Decálogo para que Congreso apruebe la ‘Renta Básica’

El Nuevo Siglo/Arhivo

Las organizaciones académicas y sociales que han liderado la campaña ‘Renta ya, para salir de la crisis’, le pidieron a las Comisiones Terceras y Cuartas de asuntos económicos de Senado y Cámara de Representantes que le den trámite expedido al proyecto de ley de renta básica de emergencia,  que se hundió en la pasada legislatura.

En una extensa carta en la que plantean diez razones para aprobar esta iniciativa explican que la renta básica de emergencia “es una salida que le brinda a un importante sector de la ciudadanía la posibilidad de sobrellevar las afectaciones que ha implicado la pandemia del Covid-19 en sus ingresos, su alimentación, su salud y en todo caso su digna subsistencia”.

Y plantean los siguientes argumentos.

1. La renta básica reivindica y protege el derecho al mínimo vital o de subsistencia.

2. Permite reactivar el consumo efectivo de bienes y servicios básicos, convirtiéndose en un mecanismo de reactivación económica en época de pandemia.

3. Frena el empobrecimiento y hambruna que de lo contrario no tendrían precedentes en Colombia, teniendo en cuenta que desde antes del Covid-19 más de 13 millones de personas se encontraban en pobreza monetaria, 3,5 millones de personas en pobreza extrema, cerca del 20% de la población en pobreza multidimensional, más de 2,4 millones de personas pasaban hambre; y todavía el 14% de los hogares vive sin acueducto, 23% sin alcantarillado, 18% sin recolección de basuras, 57% sin Internet. Además, recuerdan que la tasa de desempleo nacional alcanzó el 21,4%.

4. Contribuye a mejorar los niveles de salud mental, al contrarrestar la angustia y el estrés causados en muchas familias por la carencia de ingresos y bienes básicos que vulnera su seguridad económica y alimentaria.

5. Contribuye a eliminar factores de riesgo de contagio a la ciudadanía, pues le permite acceder a elementos de aseo y protección mínimos indispensables en las actuales circunstancias como jabón, alcohol, tapabocas, elementos desinfectantes entre otras cosas.

6. Permite el acceso a la alimentación de las familias más empobrecidas.

7. La renta básica limitaría los aspectos coercitivos del mercado de trabajo y mejoraría la capacidad de negociación de los contratos de trabajo para sus beneficiarios.

8. Es una propuesta que tiene viabilidad financiera en la coyuntura como lo han demostrado muchos analistas y centros de pensamiento.

9. Permite reconocer las actividades del cuidado no remuneradas y dignificar las precariamente remuneradas, que hoy se han valorizado socialmente pero aún no se incluyen en la economía.

10. Complementa y favorece una política pública de trabajo decente al mejorar la autonomía y mejorar la capacidad negociadora de los trabajadores.

“En estos momentos, el diálogo y la escucha efectiva son fundamentales para el país, esperamos contar con todo su apoyo y disposición”, concluyen los promotores de la iniciativa.