Nuevo Liberalismo también sufrió exterminio: Juan Galán

Foto: Archivo El Nuevo Siglo

La Corte Constitucional y el Consejo de Estado deberán decidir sí le devuelven la personería jurídica al Nuevo Liberalismo, tal como ya lo hicieron con la Unión Patriótica, señaló el exsenador Juan Manuel Galán.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo avanza la recuperación de la personería del Nuevo Liberalismo?

JUAN MANUEL GALÁN: Hemos acudido a todas las instancias que el ordenamiento jurídico colombiano designa para reclamar la personería jurídica del Nuevo Liberalismo.

Hemos argumentado ante el Consejo Nacional Electoral y ante el Consejo de Estado y ahora, en una tutela en Corte Constitucional, que el Nuevo Liberalismo fue víctima de una campaña sistemática de exterminio.

Por eso, el crimen de Luis Carlos Galán fue declarado crimen de lesa humanidad, no porque se tratara de Galán, sino porque su asesinato estuvo enmarcado en las dos condiciones que exige el ordenamiento jurídico para que un crimen fuera declarado de lesa humanidad, que es sistematicidad y masividad.

Fueron más de 50 miembros del Nuevo Liberalismo, concejales, exalcaldes, sus máximos dirigentes como Rodrigo Lara, Luis Carlos Galán, el atentado que sufrió Enrique Parejo en Budapest, el que sufrió Alberto Villamizar, toda esa oleada de violencia de origen paramilitar del Madalena Medio, donde se entrenaron Rueda Rocha, el asesino material de mi padre.

Esos paramilitares entrenados por Yair Klein y en complicidad del DAS, de Rodríguez Gacha, que financió esos entrenamientos, pusieron en marcha una máquina asesina que exterminó no solamente la Unión Patriótica, sino también el Nuevo Liberalismo.

Nosotros reclamamos que lo propio se haga con el Nuevo Liberalismo: que se recupere la personería jurídica, que por las mismas razones, y por los mismos victimarios, desapareció de la escena política.

ENS: ¿Cuándo debe pronunciarse la Corte?

JMG: Esta situación excepcional de la pandemia le ha generado a la Corte el compromiso de estudiar los decretos ley expedidos por el Gobierno y verificar su constitucionalidad. Esperamos que sea posible que la Corte entre a estudiar este otro tema.

ENS: ¿Usted aspirará a la Presidencia?

JMG: Falta mucho tiempo. Un año en política es una eternidad. Y las cosas en Colombia cambian de la noche a la mañana.

Yo vengo en una línea de coherencia desde que empecé mi carrera política y desde que tomé la decisión de hacer política, que fue un viernes 18 de agosto cuando el médico que intentaba salvarle la vida a mi papá salió y nos informó que había fallecido. A partir de ese momento decidí dedicar mi vida para que sus ideas no murieran con él y que algún día esas ideas llegaran al poder.

Ideas liberales

ENS: ¿Qué está haciendo en la actualidad?

JMG: Por mi parte estoy buscando que las ideas liberales tengan un nuevo espacio de representación política sin apelar a los extremos, sin apelar al odio, sin apelar a infundir miedo a la población, sino más bien,  infundir esperanza.

Creo que la hora de esta pandemia es la hora de infundir esperanza en todos los sectores de nuestra población para ir construyendo una nueva confianza entre nosotros.

Somos una sociedad profundamente gobernada por la desconfianza y con desconfianza es muy difícil construir una Nación que pueda parar la violencia, que pueda convertir la paz en una política de Estado.

Lo que hay que buscar es que esas ideas liberales vuelvan a representar esperanza y mejor calidad de vida, de oportunidades y representación para nuestro país.

ENS: ¿El Partido Liberal ha cambiado desde que asesinaron a Luis Carlos Galán?

JMG: Se ha ido deteriorando, más en esa época. Lamentablemente varios miembros del Partido Liberal estuvieron al servicio del narcotráfico. Algunos de ellos participaron en el asesinato de mi padre. Uno de ellos Alberto Santofimio, que ya fue condenado por la Corte Suprema de Justicia.

Pero el Partido Liberal fue símbolo entre 1934 y 1946, principalmente, de modernizar a Colombia y que avanzara en un Estado democrático. En esa época se dieron conquistas sociales.

Todo eso se perdió y hoy en día, el Partido Liberal se convirtió en mecánico, en otra versión del Partido Conservador, de cálculo electoral. Es muy triste ver que la incapacidad para renovarse ha ido matando lentamente al Partido Liberal. Si no hay ese proceso de renovación profunda, lamentablemente el deterioro va seguir.

ENS: Después de 31 años de asesinado Luis Carlos Galán, ¿en qué ha cambiado el país?

JMG: En los aspectos fundamentales que él trabajó durante su carrera política, el proyecto político que le propuso a Colombia, pues muy poco ha cambiado.

En primer lugar, el baño de sangre. La violencia sigue imperando en nuestro país en muchos territorios, en muchas regiones y no hemos sido capaces los colombianos de ponernos de acuerdo, y estar en desacuerdo pacíficamente, en no buscar arrasar, masacrar al contrario político, sino buscar tener dentro del escenario democrático una competencia sin violencia.