En junio mejoró confianza de los consumidores

Foto archivo AFP

La confianza de los consumidores mejoró en junio al ubicarse en -33,1%, de acuerdo con Fedesarrollo. Esto, significa 0,9 puntos porcentuales por encima del registro de mayo.

Según el informe, la confianza de los consumidores aumentó en los niveles socioeconómicos medio y bajo, así como en dos de las cinco ciudades analizadas frente a mayo de 2020. Los analistas del Bancolombia indican que  la percepción sobre las condiciones actuales no se recuperó, a diferencia de lo esperado, a la vez que da una primera señal negativa sobre la dinámica que habría tenido la ocupación durante el mes.

Este indicador, junto a la dinámica que vienen describiendo algunas de nuestras iniciativas de analítica, pondría de manifiesto que el ritmo de reactivación económica durante junio fue menos acentuado que lo observado en mayo, en lo que parece más una tendencia de estabilización.

De otro lado, la ligera caída mensual en el Indicador de Condiciones Económicas (-0,2 puntos) fue resultado de un comportamiento mixto de sus componentes. Mientras que la disposición a compra de bienes durables mejoró (+4,2 puntos), en donde creemos que el Día sin IVA fue una clave, la percepción de la situación de cada hogar se deterioró (-4,4 puntos).

En la medida en que este último indicador tiene una relación importante con las dinámicas del mercado laboral, creemos que el resultado es un indicador de que el ritmo de recuperación de la ocupación que se observó durante mayo se habría atenuado el mes pasado y es mayor la probabilidad de observar un incremento importante en la tasa de desempleo urbana.

 

Compras

Asimismo, la mejoría en la disposición a compra de bienes tuvo lugar en todos los segmentos consultados por la encuesta. Los movimientos al alza más significativos fueron, frente a la vivienda (+8,6 puntos mensual), particularmente, en Medellín y Barranquilla, la primera de estas ciudades en donde el ritmo de levantamiento de las restricciones ha sido más importante gracias a que las tendencias epidemiológicas lo han permitido.

También, la disposición a comprar bienes muebles y electrodomésticos aumentó 4,2 puntos frente al mes anterior. Por ciudades, este indicador se incrementó en tres de las cinco ciudades analizadas frente a lo observado en mayo de 2020.

El balance de respuestas acerca de si es un buen o mal momento para comprar bienes como muebles y electrodomésticos se ubicó en -62,5% en junio. Relativo al mes pasado, la disposición de adquisición en bienes durables, aumentó en Barranquilla (21,1 puntos), Medellín (4,2) y Bogotá (4,0), y disminuyó en Bucaramanga (6,8) y Cali (0,5).

 

Vehículos

También fue relevante la recuperación de la intención en compra de vehículos (+7,6 puntos) y el impulso del Día sin IVA a la de otros bienes durables (+4,2). En su conjunto, estas recuperaciones de los índices son clave para prever una reactivación favorable del consumo privado de cara al segundo semestre del año.

Por último, el subíndice de expectativas (+1,7 puntos) fue el que impulsó la ligera mejoría mensual del índice agregado. Sin embargo, la dinámica de sus componentes refleja un claro contraste entre una visión menos negativa sobre la economía agregada, mientras se profundizó el pesimismo sobre las expectativas de la situación a un año en los hogares.

Señalan los analistas que “esta última dinámica creemos que refuerza los riesgos sobre la posible recuperación de la ocupación durante junio, donde sobresale un mercado laboral retador para los hogares que están en proceso de regreso al mercado, luego de salir a la inactividad entre marzo y abril”.

De otro lado, el Índice de Confianza Comercial, aumentó frente al mes anterior en Barranquilla (8,0 puntos) y Cali (6,0); mientras que disminuyó en Medellín (6,7), Bogotá (2,6) y Bucaramanga (2,5).