Jefe de Estado para que evaluara los lineamientos y protocolos militares luego del escándalo suscitado por las revelaciones que hizo el diario estadounidense The New York Times. Tal vez, el único pero que tendría Gómez para asumir la cartera es que no tiene experiencia con el alto mando militar.

Un nombre sobre el que hay un manto de duda pero que ha hecho carrera en los mentideros políticos es el del exfiscal Néstor Humberto Martínez. Luego de su salida de la Fiscalía General de la Nación el exfuncionario se ha dedicado a dar conferencias y a escribir, sin embargo, no se descarta que quiera volver al gobierno.

Martínez fue ampliamente cuestionado por el escándalo de Odebrecht en Colombia mientras fungía como cabeza del ente acusador y enfrentó varios debates de control político en el Congreso de la República. No se sabe si el Presidente se arriesgaría a nombrar a un ministro que implique el riesgo de que continúen los debates en el Legislativo. Pese a que Martínez por su labor como fiscal tuvo que trabajar de la mano con las Fuerzas Militares no se sabe si tenga la legitimidad al interior de la cúpula para asumir ese cargo.

Reorganización

Varios de los nombres aquí mencionados son externos al Gobierno, sin embargo varios sectores indican que el Presidente puede estar pensando, también, en una reorganización del gabinete.

Uno de los nombres que suenan es el del actual consejero presidencial para la Seguridad Nacional, Rafael Giovanni Guarín. El funcionario fue abogado consultor en el Ministerio de Defensa durante el último periodo de Álvaro Uribe, y debido a la cercanía con el gobierno podría ser el reemplazo de Botero. Sin embargo, su experiencia en el sector es poca. El consejero también es reconocido por desde su tribuna pública en Twitter criticar al gobierno de Nicolás Maduro. Por ejemplo, a principio de año sostuvo que “es inaudito que una banda criminal destroce desde el Gobierno a Venezuela. Intolerable que se mantenga una narcodictadura que esclaviza a todo un pueblo y que amenaza la seguridad y la paz en la región. Las democracias tienen que unirse para devolver la libertad a Venezuela”.

Por otro lado, también suena el nombre del actual ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo. El Canciller ha estado dirigiendo la diplomacia del país desde el Ministerio con relativo éxito y además ha tenido amplia experiencia en el funcionamiento del Estado. Holmes, quien hizo campaña presidencial ha sido reconocido como uno de los hombres con más experiencia en el gabinete pues se ha desempeñado como Ministro de Educación, embajador de Colombia ante la OEA y ministro del Interior. Así mismo, el actual Canciller puede demostrar amplio conocimiento en el tema de derechos humanos y Derecho Internacional Humanitario ya que se desempeñó como Alto Consejero para la Paz.

El Presidente aún no se ha pronunciado al respecto, pero los nombres permanecerán en la baraja del Ejecutivo hasta que este así lo disponga.