Sandcat, la “nueva arma contra el crimen”

Como un gato en la arena, ágil, rápido y de alto impacto, así como su nombre lo traduce, se desempeñan en el terreno los vehículos tácticos blindados Sandcat, que desde esta semana están al servicio de la Fuerza Pública.

Con la ligereza propia de un felino, estos vehículos de fabricación américo-israelí, son funcionales en cualquier campo, pues poseen versatilidad en un chasís de 550 Ford que lo resiste todo.

Estos vehículos tácticos, aptos para operaciones urbanas y en cualquier clase de terreno, son resistentes al impacto de granadas y hasta los disparos de largo alcance de un fusil Barret, por su nivel de blindaje de 4 puntos.

La ‘armadura’ de los Sandcat fue transportada desde Israel hasta Kentucky (EU), donde lo ensambló la empresa Plasan. Las Fuerzas Militares y de Policía de México, Israel, Estados Unidos, Suecia, Hungría y ahora Colombia, entre otras, cuentan con este vehículo.

Gracias a un convenio entre los Ministerios de Defensa y de Transporte, el Ejército y la Policía cuentan con 13 Sandcat, que fueron destinados a la protección de vías y de la infraestructura de puntos críticos del país.

Además se entregaron 354 motocicletas de alto cilindraje y 69 camionetas 4x4 a la Dirección de Transportes de la Policía, como parte del Programa de Seguridad de Carreteras Nacionales y del Proyecto de Modernización de las Fuerzas Armadas, del Ministerio de Defensa Nacional.

 

Reforzados

El sargento viceprimero Anderson Ortiz Hernández, del Plan Meteoro del Ejército y encargado de la distribución de los Sandcat, aseguró que los vehículos fueron especialmente adaptados a las condiciones de seguridad del país.

“La llegada de los Sandcat al país es una gran novedad, pues es una herramienta valiosa para garantizarles a los colombianos más seguridad, anota. Para Colombia, la casa matriz los hizo más seguros que los demás que hay en el resto del mundo”.

La muestra de ello está en la torreta para la instalación de armas, como una ametralladora calibre punto 50, ametralladora Negev o una calibre 5,56, que lo hará apto para cualquier ocasión que se le requiera donde la seguridad de los colombianos esté amenazada.

Los Sandcat, que salieron al mercado en 2005, cuentan con alta tecnología interna para la seguridad de los ocupantes (ocho máximo): tienen air bags y las sillas son antifragmentación.

“Además, los cinturones de seguridad son como para los pilotos, es decir, de cuatro puntos: dos que van a la cintura y uno para cada hombro, lo que evita que en un volcamiento o una explosión a los pasajeros les pase algo”, explicó el sargento Ortiz.

En la entrega de estos poderosos equipos, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, informó que los Sandcat serán distribuidos así: ocho para el Ejército, de los cuales cuatro estarán protegiendo 150 kilómetros de vía entre Pasto y Tumaco y los otros, para 70 kilómetros del tramo Tame–Pueblo Nuevo y 140 kilómetros de Tame–Saravena.

Los equipos restantes fueron asignados a la Policía, que los distribuyó para reforzar la seguridad en Valle del Cauca, Norte de Santander, Nariño, Antioquia y Cundinamarca.

“La única diferencia entre los Sandcat del Ejército y la Policía es la torreta, pues la de estos últimos no fue dispuesta”, agregó el sargento Ortiz.

 

La tecnicidad del gato

Entre las especificaciones técnicas de los Sandcat están sus cambios triptónicos. Esto sirve para cambiar el vehículo de mecánico a automático, una habilidad que garantiza potencia y mayor practicidad para manejarlo.

También cuenta con sistema de aire acondicionado, extractor de aire y en las cuatro puertas tiene saeteras, unos espacios de 2,6 pulgadas de ancho por 5,3 pulgadas de alto, para que la boquilla de cualquier fusil quepa y los ocupantes puedan accionar sus armas desde el interior del Sandcat.

“Una de las características más importantes del Sandcat es su placa reflectora –contó Ortiz–, que está situada en la parte de abajo del vehículo para protegerlo de las explosiones, pues la onda se desplaza hacia los lados y no permite que este se desintegre”.

El Sandcat tiene la capacidad de arrastrar hasta 9,5 toneladas gracias al winche portable, para montura frontal y trasera. Cuenta con sistema GPS y frenos de disco en cuatro ruedas con sistema antibloqueo (ABS).

En cuanto a la velocidad, el Sandcat alcanza hasta 130 kilómetros por hora, que no lo frenan ni los balazos en sus llantas. “El sistema run flat que recubre por dentro las llantas con una lámina de acero no permite que ningún ataque detenga al Sandcat”, puntualizó Ortiz.