Oposición vuelve a cuestionar labor de Minhacienda

Foto cortesía
En sesión con esa bancada, Carrasquilla dijo que el Gobierno está tranquilo con las cifras

 

En sesión exclusiva con el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, sobre el presupuesto general 2020, los parlamentarios de la oposición volvieron a cuestionar al funcionario sobre cuáles empresas serían enajenadas para cubrir el déficit de $8.5 billones y las proyecciones de inflación y crecimiento para este año.

Carrasquilla manifestó que, respecto a estas últimas cifras, el Gobierno está “bastante tranquilo”. “En materia de inflación, hemos tenido unos problemas en materia de alimentos muy estacionales que no hay la menor duda que van a ser manejados. Estamos bastante tranquilos con las cifras de crecimiento e inflación”, dijo.

En relación con el tema de las enajenaciones, que centró gran parte de las inquietudes de los parlamentarios de los partidos Alianza Verde, MAIS, Farc y Polo Democrático el funcionario afirmó no se puede dar un cronograma sobre las enajenaciones y reiteró que los activos del Estado tendrían un valor cercano a los 50.000 millones de dólares.

“Tenemos una lista muy grande de activos. No sabemos con total precisión el valor. Eso debe cambiar cada día, pero tenemos una lista cuya valoración tentativa es de 50.000 millones de dólares. Eso sobrepasa en ordenes de magnitud las necesidades que eventualmente tendríamos el año entrante”, afirmó.

Y añadió: “Ya tenemos el monto del presupuesto. Estamos tranquilos con que la financiación de ese monto se va a surtir adecuadamente, pero nosotros necesitamos tener márgenes de maniobra. Dentro de los 50.000 millones de dólares en que han sido valoradas esas tenencias en las más de 100 propiedades que tiene el Estado, adquiridas a lo largo de muchos años, tenemos que tener el margen de maniobra y mal haría cualquier persona responsable de dar un cronograma exacto en qué momento se va a hacer una transacción”.

Señaló, no obstante, que “varias cosas que están jugando a favor de los $8.5 billones que se han citado aquí. Las utilidades del Banco de la República van a ser mayores. Ya estando octubre tenemos una idea de que esas utilidades van a ser una parte importante de esos 8.5 billones que tenemos tentativos. Tenemos empresas que se puede considerar su venta. Por ejemplo, las propiedades que se tienen en Telefónica. Tenemos unos recursos patrimoniales que están siendo mal utilizamos. Estamos tranquilos en el sentido que vamos a poder lograr el financiamiento de esos $271 billones”.

El senador Juan Luis Castro, de la Alianza Verde, señaló que le “quedaron algunas dudas” respecto a las respuestas del Ministro. “Estamos de acuerdo que el margen de maniobra serían los bonos de capital por 52.000 millones que tiene el Banco de la República (…) Esos $8.5 billones que equivaldrían a la enajenación de ISA no podrán ser contados como margen de maniobra sino como renta porque ya están incluidos en el Marco Fiscal de Mediano Plazo. ¿Por qué insisto en ISA? porque es la única de las posibles enajenaciones que ya tiene un contrato de estructuración por $5.200 millones. Me deja preocupado, además, que usted nos dice que el déficit no sea de 16 billones como lo teníamos sino de 24 billones. Entonces hay mucha más certeza que posiblemente sea enajenada ISA”.

El representante por Bogotá Mauricio Toro, también de la Alianza Verde, cuestionó las exenciones tributarias de la ley de financiamiento. “Estamos hablando que el estado colombiano, en la última reforma tributaria, amplió las exenciones a una cantidad de empresas que hoy acumulan un 4,4% del presupuesto. Entendemos que hay unas exenciones muy importantes (…) La exención que tiene la banca es muy alta, de 1,6 billones. Con una claridad y es que los bancos en Colombia tienen una de las bancas menos competitivas”, manifestó-

A su turno, el representante por Antioquia, Jorge Gómez, del Polo Democrático, afirmó que el “presupuesto se está aprobando de la misma manera anticuada. Estos tan modernos están regateando un presupuesto en las comisiones económicas para que le aprueban lo grueso a cambio de menuditas para que los parlamentarios puedan ir a su región diciendo que consiguieron la plata para el puentecito y el parquecito”.

Gómez señaló, además, que es “falso lo que dice el gobierno que este es el presupuesto más social. Este es el presupuesto menos social de la historia. Todos los rubros de inversión social caen. Nos dijeron que agricultura caía por el traslado de la Vivienda Rural al Ministerio de Vivienda. Agricultura cae 25%, casi medio billón de pesos, pero Vivienda solo sube $250.000 millones”.