Morosidad podría llegar a $36,5 billones en junio de 2021

Foto archivo ENS

De acuerdo con proyecciones del sector bancario, la mora en los créditos de los colombianos podría llegar a $36,5 billones a junio de 2021, debido al desempleo.



De acuerdo con el presidente de Asobancaria, Santiago Castro, en el primer semestre del próximo año se presentará un pico en el impago de los créditos por parte de los colombianos por los efectos de la pandemia del covid-19.

El dirigente gremial dijo que los mayores efectos se van a sentir en los microcréditos, comercial, consumo y de vivienda, de acuerdo con las tendencias que se vienen realizando.

Según la entidad, los impactos podrían llegar a aumentar el próximo año, teniendo en cuenta que la cartera al cierre de 2020 va a llegar a los $500 billones.

A pesar de esta situación, el directivo explicó que el sistema financiero se encuentra preparado para afrontar el aumento de los impagos por parte de los colombianos con suficientes provisiones y reducciones en el riesgo por parte de los usuarios.

Castro afirmó que uno de los retos que tiene el sector para 2021 es generar una estrategia integral, que contemple medidas tanto del sector financiero como del Gobierno nacional, para continuar otorgando alivios a aquellos deudores que lo requieran. 

Para ese gremio es importante que se adelanten estas iniciativas garantizando la adecuada gestión del riesgo, con el fin de mantener el flujo del crédito en la economía. 

“Por ejemplo, a través de garantías y créditos de redescuento con el fin de mitigar los impactos que la pandemia seguirá generando durante el próximo año”, explicó el presidente de Asobancaria.

Impactos

 De acuerdo con la Superintendencia Financiera de Colombia el 90% de las personas que solicitaron periodos de gracias entre abril y julio del presente año, ya retomaron el pago de sus obligaciones bancarias. 



Sin embargo, cerca de 1,6 millones de colombianos han tenido que acudir al Programa de Apoyo a Deudores (PAD) para redefinir las condiciones de sus créditos, que ascienden a los $30 billones. 

Luego de que finalizaron los periodos de gracia en el país, se empezó a evidenciar un crecimiento en la cartera vencida, la cual pasó de los $20 billones en julio a $23 billones en agosto del presente año.

Teniendo en cuenta que los ingresos de los hogares colombianos se han visto impactados de forma importante, el sector bancario considera relevante que se tomen medidas que contribuyan a generar facilidades de pago, para evitar que los ciudadanos se sigan atrasando con el pago de sus deudas. 

De otro lado, la DIAN informó que, entre enero y octubre de este año, los colombianos pagaron $121,5 billones en impuestos. Este resultado representa una caída del 9% frente al mismo periodo del año anterior, cuando el recaudo llegó a los $133 billones. 

En 2020, la entidad ha dejado de percibir alrededor de $12 billones en el recaudo de impuestos, debido a los impactos que ha ocasionado la pandemia del covid-19, situación que llevó al Gobierno a revisar su meta de recaudo para este año, la cual pasó de los $158 billones a los $134,7 billones. 

Año corrido

La entidad señaló que en lo corrido del año, el 72.5% del recaudo correspondió a retención en la fuente a título de Renta, con un saldo que llega a los 42 billones de pesos; el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que suma 26 billones de pesos y tributos aduaneros con 19 billones de pesos. 

Asimismo, los tributos asociados a la actividad económica interna generó un recaudo por $102,48 billones, con un porcentaje de participación del 84.3%. Mientras que los tributos asociados al comercio exterior sumaron $19 billones.

Por su parte, el recaudo con Títulos de Devolución de Impuestos (Tidis) en los últimos diez meses sumó $12,74 billones, para un crecimiento frente a igual período de 2019. 



Solamente en octubre, el cobro bruto de impuestos fue de $9,28 billones, cifra inferior en un 5,9% a la registrada en el mismo periodo de 2019, cuando llegó a $9,87 billones.

La DIAN explicó que el 78.9% del recaudo, en el décimo mes del año, correspondió a retención en la fuente a título de Renta, tributos aduaneros e impuesto de Renta. Entre enero y octubre, se adelantaron acciones de cobro dirigidas a 145.481 contribuyentes que presentaban una cartera en mora de $14 billones.