El Mesías vuelve a escena con Dunedin Consort y Coro de la Ópera

Foto cortesía Teatro Mayor

NO ES una sorpresa que El Mesías de Händel siga cautivando audiencias año tras año. Aunque el coro de ¡Aleluya! se ha convertido en su fragmento más reconocido, Händel escribió cada nota para impresionar y asombrar a sus oyentes. Sus coros son tan inmensos como cualquiera de las composiciones de Händel, los solos son profundamente conmovedores y su drama, poderoso e irresistible.

Y es precisamente esta emblemática y aplaudida obra la que trae a las tablas del Teatro Mayor, este fin de semana, la agrupación escocesa  Dunedin Consort, para cerrar la temporada del Reino Unido como país invitado de honor a dicho escenario capitalino.

Dirigida por John Butt el grupo pondrá en escena una de las obras maestras de Händel, que está tradicionalmente asociada con la temporada navideña y es popularmente conocida por el coro de ‘Aleluya’. Estos conciertos, en los que también participará el Coro de la Ópera de Colombia.

Compuesta como un oratorio, desde el día de su estreno se convirtió en un verdadero fenómeno. Ha sido interpretada ininterrumpidamente y es la obra navideña por excelencia. Händel compuso El Mesías en Londres en apenas tres semanas. Este oratorio trata no sólo del nacimiento de Jesús de Nazaret sino de toda su vida.

El libreto fue compilado por Charles Jennens y consiste en fragmentos de versículos de la Biblia del rey Jacobo. Jennens concibió la obra más como una ópera en tres actos que como un oratorio, en el que cada parte consta de varias escenas. La mayor parte del libreto procede del Antiguo Testamento.

En Bogotá, los 15 músicos del Dunedin serán dirigidos por el clavecín de John Butt y además participarán la soprano Rachel Redmond, el alto Jess Dandy, el tenor Nicholas Mulroy y el bajo Roland Wood, junto al Coro de la Ópera de Colombia, dirigido por Luis Díaz Hérodier.

Dunedin Consort es uno de los más importantes grupos barrocos del mundo, reconocido por sus vívidas y perspicaces interpretaciones y grabaciones. Creado en 1995 y bautizado en honor a Din Eidy, el nombre céltico del castillo de Edimburgo, el Dunedin Consort tiene como ambición hacer que la música antigua sea relevante en la actualidad. Bajo la dirección musical de John Butt, el ensamble ha ganado dos codiciados premios Gramophone: en el 2007 por su grabación de El Mesías, de Händel, y en el 2014 por la de El Requiem, de Mozart, que además fue nominada al premio Grammy en la categoría de mejor interpretación coral.

El Dunedin Consort aparece regularmente en los festivales más importantes del Reino Unido, además de viajar a Canadá, Italia, España, Irlanda, Alemania, Bélgica, Israel y Francia. Aunque está dedicado a interpretar el repertorio barroco y clásico, y tiene un dedicado trabajo en el campo de investigación de música antigua, la agrupación ha encargado e interpretado numerosas composiciones contemporáneas a autores como William Sweeney, Errollyn Wallen, Peter Nelson y Sally Beamish. Este año, con BBC Proms, estrenó cuatro comisiones de los compositores Nico Muhly, Stevie Wishart, Stuart MacRae y Ailie Robertson.

Por su parte John Butt, el director, desde que era estudiante en la Universidad de Cambridge ocupó el cargo de académico de órganos en el King’s College. En 1987 recibió su posgrado y más adelante fue profesor en la universidad de Aberdeen y miembro del Magdalene College Cambridge y de la facultad de Berkeley como organista universitario y profesor de música. En otoño de 1997 regresó a Cambridge como profesor universitario y en el 2001 llegó a Glasglow a asumir el cargo de director del Dunedin Consort.

Butt ha sido director invitado en la Orquesta de la Era de la Ilustración, el Concierto Inglés, la Orquesta Barroca Irlandesa, la Orquesta Barroca Filarmónica, la Orquesta de Cámara Escocesa, la Orquesta Sinfónica de Stavanger, entre otras. Además, en el 2003 y en el 2006, respectivamente, fue elegido miembro de la Royal Society of Edinburgh y de la Academia Británica; en el 2011, se convirtió en el quinto ganador del Premio Bach de la Real Academia de Música y en el 2013 recibió la medalla del Royal College of Organists por sus servicios a la música en Escocia.

Los fondos recaudados en la función del 7 de diciembre serán a beneficio de la Fundación Proyecto Unión.