NIÑOS Y ADOLESCENTES
67 menores se han suicidado este año en Colombia

Foto El Nuevo Siglo

Ante la preocupación que invade a padres de familia y autoridades por los suicidios presentados aparentemente por el juego cibernético de la ballena azul, ayer en Bogotá se registraron dos nuevos casos de menores de edad que se quitaron la vida lanzándose del piso 13 de un edificio de apartamentos al sur de la ciudad, aunque la Policía Nacional descartó que el hecho estuviera relacionado con el juego en línea.

Según un informe del área de Salud Mental de la Universidad de La Sabana, la pérdida de un año escolar, baja autoestima, sentimientos excesivos de culpabilidad, consumo de drogas, intolerancia al fracaso y el acoso (conocido como bullying o matoneo), son las principales señales que alertan sobre una tendencia suicida en niños y adolescentes.  

Se calcula, de acuerdo al informe, que el fracaso escolar es la causa de por lo menos el 5% de los casos de suicidio infantil; y que entre el 5 y el 10% de los menores víctimas de matoneo han pensado en algún momento en autoagredirse. 

Para Yahira Guzmán, psiquiatra y jefe del área de Salud Mental de la Universidad de La Sabana, el tema del suicidio con los niños se debe tratar, según la edad, de forma abierta, espontánea y natural. No como algo positivo pero tampoco como un tabú. 

Las cifras que evidencian esta problemática

Según cifras recientes del Instituto Colombiano de Medicina Legal y Ciencias Forenses, que fueron analizadas en el informe, al 31 de marzo de 2017 se han suicidado 65 niños con edades entre los 5 y 17 años; de ellos se presentó un caso en  menores de 5 a 9 años, 35 episodios en chicos de 10 a 14 años y 29 eventos en adolescentes entre 15 y 17 años.

Entre las razones de suicidio infantil, el informe afirma que el fracaso escolar; el maltrato físico, mental o psicológico; la muerte o el suicidio de un familiar o amigo; e incluso la situación económica de la familia, son algunas de las causas que llevan a los niños y adolescentes a quitarse la vida.

En 2016, por ciudades, la mayor tasa de suicidio infantil la tuvo Bogotá, con 35 eventos; seguido de Medellín, 16; Cali, 11; Ibagué y Pasto, 6; Manizales y Soacha, 5.

Por departamentos, Antioquía fue la zona del país más afectada por esta problemática con 42 suicidios en niños y adolescentes; segundo Bogotá, 35; tercero Valle del Cauca, 20; cuarto  Huila 16; y quinto Cundinamarca, 14.

¿Cómo tratar el tema en casa?

En 2016 se presentaron 244 casos en niños y adolescentes. Se registraron 135 casos en hombres y 109 en mujeres, por esto es importante saber cómo tratar el tema del suicidio en casa: 

1.    Si se presenta un intento o acto suicida en los amigos o compañeros del niño o adolescente, trate el tema de manera abierta y natural. ¿Tú qué piensas?, ¿Qué opinas?, ¿Qué has sabido? Son preguntas que deben hacerse sin rodeos.

2.    No hable con ellos de suicidio solo porque vio una noticia en TV, la escuchó en la radio o la leyó en la prensa. La clave es tratar el tema desde las causas y hacer un ejercicio con el menor para que comprenda las razones que llevaron a su compañero o amigo a hacerse daño.

3.    Ejerza control sobre los contenidos que el niño o adolescente consulta en Internet. En la Web los menores encuentran desde los diferentes métodos para quitarse la vida hasta testimonios de personas que ya lo han hecho y que buscan persuadirlos a que se suiciden.

4.    Tenga una buena comunicación con sus hijos. Esta es la clave para generar confianza con el menor y que le cuente lo bueno y lo malo; nunca lo juzgue y siempre muéstrele que de cada mala acción hay un aprendizaje. Recuerde, nada es urgente ni para siempre. 

5.    Si se da cuenta que el niño intentó hacerse daño, no se alarme exageradamente. No pregunte por el método que utilizó sino por las razones que lo llevaron a tomar esta decisión.

6.    Enséñele al menor a entender el fracaso como una oportunidad. Explíquele que en la vida se pueden presentar pérdidas emocionales, económicas y afectivas. Esto le permitirá fortalecer su carácter y le ayudará a entender que para superar las pérdidas no es necesaria la autoagresión.

7.    No menosprecie ni minimice las conductas autoagresivas sencillas. Cortarse intencionalmente con hojas de papel o lesionarse con objetos cortopunzantes como un cortauñas o una cuchilla de afeitar, son un llamado de atención para entrar a discutir el tema y saber qué está pasando.

8.    No deje visiblemente medicamentos, venenos o fertilizantes que estén al alcance de los niños. Si estos son consumidos por accidente o intencionalmente pueden ser letales. 

Suicidas buscan métodos en Internet

Combinación mortal de medicamentos, ingesta de tóxicos y ahorcamiento son los métodos de suicidio que más se encuentran en la web y los que más emplean las personas que atentan contra su propia vida.

El doctor Hernán Gustavo Cubillos, especialista en Psiquiatría de la Universidad Nacional de Colombia (UN), por su parte, se aproximó a la caracterización de los métodos suicidas descritos en español a través de Internet, utilizando alrededor de 20 términos relacionados con el tema, muy cercanos a la forma como la gente suele buscar información sobre el suicidio, concretamente en Google, el metabuscador más usado en Colombia.

Blogs y foros

Una de las páginas más consultadas es un blog en el que el autor explica cómo se pueden combinar los medicamentos para causar la muerte. También incluye fotografías, dosis e incluso información sobre dónde conseguirlos.

Con respecto al ahorcamiento, los investigadores señalan que estudios reportados en la literatura indican que las personas que usan este método y no logran su objetivo tienen un 95% de probabilidad de volver a intentarlo durante el año siguiente, y se aseguran de que esa vez sí sea letal. 

Bloquear páginas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el suicidio produce un millón de decesos al año en el mundo. En Colombia, según el informe Forensis 2015, del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, es la cuarta causa de muerte violenta (en 2015 se produjeron 2.068 casos, 10% más que en 2014).

El documento muestra que los jóvenes reportaron el mayor número de eventos. El 48,74% de los suicidios ocurrió en edades entre los 15 y 34 años; la edad promedio de la mayoría fue de 20 a 24 años (302 casos). Además, las muertes entre los 10 y los 14 años pasaron de 57 en 2014, a 70 en 2015.

Así mismo, el informe indica que los mecanismos generadores de asfixia (como el ahorcamiento) fueron escogidos por el 58,41% de los suicidas; el uso de tóxicos ocupó el segundo lugar y las armas de fuego el tercero.