Abogados de impeachment contra Clinton serán los defensores de Trump

Foto archivo AFP

LOS abogados Kenneth Starr y Robert Ray, responsables del informe que desembocó en el juicio político al entonces presidente Bill Clinton por el caso Lewinski, volverán a participar en un 'impeachment' a un mandatario norteamericano, esta vez como defensores de Donald Trump, junto al profesor de Derecho Constitucional Alan Dershowitz.

"El profesor Dershowitz presentará argumentos orales en el juicio del Senado para abordar los argumentos constitucionales contra el juicio político y la destitución", se lee en un comunicado sobre la incorporación de Dershowitz.

"Si bien el profesor Dershowitz no es partidista cuando se trata de la Constitución --se opuso a la acusación del presidente Bill Clinton y votó por Hillary Clinton- cree que las cuestiones en juego van dirigidas al corazón van al corazón de nuestra Constitución", añade el comunicado, recogido por 'The Hill'.

Las carreras de Starr y Ray han estado definidas por sus investigaciones al matrimonio Clinton. Primero, a principios de los años 90 por una investigación sobre las propiedades inmobiliarias de la pareja --el llamado caso Whitewater- y a finales de esa década por el perjurio cometido por el presidente Clinton por mentir, durante un discurso televisado, sobre las relaciones sexuales que mantuvo con una de sus becarias, Monica Lewinski.

Lewinski ha reaccionado con sorna a la noticia en su cuenta oficial de Twitter: "Está claro que este día parece de puta broma", ha escrito la mujer.

Junto a Starr, Ray y Dershowitz, la defensa legal del presidente de Estados Unidos estará formada por el abogado de la Casa Blanca Pat Cipollone y el abogado personal de Trump, Jay Sekulow, así como por la ex fiscal general de Florida Pam Bondi, y la abogada personal Jane Raskin, según informa el portal de noticias Politico.

El 'impeachment' llegó al Senado el miércoles después de que la Cámara de Representantes designara a los siete 'managers' y enviara el pliego de cargos a la cámara alta, perdiendo con ello el control del juicio político contra Trump.

“Demócratas no quieren a Sanders”

De otra parte, el presidente Donald Trump, ha acusado al Partido Demócrata de "amañar" las primarias a la Casa Blanca para dejar fuera de la carrera al candidato Bernie Sanders, considerado prácticamente como un radical respecto a otros posibles nominados como el ex vicepresidente Joe Biden o la senadora Elizabeth Warren, y que hace cuatro años acabó cediendo la candidatura final a Hillary Clinton.

"Ya están volviendo a amañar las elecciones contra Bernie Sanders, como ocurrió la última vez, pero ahora de forma más descarada", ha escrito Trump en su cuenta de Twitter.

Sanders emergió como el sorprendente contendiente final de Clinton en las primarias del partido hasta que el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le comunicó su intención de apoyar a la que fue su secretaria de Estado. Clinton acabó derrotada en las elecciones frente a Trump.

El pasado jueves, Sanders, senador por Vermont, lamentó en público que el proceso judicial abierto contra Trump, ya en la cámara alta del Congreso, le obligara a ausentarse de su gira de campaña, en particular en el estado de Iowa. Allí, dentro de dos semanas y media, comienzan las primeras asambleas preliminares para terminar de cribar a los candidatos de referencia.

"Los demócratas le están sacando de la carrera para que, como senador que es, tenga que acudir a este juicio falso", ha argumentado Trump. "Y así la loca de Nancy (Pelosi, presidenta demócrata de la Cámara de Representantes) le da ventaja a Joe el Dormilón", ha comentado, en referencia al ex vicepresidente Biden.

"Es injusto pero así juegan los demócratas. De todas formas ¡me estoy divirtiendo mucho viendo esto!", ha concluido Trump