¿Cómo vamos en Colombia con el reciclaje?

AFP

Colombia ha realizado diversos esfuerzos para concientizar a industria y consumidores de la importancia del cuidado del medio ambiente. Se ha buscado desde diferentes frentes fortalecer iniciativas de gran aporte como el reciclaje.

No en vano, la tasa de reciclaje en el país, según cifras del Ministerio de Medio Ambiente y a pesar de los esfuerzos y las normativas adelantadas por el Gobierno Nacional, para el 2018 aún era de solo el 17% de las más de 12 toneladas de residuos sólidos que se producen anualmente en el país.

Así mismo y de acuerdo con La Política de Crecimiento Verde presentada en julio de 2018, por el Departamento Nacional de Planeación, en el país hay “tasas totales de reciclaje del 2% para los materiales de construcción, 20% para los plásticos, 30% para biomaterial primario, 66% para papel y cartón y 71% para el acero”. También es alarmante conocer (a partir de los estudios oficiales) que Colombia produce entre 28 millones y 32 millones de toneladas de alimentos anualmente, de las cuales, se desperdicia casi el 34%.

Existen avances, sí, pero enfrentamos aún un largo camino para alcanzar niveles aceptables de reciclaje en comparación con países desarrollados como Holanda y Suecia que logran reciclar el 95% de la basura que producen.

Los esfuerzos deben ser reales y tangibles, y requieren de participación de todos: gobierno, industria, consumidores, comunidad internacional y recicladores. En el país contamos con una amplia regulación para el tema del manejo eficiente de los residuos y la separación en la fuente, sin embargo, el problema consiste en la sensibilización para la correcta implementación de estas medidas.

En esa línea hay muchas iniciativas que requieren ser potenciadas y ser visibles. Por ejemplo, la aplicación del gobierno, RedPosconsumo, que permite a usuarios identificar más de 5.400 puntos de reciclaje en el país. Así mismo, campañas de sensibilización a consumidor final como la que la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP) ha promovido en plazoletas de comida de centros comerciales en Bogotá con aliados como Tetra Pak, impactando a más de 20.000 consumidores e incrementando el aprovechamiento de residuos en los centros comerciales en cerca de un 30%.

Compañías como Tetra Pak, han impulsado durante varios años el desarrollo de una cadena de reciclaje, con inversiones superiores a los 2.2 millones de dólares, los cuales han estado enfocados en la instalación de maquinaria y tecnología, que permite hacer la separación de los componentes de sus envases y a su vez han diseñado estrategias y campañas de sensibilización sobre el cuidado del medio ambiente con entidades públicas del distrito y otras empresas privadas del país. De igual manera la compañía ha logrado en los últimos tres años se hayan reciclado más de 3.163 toneladas, equivalentes a 234.5 millones de envases de Tetra Pak.

Pero no sólo el consumidor cuenta. La sensibilización con recicladores es vital, y ahí también industria y gobierno trabajando en llave pueden agregar valor. En los últimos años, desde Tetra Pak se han logrado realizar campañas de sensibilización con más de 100 gestores (que incluyen entre recicladores y empresas que a su vez integran más de 2.500 asociados), en Bogotá, Cali, Medellín y su área metropolitana, Pereira, Chía, entre otros municipios en el Valle del Cauca, Eje Cafetero y Cundinamarca.

Las inversiones en materia de reciclaje has sido puestas en las plantas de producción de algunos de los socios estratégicos de la compañía, como: Proplanet, Sonoco, Comolsa y Recuperaciones Ambientales, con miras a crear una cadena de valor sostenible en el tiempo.

Otro ejemplo es el trabajo adelantado con Postobón, con el cual se ha impulsado la aplicación del polialuminio a través de la Campaña Mi Pupitre, en la que ha liderado la entrega de más de 25.815 piezas de mobiliario escolar.

Estos ejemplos sumados a políticas públicas generarán un cambio sustancial en el cuidado del medio ambiente en el país, para que alcancemos metas ambiciosas y podamos realmente disminuir la huella ambiental de Colombia en el planeta.