Cada familia gastó $14,4 millones en consumo

Foto archivo El Nuevo Siglo

Cada familia colombiana gastó en promedio $14,4 millones en consumo, de acuerdo con las últimas cifras reportadas por la firma Raddar, con un aumento de 3,3%.

Sin duda el gasto de los hogares tuvo un comportamiento positivo durante 2018, en el cual se gastaron $657 billones. El rubro en el que más gastaron los colombianos el año pasado fue en el de entretenimiento, seguido por moda, varios y transporte, y comunicaciones.

Las cifras de Raddar reflejan que solo cuatro de las 13 principales ciudades del país crecieron en el gasto de los hogares por encima del promedio, siendo ellas Villavicencio, Cartagena, Pasto y Bogotá.

Tendencia

Destaca el informe que en 2018 se dio un cambio de tendencia en el comprador colombiano, al buscar menos ofertas y menos promociones. El consumidor se transformó el año pasado a conocer más el producto, saber más y exigir más, y algunos parecen considerar que no es necesario ser experto para satisfacerse con el producto.

De otra parte y según el mismo informe, el crecimiento del gasto en la Navidad pasada fue apenas de 1,24%. Según Camilo Herrera, presidente de Raddar, la baja confianza del consumidor, la incertidumbre por la reforma tributaria y el anticipo de las compras, incidieron en este resultado.

Mientras, el gasto de los hogares durante 2018 creció 3,33%, logrando acercarse al promedio histórico y mejorando el gasto per cápita, rompiendo la tendencia de congelamiento.

En términos monetarios, el gasto en la Navidad de 2018 fue de $17,7 billones. Herrera explica que “la Navidad tiene una dinámica muy volátil, no solo por la capacidad de compra, sino por las percepciones del mercado”.

Fin de año

Durante el mes de diciembre pasado, el gasto de los hogares llegó a los $69,1 billones, con un incremento de 2,45%, un dato moderado dejando ver el impacto de varias hechos.

De otra parte, Herrera señala que el gasto de los hogares tendrá un crecimiento muy parecido al del año pasado, pero con una mejor dinámica en la compra de bienes durables como carros y vivienda.

El gasto en entretenimiento seguirá creciendo pero a menor velocidad, aunque el cine tendrá un comportamiento importante en 2019, por los Lanzamientos de Disney.

Según sus consideraciones, tres hechos podrían afectar el consumo: un aumento inflacionario por el fenómeno del Niño, menor creación de empleo en las ciudades principales y  la incertidumbre en las elecciones locales.

Señala que de todos modos “el gasto no tendrá cambios muy notorios, pero categorías como entretenimiento, cine, celulares y mascotas tendrán muy buenas dinámicas de crecimiento, muy por encima del promedio. Sin embargo, dentro del bolsillo de los hogares, los alimentos y el mantenimiento del hogar, seguirán siendo los más grandes en el gasto”.

Sostiene que “algunas acciones del Gobierno pueden incidir en el consumo, por ejemplo si se limitan las importaciones, si se afectan las tasas de interés o cambia la regulación financiera para dar créditos”.

Señala que los impuestos no van a perjudicar el consumo: “El impacto no será muy grande; hay que ver cómo afecta el impuesto de bebidas y las nuevas retenciones en la fuente”.