APORTE A LA CONSTRUCCIÓN Y CIUDADES SOSTENIBLES
Proponen transformar basuras de Doña Juana en biodiesel para buses

Foto Agencia de Noticias UN
Si es recibida como materia prima en una biorefinería podría bajar tarifas de aseo entre el 5% y el 10%.

_______________
Impulsar la inversión en biorefinerías que transformen las basuras en biodiesel en el relleno sanitario Doña Juana, propuso Oscar Ramírez Vahos, ex edil de Chapinero y empresario.

Dijo que hoy en día esas plantas son una realidad en el mundo, en ciudades como Durham (Carolina del Norte- Estados Unidos) o en Alemania, en donde eliminaron los vertederos, sustituyéndolos por soluciones mixtas (reciclaje y biorefinerias),

La propuesta cae anillo al dedo debido a que, no solo se adjudicó la semana pasada la licitación para la recolección de basuras en la ciudad y el relleno sanitario Doña Juna cumple 30 años el próximo 1 de noviembre, sino que el biodiesel obtenido podría ser usado por los vehículos de transporte público como los buses de Transmilenio y produciría una reducción de emisiones de carbono, ya que el transporte terrestre aporta el 38% del total de las emisiones de Gases Efecto Invernadero.

“Aporte a la construcción y generación de ciudades sostenibles. Mejor calidad del aire, ante la mezcla del diésel con un combustible limpio y de mejor rendimiento”, señala el estudio que hizo Ramírez Vahos.

Para expertos como Cristian Díaz, director de ingeniería ambiental de la Universidad Central, los rellenos sanitarios son métodos arcaicos. “Lo que hace es coger un problema ambiental y multiplicarlo por cuatro. Primero los lixiviados, que en Doña Juana van al río Tunjuelo. Segundo, los gases efecto invernadero que produce la descomposición de la basura y contribuyen al calentamiento global. Tercero, que la basura no desaparece. Cuarto, la proliferación de vectores, plagas, moscas, roedores”.

La propuesta de biorefinerías y menos botaderos es una realidad en el mundo hasta el punto que la transformación de residuos sólidos en combustible para aviones que es utilizado actualmente por United Airlines.

“Ha llegado el momento en el que empezamos a entender los residuos no como algo que no sirve para nada, sino como un recurso”, catedrático de Química Analítica de la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB), Jordi Bartolí.

En este este sentido, Ramírez Vahos señaló que “creo en una Bogotá que impulse la conversión de residuos sólidos en energía liquida que reduzca las tarifas de aseo y contribuya al medio ambiente”.

Mientras en Bogotá se generan 6.500 toneladas de residuos de las cuales el 70% se podrían aprovechar, el Distrito le adjudicó a CGR un contrato por 11 años, el cual sigue vigente hasta el año 2022, es decir la administración debe encontrar una solución en los próximos años para el tratamiento de las basura.

Al tiempo que la propuesta es dejar de enterrar la basura para transformarla en biocombustible en Bogotá y Colombia, las plataformas tecnológicas aplicadas en USA es la que ha sido evaluada por el departamento de energía de los Estados Unidos en la planta que está ubicada en Durham, Carolina del Norte.

El objetivo del proyecto es utilizar mezclas de diesel de origen fósil, con biocombustibles obtenidos de residuos sólidos. Se permitiría que además de las mezclas hoy permitidas de biocombustibles obtenidos de la caña de azúcar o de la palma, también se haga con biocombustibles obtenidos de la basura.

Este tipo de biorefinerías hacen algo muy sencillo: transformar lo que nadie quiere, las basuras en algo que todo el mundo necesita, biocombustibles.

“Los rellenos sanitarios de basura en el mundo están condenados a desaparecer, son fuente de problemas ambientales y de salud pública, ya que cuando se entierra la basura se producen toneladas de lixiviados que causan emisiones de gas metano, contaminación de fuentes de agua y malos olores”, indica el estudio de Ramírez Vahos.

En el escenario de que la basura ya no vaya a un botadero o relleno sino que sea recibida como materia prima en una biorefinería podría impactar favorablemente la tarifa de aseo con una reducción entre el 5% y el 10%

Síganos en nuestras redes sociales:

elnuevosiglo en Instagram

@Elnuevosiglo en Twitter

El Nuevo Siglo en Facebook