Partido Conservador pide al presidente que haga sentir su autoridad

Foto archivo ENS

 “La gente debe entender que no se puede quebrantar la ley ni los derechos ciudadanos”, señaló en las últimas horas el presidente del Directorio Nacional Conservador, el curtido político Omar Yepes Alzate, a propósito de las marchas de protesta de los últimos meses, varias de las cuales han terminado en graves desórdenes.

En ese sentido pidió al presidente, Iván Duque, revestirse de las facultades que tiene para hacer sentir la autoridad y que ponga “a cada uno en su lugar”.

Yepes explicó que “cuando digo que ponga a cada quién en su sitio es que la gente entienda la autoridad y que no pueden violentar ni la ley ni los derechos de los ciudadanos como viene sucediendo, particularmente al final de todas las marchas que se están celebrando en el país”.

Pidió el dirigente partidista al jefe de Estado que “apriete el puño y haga sentir la autoridad que tiene por mandato del pueblo colombiano, que mayoritariamente lo acompañó con su voto en 2018”. Agregó que no puede salírsele de las manos al primer Mandatario el manejo del orden público urbano y rural.

Y en segundo lugar, urgió Yepes, “que los órganos de poder cada quien haga lo suyo, ninguno invada el territorio del otro, y si hay que legislar para poner a cada quien en su sitio se legisle para que cada quien promueva sus actos dentro de la Constitución y las leyes de la República”.

En este sentido, el dirigente político haría referencia a un reciente fallo de tutela emitido por la Corte Suprema de Justicia, en donde resuelve que el Esmad y otros miembros de la Fuerza Pública deben abstenerse de usar represalias desmedidas sobre la legítima protesta. Además, ordena que en un acto de reparación simbólica el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, pida disculpas a los manifestantes agredidos en pasadas jornadas de protestas.

Frente a este fallo y el presunto exceso de fuerza por parte de algunos uniformados, como la Fiscalía señala a dos patrulleros que hace tres semanas en Bogotá condujeron al ciudadano Javier Ordóñez a un CAI y posteriormente a una clínica en donde falleció por los golpes que reveló la necropsia, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, dijo que la modernización de la Policía viene en marcha desde hace tiempo y es parte de Política de Seguridad y Convivencia, proceso en el cual entre otros se están revisando los protocolos de actuación de los agentes.

El pasado lunes, el Presidente del Directorio Nacional Conservador señaló que “bien que se refuercen protocolos para el uso de la Fuerza Pública en orden a que se respeten los derechos humanos, pero los colombianos debemos respaldar sin vacilación las operaciones policiales para que se garantice el orden público tal como lo ordenan las normas”.

Antes de esta afirmación, Yepes Alzate puso de relieve que “la Fuerza Pública no actúa cuando las marchas son pacíficas, simplemente observa, vigila. Cuando las marchas degeneran en violencia, tiene la obligación de actuar para restablecer el orden y garantizar vida y bienes. Así de claro”.

Al igual que señaló “la sociedad colombiana está desquiciada, perdió total respeto por la autoridad. Al Presidente se le irrespeta, a la Policía se le atropella cuando trata de rescatar el orden. Lo más grave: los medios y columnistas se solidarizan con el desorden y vapulean la legalidad”.

Fuerza de coalición

El Partido Conservador es uno de los principales soportes políticos del gobierno de Iván Duque como parte de la coalición que también integran el Centro Democrático y La U. Además, apoyó la candidatura de este en las elecciones presidenciales del 2018.

En medio de la reciente polémica nacional por el accionar irregular de algunos integrantes de la Fuerza Pública el Partido Conservador manifestó su pleno respaldo al presidente Duque.

En un comunicado la colectividad señaló que "entregamos una vez más al Gobierno presidido por el doctor Iván Duque nuestra más firme solidaridad y respaldo".

Agregó el Partido Conservador en dicho comunicado que "la oposición, reflejada en los movimientos de izquierda y los llamados grupos alternativos, con la complicidad y apoyo de algunos comunicadores e instituciones, se ha dado a la tarea de aprovechar cualquier circunstancia para tratar de crear caos en la Nación y abrir posibilidades para llevar a buen puerto sus intereses, que no son otros que la conquista del poder y el consiguiente derrumbamiento de nuestras tradiciones".