ESTRIBOR
¿Quién está detrás?

Presidente Duque: es el momento de su mandato no el de nadie más.

Que todo va muy mal y va a estar peor. Que ojalá se vaya Duque rápido. Que este sistema fracasó. Que las protestas no van a parar hasta que todo cambia.

Se apoderó de Colombia un pesimismo que no trae nada bueno. Una actitud negativa frente a todo que pareciera que nos pagaran por eso. Y una inconformidad con todo, pero nada de propuestas ni soluciones al aparente fracaso de todo. Marchas, conciertos y arengas que piden que el presidente se vaya. Pero al escucharlos uno lo que ve es que se confunde todo con todo y el presidente es todo y se vuelve un sinónimo del Estado y así responde por todo y es el único culpable de todo.

Los que marchan no tienen por qué saber derecho constitucional -aunque cualquier ciudadano debería saberlo para poder exigir o criticar con fundamento- pero los que marchan deben entender que su derecho a protestar no prevalece sobre el derecho a la locomoción. Ambos son derechos fundamentales.  Si usted sale a gritar que el Estado es un violador de derechos y debe acabarse, usted debe entender también que usted actúa como un violador de derechos al impedirle a los demás moverse libremente. Además, el gobierno no es todo. Hay tres ramas del poder. Legislativa, ejecutiva y judicial. El que hace las leyes es el Congreso, que representa el poder legislativo. Si está inconforme con la ley o las leyes promulgadas debe dirigirse es al Congreso a protestar. No a la casa del presidente ni a la Universidad Sergio Arboleda. El negativismo y la ola de pesimismo se vuelven un círculo y no trae sino cosas negativas.  Nada de lo que está sucediendo genera valor.

¿Por qué no tratamos de ver lo bueno en todo? ¿Qué va mal y qué bueno proponen para mejorarlo? ¿Qué sistema proponen? ¿Qué líder proponen? Si logran sacar a Duque -que es lo que irresponsablemente quieren- ¿qué estrategia tienen? Pregunten en una marcha a cualquier inconforme de qué está inconforme y verán que no tiene claro nada salvo querer todo gratis. Las razones son variopintas. Fenómeno: las aletas de tiburón, el fracking, Duque, Uribe, el clima, la marihuana, Esmad, la ley etcétera. Noúmeno: ¿infelicidad interna, negativismo, frustración, fracasos personales, depresión, odio y envidia? Es posible…

Se volvió un planzazo, bloquear calles, danzar en las vías públicas. Enviar una imagen super negativa de Colombia hacia afuera. Generar pérdidas billonarias en pequeños y medianos empresarios. Vagar. Violar el derecho a la locomoción, ambiente sano, la paz y la tranquilidad. ¿A todo eso se tiene derecho por ejercer el derecho a la protesta? Insisto: no hay una inconformidad clara. Hay una suma de pequeñas inconformidades de 200 años de vida republicana sin ningún norte.

Medios de comunicación, artistas, establecimiento, inconformes en general. ¿Quién está detrás?

Presidente Duque: haga valer su autoridad. Es el momento de su mandato no el de nadie más. Lo estamos esperando.

@ReyesJuanfelipe