Off the record

Archivo El Nuevo Siglo

En la casa Char están de plácemes después de una encuesta revelada esta semana según la cual Alejandro Char, el alcalde de Barranquilla, tiene un índice de favorabilidad de gestión casi absoluto. Según se dice en los corrillos políticos costeños, esa circunstancia es la que sigue posicionando al dirigente barranquillero -que termina su periodo en diciembre del próximo año y quedaría listo para intentar una campaña nacional -como una de las cartas fuertes que se jugará la región para las presidenciales de 2022, en competencia con otros como los de Gustavo Petro y el excontralor Edgardo Maya.

Peros a Petro (I)

Y hablando de Petro, un ex correligionario suyo que hoy se mantiene en el Polo le dijo a un periodista de EL NUEVO SIGLO que el exalcalde y hoy senador necesita dejar de “pensar en los 8 millones” de junio pasado (su votación en la segunda vuelta presidencial) y mejor poner la mira adelante. En charla off the record con este Diario, el dirigente de las toldas amarillas sostuvo que Petro necesita una “cierta dosis de humildad” para entender que “lo que pasó, pasó” y es hora de volver a “ponerse el overol” para sentar las bases de una nueva coalición centro izquierdista con miras a los comicios regionales dentro de un año.

Peros a Petro (II)

La misma fuente indicó que el problema de la cúpula de Colombia Humana -“porque ese sentimiento de sobrades no solo se ve en Petro sino en varios de sus hombres más cercanos”- es que andan pensando en qué va a pasar en 2022, en lugar de concentrarse en lo que pasará en 12 meses, cuando el mapa político podría cambiar drásticamente por la apuesta grande de todos los partidos para el pulso por gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles. “… Cuando no se ha desayunado, no se puede estar planeando el almuerzo”, puntualizó el dirigente del Polo.

Duque y el Papa

Mañana el presidente Iván Duque se reunirá con el papa Francisco en El Vaticano. Se sabe que el Jefe de Estado tiene un arsenal de argumentos para explicarle al Pontífice sobre las coyunturas que atraviesan el proceso de implementación del acuerdo con las Farc y la congelación de la negociación con el Eln. Sin embargo, se afirmaba el viernes en altas fuentes políticas que el papa Francisco le pediría a Duque, de profundas convicciones católicas, que en aras de no perder todo lo logrado hasta el momento en La Habana con esta segunda guerrilla, haga una movida audaz y de “grandeza” para salvar las tratativas.