Entrevista con María Paz Gaviria, gerente de plataformas culturales de la Cámara de Comercio de Bogotá
“Es el momento para la internacionalización del mercado del arte”

Cortesía Feria Internacional de Arte

Después de tres años, regresa la Feria Internacional de Arte de Bogotá (ArtBo), organizada por la Cámara de Comercio (CCB), con la participación de más de 300 artistas nacionales e internacionales, quienes exhibirán sus talentos en los 13 mil metros cuadrados dispuestos en Corferias. El evento se realizará del 27 al 30 de octubre.

EL NUEVO SIGLO habló con María Paz Gaviria, gerente de Programas Culturales de la Cámara, para conocer más detalles sobre la selección de obras, participación de artistas, clasificación de las galerías y las novedades de esta nueva versión.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo será la feria este año, en qué se diferencia de ediciones anteriores?

MARÍA PAZ GAVIRIA: En su edición número 16, ArtBo será la plataforma de 51 galerías provenientes de 15 ciudades y 6 países: Brasil, España, Argentina, Bélgica, Chile y Colombia. Presentaremos novedades en la configuración de su espacio y reconocidos curadores en sus distintas secciones comerciales y no comerciales, que la reafirman como una de las vitrinas de más trascendencia en las artes plásticas de Colombia y como el eje central del circuito artístico colombiano. La Cámara de Comercio de Bogotá tiene una apuesta integral por la cultura y la creatividad desde hace 18 años, cuando se creó la feria precisamente con el fin de promocionar y posicionar a esta ciudad como un hogar, un destino para la cultura y los negocios, con el fin de generar espacios de intercambio cultural.

ENS: ¿Cómo se muestra la Feria Internacional de Arte fuera de Colombia, qué ha percibido en otros países?

MPG: Yo creo que Colombia está en la mira de todo el mundo por la curaduría con la que contamos en esta feria. Es importante entender que la exposición no es solo un programa para las artes plásticas en Bogotá, donde se contempla toda la cadena de valores, sino que es el proyecto bandera, es el mayor evento de trascendencia artística en nuestro país, es la mejor exhibición de América Latina, somos un referente a nivel internacional y eso se refleja en nuestro país y en nuestra ciudad. Estamos convencidos de que con este encuentro se transforma el ecosistema empresarial, el ambiente de nuestra ciudad, y creemos que través de este trabajo se genera un alto impacto económico, no solo en la actividad del arte, sino en muchos otros aspectos.

ENS: ¿Quiénes son los encargados de escoger las galerías y bajo qué criterios se seleccionan?

MPG: Es un trabajo minucioso, no hemos comenzado la feria este año y desde ya estoy planeando la edición del 2023. En esta jornada se contó con una estricta y minuciosa curaduría de expertos del sector. Entre ellos cabe destacar a Gabriela Rangel (Venezuela), curadora, escritora e investigadora independiente establecida en Brooklyn, Nueva York. Recientemente se desempeñó como directora artística del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (2019-2021). Asimismo participa Inti Guerrero (Colombia), co-curador de la Bienal de Sídney y tutora del programa de Estudios Curatoriales de la Royal Academy of Fine Arts-KASK, Ghent. También nos acompaña en la feria Simon Castets (Francia), director de Iniciativas Estratégicas en LUMA Arles y presidente ejecutivo del Swiss Institute de Nueva York. Y por último, cabe mencionar a Alejandro Martín (Colombia), matemático y filósofo que encontró en la curaduría un espacio para la investigación y puesta en común de problemáticas claves en el contexto contemporáneo. El contenido se desarrolló muy cuidadosamente con reconocidos galeristas a nivel internacional, que se seleccionan de acuerdo con su trayectoria, según sus propuestas específicas y cuál es la representación que tienen en diferentes países.



ENS: ¿Eso quiere decir que la agenda cultural de este año es más nutrida y especial?

MPG: Su contenido es muy especial, por ejemplo, tenemos colaboradores internacionales galerías, curadores, artistas y obras de arte en diferentes formatos y soportes, enfocándose en calidad y diversidad, a través de secciones comerciales y no comerciales. Esta muestra está conformada por Adrián Ibáñez Galería, Alonso Garcés Galería, Beatriz Esguerra Arte, Casas Riegner, Casa Hoffmann, Doce Cero Cero, Taller Arte Dos Gráfico, GRIS Galería, Nueveochenta, Otros 360°, el Instituto de Visión (Colombia-Estados Unidos), El Museo/Fernando Pradilla (Colombia-España), Rolf Art, Waldengallery (Argentina), Central Galería, Galería Lume, Vermelho, Verve, Max Estrella, Galería Quadra, Zipper Galeria, Galería Athena (Brasil), Nordés, Galería Zielinsky, Alarcón Criado (España), Factoría Santa Rosa (Chile) y Newchild (Bélgica), entre otros. Me parece que lo más novedoso de esta edición es volver a encontrarnos, volver a la feria físicamente. Estamos en momentos para reflexionar, con una escena resiliente, pujante, que vuelve a mostrarse tan sólida. Yo creo que este también es un momento muy importante para la internacionalización de la escena, del mercado de las artes.

ENS: ¿Cómo se ha beneficiado Colombia con la Feria Internacional de Arte?

MPG: Es el evento cultural que más visitas internacionales congrega, porque despierta gran interés y, sin duda, eso contribuye a un posicionamiento de nuestro país, ayuda a generar y a tejer proyectos, a las inversiones, a darnos otra visibilidad a través de otros tipos de contenidos, como el arte y la cultura. Durante estos últimos tres años la exacerbación de la virtualidad nos recordó la importancia de la presencialidad, el privilegio que significa contar con espacios de intercambio cultural, poder visitarlos y sostener conversaciones sin la mediación de una pantalla. Sin duda la feria es un espacio que nos permitirá reunirnos de nuevo para conversar y disfrutar de propuestas de vanguardia, obras de gran formato, espacios de aprendizaje, arte emergente y publicaciones que son a la vez objetos artísticos. Queremos que celebren con nosotros este regreso.