Off the record

Foto archivo El Nuevo Siglo

Queja en Caldas

 

“Mal mensaje se envía con los despidos apresurados que se están dando en la Gobernación de Caldas. Sin estudiar merecimientos y respetar antigüedad piden renuncias seguramente para cumplir compromisos electorales ¿Qué dice, señor Gobernador? ¿Es con su asentimiento?”. Ese fue el trino del dirigente político caldense y presidente del Directorio Nacional Conservador, Ómar Yepes Alzate, al comienzo de esta semana que causó alto revuelo en los corrillos políticos de Manizales, que ya están despertando pese a que la ciudad se encuentra en plena feria. Hasta ayer, al cierre de esta edición, no había respuesta oficial del gobernador Luis Carlos Velásquez Cardona, quien por estos días está sentando las bases de su mandato, reiterando que su gobierno está amparado bajo cinco principios superiores: ser competentes, transparentes, honestos, eficientes e innovadores. Velásquez Cardona, explicó que “uno de los retos más grandes de este gabinete será trabajar por la consecución de recursos, como un primer paso de esta administración hacia la efectividad gubernamental”.

 

Metas azules 2020

 

Y hablando de Yepes, en otro de sus pronunciamientos por Twitter fijó las metas para este año del Partido Conservador. Entre ellas mencionó la de “pregonar la defensa del medio ambiente y luchar decisivamente en favor del empleo para los jóvenes. El senador Efraín Cepeda promovió normas para el empleo en la Ley de Crecimiento (la tributaria) recientemente aprobada”. Agregó el presidente del directorio azul que la colectividad debe “… reorganizarse a nivel central, prestándoles especial atención a la juventud y a las mujeres; y a la problemática nacional, para entregar propuestas que contribuyan a solucionar los problemas de la sociedad”. También se deben “estructurar directorios en todos los departamentos y municipios y ponerles tareas, entre otras: seguimiento a los planes de desarrollo, vigilancia estricta a la acción de los gobernantes y propuestas alternativas si es preciso”.

 

¿Y frente al Gobierno?

 

En su actividad en la red social, Yepes también tuvo tiempo para reiterar el apoyo del conservatismo a la Casa de Nariño. Por ejemplo, dijo que “al presidente Iván Duque, familia y equipo de gobierno le enviamos gran saludo de fin de año y francos deseos porque su tarea continúe avanzando fructíferamente al servicio de los colombianos y que amaine, siquiera un poco, la agria e injusta crítica que se le hace”. También indicó que “el Gobierno debe pensar en incrementar el pie de fuerza para combatir el delito. También sacar de las oficinas a la Policía y entregarla a las calles y a las zonas rurales para copar más territorio y arrebatárselo a los bandidos”. Igual, en los últimos días de diciembre, el vocero del Directorio había propuesto que “el Gobierno debe invitar a los disidentes y nuevos integrantes de las Farc a incorporarse a la vida civil y darles todas las garantías, pero si se rehúsan, montar dispositivos especiales para capturarlos y entregarlos a la justicia. No hay que dejar que se organicen de nuevo”.

 

Puja por Directorio

 

Y para terminar con la actividad conservadora este año, se sabe que la pelea por el Directorio Conservador será una de las grandes batallas internas. Se dice que el bloque costeño quiere que Yepes dé un paso al costado y que uno de los suyos asuma la presidencia de la máxima instancia partidista. Aunque no está en duda que el partido seguirá en la coalición de apoyo al gobierno Duque, sí hay varios parlamentarios que son de la opinión de que es necesario “replantear” la relación política con la Casa de Nariño, tal como está ocurriendo al interior del partido de La U (también de la coalición), cuyas directivas la próxima semana se reunirán con el presidente Duque.